Economía

Bruselas eleva el tono y amenaza a Londres si desvía el pacto del 'Brexit'

  • Alerta de "graves consecuencias" si suspende el protocolo sobre Irlanda del Norte
  • Reino Unido continuará negociando con París una solución a su disputa pesquera
David Frost (izq, primer plano) y Maros Sefcovic (dcha, primer plano), en un encuentro negociador en Londres. Foto: Reuters
Bruselas

"Hubo un giro importante por nuestra parte, pero hasta ahora no hemos visto ningún movimiento de Reino Unido. Resulta decepcionante y, una vez más, insto al Gobierno del Reino Unido a que se comprometa sinceramente con nosotros", aseguró Maroš Šefcovic, el vicepresidente de la Comisión Europea al cargo de las negociaciones post-Brexit, que volvió ayer a elevar el tono tras un nuevo desencuentro con Londres, en el que advirtió de las consecuencias si el Gobierno de Boris Johnson se desvía del acuerdo.

Šef?ovi? se vio las caras el viernes con su homologo británico, David Frost, en Bruselas para una tercera ronda de negociaciones entre la UE y Reino Unido sobre la aplicación del protocolo de Irlanda del Norte, que regula el comercio en la única frontera física británica con Europa desde el Brexit. Pero las posturas de ambas partes siguen muy lejos de un acuerdo posible, y Londres amenaza con activar el artículo 16 del texto que suspende de facto el acuerdo.

"No vamos a activar el artículo 16 hoy, pero está muy presente y lo ha estado desde julio", aseguró Frost a su llegada a la reunión, "el tiempo se está agotando en estas conversaciones. Si queremos avanzar, tenemos que avanzar pronto y nuestra preferencia es hacerlo, y ver si podemos llegar a un acuerdo", insistió el británico. Pero el mecanismo estaba previsto para situaciones de emergencia, y Bruselas advierte de que su activación es movimiento peligroso.

"En estos momentos se habla mucho del artículo 16. Que no quepa duda de que activar el artículo 16 para buscar la renegociación del Protocolo tendría graves consecuencias para Irlanda del Norte, ya que provocaría inestabilidad e imprevisibilidad", advirtió Šefcovic, "pero graves también para las relaciones entre la UE y el Reino Unido en general, ya que significaría un rechazo a los esfuerzos de la UE por encontrar una solución consensuada para la aplicación del Protocolo".

A Bruselas no le gustan las amenazas y lleva semanas tratando de rebajar la tensión para encontrar una solución a la disputa con Londres. De hecho, la Comisión puso sobre la mesa una propuesta de reforma del protocolo, tras una intensa y difícil negociación tanto interna como con los Veintisiete países de la UE.

La propuesta no aborda la cuestión fundamental para Reino Unido: el Tribunal de Justicia de la UE

La propuesta aspira a superar los obstáculos en la negociación, y pasa por reducir un 80% el papeleo y los controles de los productos que transitan la frontera camino de los supermercados del norte. También aspiraba a simplificar los trámites en las aduanas para facilitar el flujo comercial. Una suerte de "línea express", aseguró Šefcovic, "se trata de un modelo totalmente nuevo para el traslado de mercancías desde Gran Bretaña a Irlanda del Norte, que dará lugar a un aumento de las oportunidades para los ciudadanos". Pero a los países de la UE les preocupa que esto pueda abrir la puerta al comercio ilegal y al paso de productos que no cumplan los estándares fitosanitarios europeos, a través de la frontera de Irlanda, poniendo en peligro la industria agrícola del continente. Por eso, a cambio, Bruselas pide a Londres que comparta la información aduanera; construya las infraestructuras necesarias para realizar los controles antes de que los productos lleguen a Irlanda del Norte y se asegure de que se quedan en territorio británico.

Sin embargo, la propuesta no aborda la cuestión fundamental para Reino Unido: sigue siendo el Tribunal de Justicia de la UE quien se encarga de dirimir cualquier violación del protocolo. Bruselas, en esto, no se mueve y ambos negociadores volvieron a chocar en la que es ya la tercera ronda de negociaciones a nivel político. "Los avances han sido limitados y las propuestas de la UE no abordan actualmente de forma eficaz las dificultades fundamentales del funcionamiento del Protocolo", aseguró Frost.

Frost y Šefcovic volverán a reunirse la próxima semana, esta vez en Londres, y la UE advierte de la importancia de la próxima reunión, que debe ser clave para encontrar una solución al conflicto. "Nuestro objetivo debe ser establecer estabilidad y previsibilidad para Irlanda del Norte", insistió el vicepresidente.

Choque de barcos

El nuevo encontronazo llega en pleno conflicto entre Francia y Reino Unido, tras restringir los británicos el acceso a sus aguas de los bancos franceses. El presidente Emmanuel Macron amenazó con represalias, pero tras una reunión bilateral con el primer ministro Boris Johnson en los márgenes de la COP26 en Glasgow, decidió continuar con las negociaciones. El propio Frost y el secretario de Estado de Asuntos Europeos, Clemènt Beaune, se reunieron el París el pasado jueves, pero no lograron nuevos avances. También sobre esta cuestión, la Comisión mostró su apoyo a las autoridades francesas insistiendo en que Reino Unido debe garantizar el acceso a sus aguas.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

A Favor
En Contra

Nuestros políticos son (No comment)...Parece mentira que no los conozcan. Ellos incumplirán siempre sus acuerdos (Como ha hecho siempre) y si les es posible, nos intentaran meter en alguna guerra que ellos mismos habrán provocado a ver si así nos revientan por tercera vez.

Puntuación 1
#1