Economía

Este es el método para cobrar la pensión de jubilación y trabajar a la vez

  • La jubilación flexible contempla compatibilizar ambas cosas
  • Reduce la pensión de forma inversamente proporcional al trabajo
  • Permite aumentar las cotizaciones y engordar la base reguladora
Foto: Dreamstime.

La idea generalizada que todo el mundo se hace de la jubilación es la de un periodo en el que la persona deja de trabajar y vive directamente de la pensión. Sin embargo, existe la oportunidad de prolongar la carrera laboral a la vez que se percibe dicha pensión, aunque con reducciones.

Esto se puede hacer a través de la jubilación flexible, una de las modalidades alternativas a la jubilación ordinaria que prevé la Seguridad Social y que está disponible para todos los regímenes salvo para "los Funcionarios Civiles del Estado, de las Fuerzas Armadas y del personal al servicio de la Administración de Justicia", según explica el organismo.

El funcionamiento es el siguiente: una vez el trabajador llegue a la edad de jubilación se le permite compatibilizar un trabajo a tiempo parcial con el cobro de la pensión, que se verá reducida de forma inversamente proporcional al tiempo de la jornada laboral. Durante todo este tiempo, "mantendrán la condición de pensionista a efectos de reconocimiento y percibo de las prestaciones sanitarias", explica la Seguridad Social.

Tal y como informa el organismo, las reducciones de la jornada laboral (respecto a una jornada a tiempo completo) están reguladas y solo pueden ser de entre el 25 y el 50%. Es decir, la jornada del jubilado solo podrá ser de entre el 50 y el 75% de la jornada completa.

Para poder acogerse a este tipo de jubilación, el trabajador deberá comunicarlo a la Seguridad Social antes del inicio de la reducción de la jornada. Mientras siga en esta modalidad, el jubilado irá acumulando cotizaciones que mejorarán la pensión que tendrá tras el cese en el trabajo.

Cuando este cese tenga lugar, se procederá al recálculo de la pensión sumando las cotizaciones previas, "salvo que la aplicación de lo establecido en esta regla diese como resultado una reducción del importe de la base reguladora anterior", ya que en estos casos se mantendría la pensión con la que se comenzó la jubilación parcial.

Al margen de la posible subida en la base reguladora (lo cual aumentaría la pensión), el aumento en las cotizaciones también puede implicar menores coeficientes o incluso la eliminación de estos si en un primer momento se optó por la jubilación anticipada.

¿Cuándo se puede hacer?

La Seguridad Social explica que esta modalidad de jubilación solo se puede compatiiblizar con las prestaciones de incapacidad temporal (en periodos de baja) y de maternidad derivadas del trabajo a tiempo parcial.

No se podrá compatilbizar, sin embargo, con cualquier pensión por incapacidad permanente derivada del trabajo a tiempo parcial y que tuviese lugar con posterioridad al comienzo de la jubilación parcial.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

VIO
A Favor
En Contra

Desde luego no es el único método. La Seguridad Social permite a un empresario que llega a la edad de jubilación poder continuar trabajando en su empresa. Para ello tiene que renunciar al 50% de la pensión que le corresponde y a la vez seguir cotizando como autónomo. De esta forma, puede permanecer trabajando el tiempo que quiera, con el horario que considere. Hace unos años, cobraba el 75%, pero siendo presidente de gobierno Mariano Rajoy, consideró que era demasiado, y se bajó al 50% que se mantiene hasta ahora.

Puntuación 1
#1