Economía

La falta de trabajadores empieza a notarse de lleno en los salarios de camareros o reponedores en EEUU

  • Joe Biden dio la clave a los empresarios con problemas: "Pay them more"
  • "Los 15 dólares por hora se están convirtiendo en el salario estrella"
  • Pese a todo, el salario mínimo oficial en EEUU sigue siendo 7,25 dólares la hora
Empleada de un McDonald's tomando notas. Alamy

El mercado laboral de EEUU está viviendo una situación un tanto singular. Son cada vez más las empresas que reconocen tener problemas para encontrar empleados. El número de vacantes sin cubrir ha superado los 10 millones en julio, máximos históricos. Este desajuste está provocando que los salarios suban con intensidad, incluidos los más bajos. Reponedores, cajeros o camareros están volviendo a trabajar, pero lo están haciendo por un salario más alto que el que recibían antes de la pandemia.

Parece que al final las empresas están haciendo caso (o no les queda más remedio) a Joe Biden, presidente de EEUU, que en junio respondió "pay them more" a la pregunta de un periodista sobre los problemas de las empresas para encontrar mano de obra. Todo hace indicar que los salarios más bajos están llevando el peso del crecimiento en EEUU.

Los sueldos avanzaron el último mes un 4% anual, un dato importante si se tiene en cuenta la fuerte creación de empleo, que corresponde, en gran parte, a la reincorporación de trabajadores de sectores de bajos salarios que fueron despedidos durante la pandemia.

Una combinación de factores

La recuperación de la economía en EEUU, además de fuerte, está coincidiendo con el despliegue de una suerte de escudo social que ha incrementado la renta de los hogares incluso durante lo peor de la crisis. Muchas familias con ingresos bajos han estado recibiendo prestaciones por desempleo relativamente elevadas, cheques de más de mil dólares y otras ayudas que han permitido a estas personas mantener su nivel de renta o incluso ahorrar.

Ahora que la economía reabre y los consumidores vuelve a los restaurantes o las tiendas, las empresas tienen dificultades para cubrir sus vacantes, porque muchas de estas personas no estás dispuestas a trabajar por el salario previo a la crisis del covid o tienen otras preferencias (formación, miedo al covid, se han mudado...).

Subidas de varios dólares

Tal y como explican en The Washington Post, a medida que aumenta la competencia por los trabajadores, las grandes empresas se dan cuenta de lo importante que es contar con estos perfiles y aumentan el salario inicial dentro de su escala empresarial. Varias firmas americanas ya están aumentando el salario más bajo, como es el caso de la firma sanitaria CSV que lo ha elevado de 11 a 15 dólares por hora, uniéndose así a otros grandes empleadores como Target, Best Buy, Costco y Disney.

Cuando las principales empresas aumentan sus salarios empujan a los competidores más pequeños dentro del sector a hacer lo mismo, según han revelando recientemente los investigadores de Brandeis y Princeton. Aunque ahora son muchos más los trabajadores que cobran al menos 15 dólares la hora en trabajos que se encuentran en la parte baja de la escala salarial, sería faltar a la verdad decir que se ha acabado con el problema de los bajos salarios. Todavía hay millones de ocupados en EEUU que reciben menos de 15 dólares la hora.

"No sería justo llamar a los 15 dólares por hora el nuevo 'salario mínimo', pero creo que se está convirtiendo en el salario estrella en estos sectores. Es un salario base con el que la gente compara las ofertas y sirve para guiarse a la hora de aceptar un empleo", asegura Nick Bunker, director de investigación económica de Indeed Hiring Lab.

El salario mínimo en EEUU

Durante casi una década, el movimiento de 'Lucha por los 15 dólares' ha presionado a empresas y gobiernos a aumentar los salarios, ya sea de forma oficial (a través de leyes estatales de salario mínimo) o por convenios de empresas. Algunas ciudades y estados han aumentado su salario mínimo, aunque la mayoría lo están introduciendo gradualmente y ningún estado supera todavía los 15 dólares la hora. El salario mínimo federal sigue siendo de 7,25 dólares la hora.

Los restaurantes, bares, tiendas pequeñas, limpiadores y otros servicios han tenido que despedir a millones de trabajadores durante la pandemia. A medida que intentan responder a la creciente demanda, estos negocios muestran dificultades para recuperar a los trabajadores, por lo que se ven obligados a aumentar salarios u ofrecer otros beneficios nuevos. Muchos trabajadores despedidos han aprovechado la pandemia para estudiar su situación y redirigir sus carreras gracias a los pagos adicionales por desempleo que les ha permitido construir cierto colchón financiero para buscar algo diferente o simplemente esperar a una oferta mejor.

Recuperar parte de la tarta

Los trabajadores están recuperando parte de la tarta y esto se debe a la escasez de trabajadores. El mercado laboral, aunque diferente, funciona en parte como cualquier otro mercado: oferta y demanda. La oferta está formada por las personas dispuestas a trabajar y la demanda por la necesitad de mano de obre de los trabajadores.

Ahora mismo, la situación del mercado laboral es más que evidente. El número de puestos de trabajo sin cubrir en Estados Unidos aumentó el pasado mes de junio hasta un récord histórico de 10,07 millones de vacantes, frente a los 9,48 millones del mes anterior y casi cuatro millones por encima de los 6,11 millones de junio de 2020, según los datos del Departamento de Trabajo, que se remontan a diciembre del año 2000.

Desde BCA Research explican que los indicadores de empleo siguen sugiriendo que las condiciones del mercado laboral son difíciles para las empresas. En particular, el 49% de los empleadores encuestados aseguraron tener vacantes de trabajo que no pueden cubrir (récord en 50 años).

"En última instancia, esperamos que los desafíos del empleo se alivien a medida que el aumento de la oferta se encuentre con una demanda sólida. Esta dinámica apoyará una aceleración en el proceso de recuperación del mercado laboral y restablecerá el pleno empleo a tiempo para que la Fed comience a subir los tipos de interés a finales de 2022", aseguran desde BCA Research.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud