Economía

Evergrande: el Rinoceronte Gris que puede provocar un terremoto en la economía de China

  • Natixis: "La pregunta es si la caída de Evergrande desencadenará un efecto dominó"
  • Nomura: "La deuda de los promotores chinos alcanza los 4,4 billones de euros"
  • La ralentización del sector puede suponer un serio lastre para la economía

El mercado inmobiliario chino y la economía del 'gigante asiático' se enfrentan a un momento muy delicado. A la propia desaceleración que está sufriendo la actividad china, se le une la llegada del gran 'Rinoceronte Gris' (Evergrande). La autoridad de la vivienda china ha notificado a los principales bancos del país que Evergrande Group no podrá pagar los intereses del préstamo que vence este 20 de septiembre. Este impago del gigante inmobiliario podría ser solo el principio de una crisis de deuda en el sector inmobiliario que podría azotar a la segunda mayor economía del mundo.

El deterioro financiero del gran 'Rinoceronte Gris' chino Evergrande, que acumula unos pasivos totales que superan a los 250.000 millones de euros (alrededor del 2% del PIB chino), está poniendo en peligro al sector financiero del país (el sector que engrasa las cadenas de la economía china). El concepto de Rinoceronte Gris fue popularizado por Michele Wucker en el libro The Gray Rhino, y se refiere a aquellos eventos que todo el mundo ve venir pero que nadie se atreve a atajar.

En el caso de China, este conjunto de peligros evidentes y sistemáticos (una bola de nieve de deuda de los hogares y empresarial) han sido ignorados, pese a que representan amenazas con una elevada probabilidad de hacerse reales, pudiendo tumbar las finanzas del país y reducir el crecimiento de la economía casi a la mitad.

Los impagos de Evergrande pueden acabar salpicando a otras promotoras y, sobre todo, al sector bancario de China. La banca del país ha sido clave para mantener el crecimiento de una economía que lleva años presentando desequilibrios que quedan siempre 'bajo la alfombra' con nueva refinanciación y más crédito.

Ahora, la situación parece encontrarse en un punto de no retorno. Las autoridades chinas podrían haber cambiado su 'modus operandi' para hacer frente al gran problema de la deuda de una vez por todas. 

Riesgo crediticio

Este mismo miércoles, la agencia de calificación S&P ha rebajado la nota de Evergrande a 'CC' desde 'CCC', con una perspectiva negativa, citando una menor liquidez y los mayores riesgos de incumplimiento de pago, incluida la posibilidad de reestructuración de la deuda.

Un incumplimiento de Evergrande Group podría exponer a numerosos sectores a un gran riesgo crediticio, según la agencia de rating Fitch, en una nota que publicó este martes por la noche, aunque en principio el impacto sobre el sector bancario sería manejable.

"Creemos que un incumplimiento reforzaría la polarización crediticia entre los constructores de viviendas y podría resultar un problema para algunos bancos más pequeños", señalaban desde Fitch.

¿Por qué ahora?

Desde el banco japonés de inversión Nomura explican en un análisis qué Pekín está decidido a frenar la financiación de los mercados inmobiliarios. "Las autoridades chinas están muy preocupadas por el rápido aumento de la deuda del sector inmobiliario por dos razones principales. En primer lugar, la acumulación excesivamente rápida de deuda relacionada con la propiedad por parte de los hogares y los promotores puede desencadenar una crisis financiera sistémica si los precios de las propiedades experimentan una caída sostenida", aseguran los analistas del banco japonés.

"En segundo lugar, esta rápida acumulación de deuda es insostenible y desplaza la financiación que, en cambio, podría asignarse a usos más sostenibles y eficientes, como la inversión en la fabricación de bienes de alta gama y el consumo doméstico", señalan los expertos.

El problema es que 'cortar' la financiación de este sector supone hacer frente a una 'montaña' de deuda que a primera vista parece impagable.

Una 'montaña' de deuda

Desde Nomura alertan de que el sector inmobiliario de China depende en gran medida del crédito. "Según nuestra propia estimación, la deuda de los promotores chinos totalizó unos 33,5 billones de yuanes (4,4 billones de euros) a finales del segundo trimestre de 2021. Por otro lado, los préstamos hipotecarios para hogares de China totalizaron 36,6 billones de yuanes (4,8 billones de euros) a finales del segundo trimestre de 2021, un 13,0% más que a finales del segundo trimestre de 2020. Para poner estas cifras en perspectiva, el PIB nominal de China en 2020 fue de 101,6 billones de yuanes (unos 13,4 billones de euros).

"Muchos promotores se encuentran en una situación delicada después de años de acumulación de deuda. Utilizando otra muestra de 132 promotores inmobiliarios chinos que cotizan en bolsa, estimamos que su índice de apalancamiento neto promedio ponderado, definido como deuda neta dividida por el capital, casi se duplicó desde el 58,7% de 2010 hasta el pico reciente del 111,9% en 2017, y se ha mantenido elevado en 91,0% en 2020 a pesar de una disminución progresiva", asegura el informe de Nomura.

Ante las restricciones impuestas por Pekín a la financiación convencional, el sector inmobiliario está intentando refinanciar su deuda a través de la emisión masiva de bonos y pagarés. Este tipo de financiación puede ser más cara, incrementando los gastos financieros.

Desde Nomura concluyen y advierten de que "debido al empeoramiento de las perspectivas en el sector inmobiliario de China, esperamos que aumenten los incumplimientos crediticios de los promotores, con los mayores riesgos centrados más hacia los bonos emitidos por pequeños y medianos promotores con una fuerte exposición a ciudades de bajo nivel en el interior y el norte de China".

Las ramificaciones de esta situación serán de gran alcance para el sector High Yield de China en particular. En lo que va de año, este segmento de China en el índice de bonos corporativos de mercados emergentes de JP Morgan ha bajado más de un 4%, en gran parte debido a Evergrande y al contagio a otros promotores de alto rendimiento (high yield). "Este aumento de la prima de riesgo exigida por los inversores pondrá sin duda en aprietos a un sector muy dependiente de la deuda y con grandes necesidades de financiación anual", comenta en una nota Mohammed Elmi, EM Fixed Income Portfolio Manager en Federated Hermes.

Desde el banco de inversión Natixis esperan que más promotores inmobiliarios privados y pequeños caigan con unas regulaciones más estrictas y unos ingresos más débiles, especialmente para las empresas con alto apalancamiento. China está incrementando su presión reguladora en varios sectores en un intento por recuperar el control de la economía.

"Una pregunta clave es si la caída de Evergrande desencadenará un efecto dominó y planteará riesgos sistémicos. La respuesta es que los riesgos sistémicos se evitarán en el período antes del Congreso del Partido Comunista de 2022 dada su importancia histórica. Sin embargo, no se puede descartar que la crisis de la deuda de Evergrande pueda crecer como una bola de nieve en el futuro, teniendo en cuenta que el crecimiento económico no será tan fuerte como en el pasado. El escenario más probable es que Evergrande se vea obligado a vender activos con grandes descuentos", concluyen desde Natixis.

¿Qué supone esto para China y su economía?

El sector inmobiliario es el mayor contribuyente al PIB de China. Con base a los datos de 2020, desde Nomura calculan que el sector inmobiliario contribuyó con un 12,3% al PIB de China según nuestra medida más estricta y hasta el 16,4% según el método más amplio.

Si a eso se le suman los ingresos por ventas de tierras del gobierno pagados por los promotores, la contribución total del sector inmobiliario asciende a alrededor de una cuarta parte del PIB de China. "La importancia del sector inmobiliario para los ingresos públicos es aún más significativa; estimamos que el sector inmobiliario contribuyó con un 24,0% a los ingresos fiscales totales en 2020 y, en términos más generales, contribuyó con un 44,0% a los ingresos totales del gobierno".

En conjunto, la desaceleración en los volúmenes de ventas de viviendas nuevas y de la inversión en construcción de propiedades (en términos reales) puede afectar directamente el crecimiento del PIB real en el segundo semestre restando 4,4 puntos porcentuales.

Desde Nomura esperan que el crecimiento del PIB real de China se desacelere en 8 puntos hasta el 4,7% interanual en el segundo semestre desde el 12,7% en el primer semestre. Más de la mitad de esta desaceleración sería el resultado del enfriamiento del sector inmobiliario.

Sin embargo, si consideramos el impacto indirecto de los sectores upstream y downstream para el sector inmobiliario, incluida la producción y venta de materiales de construcción, muebles y electrodomésticos, y servicios financieros para préstamos relacionados con la propiedad (por ejemplo, préstamos hipotecarios y otros préstamos corporativos para inversión inmobiliaria), el lastre sobre el crecimiento general puede ser incluso mayor.

comentarios6WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Oscar
A Favor
En Contra

Tengo un "deja vù" pero en chino. Esto lo hemos vivido antes ¿no?

Puntuación 16
#1
roger
A Favor
En Contra

La noticias es antigua y la deuda actual es como casi 4 veces mayor que la indicada, deberían estar mejor informados, lo que pase en China es un misterio aunque lo mas probables es que intervengan a través de un tercero cubriendo la deuda.

Puntuación 14
#2
delgado
A Favor
En Contra

^>

Con unas reservas en divisas de 6 Billones de $ 250.000 no creo que para el conjunto del país represente un gran problema

!AH! el doble, 500.000M€ fue lo que costó el rescate de las CC de AA y las constructoras-bancos- de este país en el 20011

Sin ninguna reserva de divisas que echase a la boca.......mas bien deudas

Puntuación 8
#3
The Dragon Painter
A Favor
En Contra

Soros estará comprando palomitas..

Puntuación 8
#4
tolai
A Favor
En Contra

viendo la cantidad de cemento que han gastado en china en los últimos años, la burbuja explotaria más pronto que tarde

Puntuación 1
#5
el Virtuoso de la economía
A Favor
En Contra

Primero los osos y los toros ahora rinocerontes...China no ha sido mas que un parásito económico y los parásitos no pueden ser mas grandes que a los que les chupan la sangre...en el momento en que los fletes suben un gigante con pies de barro como el chino se tambalea, con visión lejana ,si su economía comienza a hundires, lo preocupante es que el gobierno chino podría crear algún conflicto internacional como cortina de humo.

Puntuación 0
#6