Economía

El 70% de los empresarios se opone a un aumento de la presión fiscal

  • Una amplia mayoría apoya el impuesto mínimo global del 15% sobre Sociedades
Madrid

El contrato de España con la Comisión Europea para la recepción de los fondos Next Generation EU depende de una serie de reformas estructurales sobre las que Bruselas está muy pendiente y vigilará con lupa. Entre ellas, la reforma fiscal es uno de los grandes compromisos que se comprometió a realizar el Gobierno de Pedro Sánchez. Los expertos fiscales, directivos y empresarios, consultados por la consultora PwC, señalan sus preferencias para transformar el sistema fiscal y restaurar la suficiencia financiera. En definitiva, opinan cómo se puede ingresar más, gastar menos y ganar en eficiencia.

Para empezar, el 79% de los encuestados no creen, es decir, se posicionan en desacuerdo con que la solución sea un aumento generalizado de la presión fiscal. Por su parte, apuestan mayoritariamente por un mayor esfuerzo contra el fraude fiscal (casi tres de cada cuatro lo recomiendan). Otra alternativa que se explora en la encuesta es la de los impuestos medioambientales. Dos de cada tres opiniones están a favor de potenciarlos, aunque no tanto por razones recaudatorias como por la conveniencia de desanimar el consumo no sostenible desde el punto de vista medioambiental.

La posibilidad de subir los tipos del IVA genera una cierta división entre los participantes, aunque son más (casi un 40%) los que están en contra. Medidas o recargos transitorios para elevar la presión en los impuestos, como el IRPF o el de Sociedades, también son rechazados por la mayoría. Tampoco deberían tocarse ni la fiscalidad de las rentas salariales ni las cotizaciones sociales, que ya están suficientemente gravadas.

La contribución de las empresas a la Hacienda común es objeto de discusión a nivel nacional e internacional. Los encuestados defienden su simplificación y también son partidarios en su mayoría de que los esfuerzos de la inspección se centren en los grandes grupos.

A nivel internacional, la opinión es concluyente: el 77,7% apoya el reciente pacto de la OCDE, firmado por 130 países, para establecer un tipo mínimo del 15% en el Impuesto sobre Sociedades, que trata de evitar el uso abusivo de las políticas de competencia fiscal para atraer a los inversores. Cosa distinta es si finalmente dicho acuerdo se llevará a la práctica. Casi la mitad creen que es poco probable.

Por otra parte, una amplia mayoría aboga por la supresión de los impuestos de Patrimonio y de Sucesiones, que también son objeto de debate público en España por las diferencias de aplicación entre comunidades autónomas.

Dónde recortar

La encuesta apunta claramente hacia el gasto corriente como principal partida a recortar para recuperar el equilibrio financiero. Tres de cada cuatro participantes están por la labor.

Otra forma de reducir gastos es el ajuste de las bonificaciones y los tipos reducidos en los diversos impuestos. En este punto, las opiniones son más matizadas. Casi la mitad están a favor, pero cuando se desciende al detalle por impuestos, no hay muchos partidarios de meter aquí la tijera. Solo en el caso del Impuesto sobre Sociedades hay un porcentaje significativo (41,2%) que defiende suprimir las exenciones y bonificaciones actuales. En el IRPF y en el IVA no hay consenso para eliminarlas.

El copago de la educación es rechazado por el 39,4%. Por el contrario, la aplicación de sistemas de copago en los servicios de la sanidad pública y en los medicamentos cuenta con un respaldo significativo (un 44,2% lo aprueba).

Los encuestados están también preocupados por la situación financiera de las Administraciones Públicas y por la ausencia de mecanismos de control adecuados. Según el 61,2% de ellos, el precepto de estabilidad financiera de las Administraciones Públicas no está acompañado de una normativa sancionadora que limite suficientemente su incumplimiento. También hay críticas a la labor del Tribunal de Cuentas, que para la mayoría no ha cumplido con su función y debería ser sustituido por un organismo independiente.

Peaje sobre las autovías

Un tema candente y de rabiosa actualidad que también se trata en la encuesta de la consultora del 'Big 4'. Se pregunta a los expertos sobre la posibilidad de establecer un peaje a las autovías, una propuesta que el Gobierno ha puesto sobre la mesa en las últimas semanas. La respuesta no es concluyente, pero una mayoría relativa de los encuestados (un 36,5%) se manifiesta en contra de este impuesto que supondría un peaje por uso de las autovía públicas en nuestro país.

Y habría malas noticias para ese algo más de un tercio de encuestados por PwC. La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez hizo alusión la semana pasada al compromiso que el Gobierno adquirió con Bruselas de tarifar el uso de las autovías a partir de 2024, con el objetivo de asegurar que se dan las condiciones de seguridad necesarias para su uso: quieren reflejar en la fiscalidad las externalidades , especialmente contaminación.

comentarios2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

alf
A Favor
En Contra

No viene en el artículo la palabra PENSIONES, que es la partida más importante y más creciente de gasto público (es más grande que todas las demás juntas). Mientras no se toquen las pensiones, no existe otra alternativa que subir los impuestos TODOS los años, y aun asi nunca se llega a cubrir del todo y seguimos acumulando déficits. Sube todos los años como la espuma tanto el número de pensionistas como la pensión media (superior al salario medio, lo que es definitorio de hacia donde va España: ganan más dinero los que no trabajan que los que trabajan).

Puntuación -1
#1
Paro
A Favor
En Contra

Toda esta "fiesta" va a acabar, como siempre que gobierna el PSOE en un paro demoledor.

Puntuación 0
#2