Economía

Von der Leyen anuncia la llegada de los fondos sin directrices de reparto

  • La UE establecerá 10 controles al año para la correcta ejecución de los hitos
  • Bruselas coloca unos 20.000 millones frente a una demanda de 142.000 millones
La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. Reuters
Madrid / Bruselas

España recibe este miércoles la visita de la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, con el anuncio bajo el brazo de la aprobación de los fondos de Recuperación y Resiliencia -por parte de la Comisión, aun queda la aprobación del Consejo para finales de junio-, lo que significa para este país 140.000 millones de euros repartidos en 72.000 millones en subvenciones, y el resto en préstamos.

Con su viaje a Madrid, en un tour que luego se extenderá al resto de Estados miembros, la ejecutiva comunitaria tan solo avanza la confirmación y el anticipo de la financiación (9.000 millones de euros), lo que en sí no implica el desembolso del total de las ayudas. 

Fuentes del equipo económico del Grupo Popular explicaban que es a partir de ahora cuando empiezan las dificultades y los controles de la percepción de las ayudas. 

Y es que lo aprobado este miércoles no exige detalles, solo alcanza en concreto a que los objetivos y los porcentajes presentados en los planes de recuperación de cada país se enmarquen dentro de las horquillas fijadas por la Unión Europea; y asimismo, a que los objetivos de las reformas, asociadas a un compromiso, expliciten los plazos de cumplimiento. 

Por lo demás, en esta fase, Bruselas no entra a valorar mucho más: ni proyectos ni Pertes. En primera instancia, solo persigue objetivos que previamente han sido establecidos en un reglamento ad hoc.

El reglamento

Fue precisamente en este reglamento donde se estableció la manera de controlar o de evaluar la sostenibilidad a largo plazo, la gobernanza, transparencia y diligencia de esos fondos. Y según el mismo, España, como el resto de socios europeos, tendrá que someterse a al menos 10 controles al año. 

Sin contar el grupo de control interno que semanalmente revisará el seguimiento de los fondos, existe además un control bimensual -que a lo largo cada año actuará hasta en seis ocasiones-; dos controles fiscalizadores de los fondos cada seis meses -con capacidad de reducir porcentualmente las ayudas si estas no se adaptan su marcha a los hitos comprometidos-, los controles del semestre europeo (2) y, por último, una revisión cada 18 meses, que puede exigir la devolución de las ayudas recibidas, siempre y cuando las actuaciones no correspondan a los objetivos y compromisos.

La Comisión -remarcan fuentes del grupo popular que fiscalizará los fondos europeos- "no tiene por qué avalar las políticas de Sánchez, sino los porcentajes que se asignen estén dentro de la horquilla, y que los objetivos de las reformas se adapten". Dicho esto, "el Gobierno tiene que cumplir con esos objetivos. Y los objetivos -recalca un miembro del equipo del PP- son muy ambiciosos y hoy por hoy no están detallados".

"Ahora -señalan fuentes populares- empieza lo complicado de la ejecución de esos fondos, porque esas reformas tienen que tener su impacto. Y si no lo tienen, puede que no haya desembolso" de las ayudas europeas, aventuran. 

Sin acabar los deberes

A la fecha, España acude a la ayuda de estos fondos sin detallar el instrumento de gobernanza, sin el desarrollo explícito de las reformas, sin la creación de una autoridad independiente para el reparto y gestión, sin la aprobación de los mismos por el parlamento -a pesar de varios anuncios del Plan-, sin la participación de los agentes sociales, la sociedad civil o la opinión de la oposición al Gobierno y, sin la puesta en marcha de ese comité territorial anunciado por Sánchez, para el reparto de los fondos con las CCAA. 

Los Perte en España están aún sin concretar y se desconoce qué figura los regulará

A la espera de la última palabra del Consejo Europeo, la incertidumbre del mundo de la empresa -como ha palpado eE- pasa en España por conocer los criterios concretos de la gestión de los Perte -más allá de tres títulos genéricos como el  vehículo eléctrico, la salud de vanguardia y el sector alimentario-. 

Además también preocupa a la empresa y a las CCAA la definición jurídica del principio general de concurrencia competitiva -si interviene el sector público-, que determine cuándo puede darse un convenio interadministrativo, cuándo un consorcio público-privado y, cuándo una sociedad de economía mixta, sin olvidar las subvenciones. 

Éxito en la primera emisión para financiar el fondo de recuperación

La Comisión Europea batió sus propias expectativas durante la primera emisión sindicada de bonos para financiar el fondo de recuperación de 800.000 millones de euros. La institución colocó unos 20.000 millones de euros en bonos a diez años, con unos intereses en torno a 0,06%, según estimaciones de Reuters, La cantidad es superior a los 12.500 millones-13.000 millones de euros que espera captar Bruselas mensualmente en los mercados. Además, el Ejecutivo comunitario prevé realizar otras dos emisiones antes del paréntesis estival en agosto para financiar las primeras transferencias del fondo, que podrían superar los 100.000 millones de euros.

Bruselas coloca unos 20.000 millones frente a una demanda de 142.000 millones

La oferta de deuda comunitaria volvió a encontrarse además con un enorme apetito por parte de los inversores. La demanda se situó en torno a los 142.000 millones de euros, alcanzando casi la cifra récord de los 145.000 millones solicitada el pasado octubre durante la primera emisión de bonos comunitarios para financiar el instrumento SURE, que ofrece créditos a los Erte y otros esquemas nacionales de apoyo al empleo.

Fuentes comunitarias señalaron que los 800.000 millones de euros que emitirá la Comisión hasta 2026 para alimentar el fondo de recuperación, sumados a los 100.000 millones para SURE, representan la creación de facto de los eurobonos, dado el volumen de las obligaciones comunitarias emitidas y su duración, que convertirán a la UE en el mayor emisor supranacional.

El éxito de la primera subasta para financiar el fondo fue celebrada ayer por la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y su comisario de Presupuestos, Johannes Hahn. Ambos comparecieron tras la discusión que mantuvo el colegio de comisarios para dar los toques finales antes de otorgar los primeros aprobados a los planes nacionales de recuperación. En el primer grupo estarán España, Portugal, Dinamarca, Grecia y Luxemburgo.

Von der Leyen viajará a Madrid y Lisboa para reunirse con los presidentes de ambos Ejecutivos, Antonio Costa y Pedro Sánchez, para entregarles el veredicto del Ejecutivo comunitario sobre sus propuestas de inversiones y reformas.

comentarios4WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 4

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Usuario validado en elEconomista.es
asamin
A Favor
En Contra

¡ Hala ! la UE financiando al comunismo, dice que las ayudas las van a ir controlando cada año, cuando ya las tengan más que gastadas, van a ir a reclamarlas al maestro armero, vaya ayudas que van a dar a España, dirán que se las van a dar para seguir financiando el golpe de estado.

Puntuación 4
#1
Marisa
A Favor
En Contra

Yo ya me conozco el reparto, agrupaciones de Gays y lesbianas, Creación de Centros de Acogida, Millones para Marruecos, comprará armas a USA y las esgrimirá como amenaza a España.

Inversiones gigantescas en País Vasco y Cataluña. Por cierto, ¿Cuándo podrá nuestra selección de fútbol jugar allá?

Ayudas a medios afines, TV, Radios, periódicos. No voy a aburrir más.

Puntuación 2
#2
dosgradosestribor
A Favor
En Contra

Decía Ortega y Gasset que España es el problema y Europa la solución.

Hoy en día diría que España es el problema y Europa la financiación.

Ala, a gastar chavales.

Puntuación 0
#3
vonderleverkusen
A Favor
En Contra

deje de participar sanjuan porque no pude obtener amuleto desde 1994 tan solo una postal de gesser en la selvanegra

Puntuación 0
#4