Economía

EEUU amenaza de nuevo con un impago de su deuda en menos de un mes

  • La secretaria del Tesoro indica que los fondos expirarán el 15 de diciembre
  • La reconciliación de presupuesto, una opción "viable"
La secretaria del Tesoro, Janet Yellen.
Nueva Yorkicon-related

En menos de un mes, Estados Unidos enfrenta la posibilidad de no poder costear sus responsabilidades financieras. La secretaria del Tesoro, Janet Yellen, indicaba esta semana cómo a partir del próximo 15 de diciembre, doce días más tarde de lo inicialmente previsto, el país volverá a tocar su techo de deuda. Una situación complicada si tenemos en cuenta que los demócratas todavía deben someter a votación en la Cámara de Representantes el paquete de gasto adicional por valor de 1,85 billones de dólares así como evitar el posible cierre del gobierno a partir del próximo 3 de diciembre.

En una carta dirigida a la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, Yellen explicó que su estimación revisada es en parte el resultado de la promulgación por parte del presidente Joe Biden del plan bipartidista de infraestructuras de un billón de dólares rubricada a principios de esta semana.

Aunque Yellen mostró un alto grado de confianza en que el Tesoro podría financiar al gobierno de los EEUU hasta el 15 de diciembre y completar dicha inversión, la ex presidenta de la Reserva Federal reconoció que existen escenarios en los que el Tesoro se quedaría sin recursos suficientes para continuar financiando otras operaciones más allá de esta fecha.

Cabe recordar cómo el Tesoro de EEUU reanudó el uso activo de sus medidas extraordinarias hace un par de semanas. Según los datos más recientes, Yellen puede aprovechar hasta 187.000 millones de dólares gracias a estas operaciones. Al mismo tiempo, la cuenta general del Tesoro (TGA, por sus siglas en inglés) se sitúa cómodamente por encima de los 250.000 millones de dólares. De esta forma se espera que el Tesoro continúe utilizando una combinación de la TGA y las medidas extraordinarias para hacer frente a los gastos por ahora. Sin embargo una vez que se agoten las medidas extraordinarias a mediados de diciembre podría comenzar a producirse cierta dislocación en los mercados de bonos del Tesoro. Yellen ha indicado que elevar el límite de la deuda a través de la reconciliación de presupuesto partidista es una "opción viable", una sutil indicación de que los demócratas podrían estar dispuestos a utilizar este procedimiento.

Los demócratas enfrentan así un calendario agitado antes de terminar el año. A la espera inminente del diagnóstico que la Oficina Presupuestaria del Congreso (CBO, por sus siglas en inglés) debe hacer de plan de gasto social y medioambiental de Biden, la propuesta debe someterse a votación en el Congreso. Si logra el apoyo suficiente enfrentaría un mayor reto en el Senado, donde los senadores demócratas Joe Manchin y Kyrsten Sinema, no han dejado claro si apoyarán dichas propuestas. Los demócratas no pueden perder ningún escaño en la Cámara Alta dado que no contarán con respaldo de ningún republicano.,

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud