Economía

El techo de la deuda y un cierre del gobierno atosigan al Congreso de EEUU

  • La inflación se moderó en agosto, pero acumula una subida interanual del 5,3%
  • Los precios subieron en agosto un 0,3%, su menor ritmo desde febrero
La secretaria del Tesoro de EEUU, Janet Yellen. eE
Nueva York

El Congreso de Estados Unidos tendrá que aumentar el límite de la deuda a mediados de octubre, aunque es posible que el Departamento del Tesoro pueda operar bajo el límite actual hasta principios de noviembre si el déficit es menor de lo previsto. No obstante, las rencillas en el Capitolio hacen sonar las alarmas al comparar la situación actual con la vivida en 2011, cuando la reacción in extremis de los legisladores culminó con la rebaja de la calificación soberana del país por parte de Standard & Poor´s.

A día de hoy, los líderes demócratas de la Cámara de Representantes y el Senado pueden tomar dos rutas de procedimiento para evitar un potencial impago. Los legisladores no necesitarían el apoyo de los republicanos si utilizan el proceso de reconciliación de presupuesto, pero se enfrentarían a otras desventajas políticas y de procedimiento. Es por ello que incluir la suspensión del límite de la deuda en la próxima ley de gasto parece la opción más probable, pero esta podría no tener éxito y culminar en un cierre del gobierno.

Evitar un impago

Lo más probable es que los líderes demócratas combinen la suspensión de los límites de la deuda con un proyecto de ley de gasto provisional (una "resolución continua") que amplíe la autoridad de gasto más allá del final del año fiscal además de proporcionar fondos para la ayuda en caso de catástrofe y el reasentamiento de los refugiados afganos. Por el momento, la votación de ese proyecto de ley parece probable para la semana del 20 de septiembre, aunque podría retrasarse. Aunque parece probable que el Departamento del Tesoro continuará amortizando los títulos del Tesoro que vayan venciendo y efectuando los pagos de los cupones, si el Congreso no eleva el límite de la deuda en el plazo previsto, el Tesoro tendría que interrumpir más del 40% de los pagos previstos, incluidos algunos pagos a los hogares estadounidenses.

Más allá del impacto directo, el límite de la deuda también podría afectar a las perspectivas a medio plazo de los planes de gasto de la Administración Biden y los demócratas más progresistas. Aunque no hay necesariamente una relación directa entre el límite de la deuda y el paquete fiscal de 3,5 billones de dólares a financiar con subidas de impuestos, cuanto más se enreden estas cuestiones, más presión puede haber por parte de los demócratas más moderados para reducir el tamaño del paquete fiscal.

Las expectativas de gasto también influenciarán los precios a este lado del Atlántico. Los datos dados a conocer el martes por la Oficina de Estadísticas Laborales indicaron que la inflación del IPC subyacente, que deja de lado los precios de los alimentos y la energía, se redujo ligeramente hasta el 4% desde el 4,3% en su tasa interanual en agosto. La inflación general bajó hasta el 5,3%, desde el 5,4%.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.