Economía

Cataluña reabre la hostelería de los centros comerciales

  • La autonomía inicia su plan de desescalada y levanta el perímetro comarcal
Barcelona / Valencia

Cataluña inicia este lunes la desescalada tras haber endurecido las restricciones después de Navidad y de Semana Santa. Las nuevas directrices tienen una vigencia de una semana, aunque la Generalitat confía en no tener que dar marcha atrás en más ocasiones, pese a que la presión hospitalaria es todavía muy elevada, gracias a la progresión de la vacunación de los colectivos más vulnerables.

Las novedades más relevantes son la progresión de confinamiento comarcal al de comunidad autónoma y la reapertura de los locales de restauración de los centros comerciales después de más de medio año cerrados. Se equiparan al resto de la hostelería catalana, que sigue sin poder servir cenas en los locales porque deben cerrar a las 17.00 horas.

También desaparece el límite de metros cuadrados para la apertura de comercios (hasta ahora de 800 metros cuadrados), y persiste la limitación de aforo del 30%. Asimismo, reabren los espacios infantiles lúdicos sin servicio de restauración con un aforo del 30%, y se amplía la capacidad en actividades deportivas y religiosas hasta el 50% del total que permita el local.

La Generalitat confía en no tener que dar pasos atrás gracias al avance de la vacunación

Se elimina la limitación de burbujas de convivencia que se pueden reunir, aunque se mantienen los topes de número de personas, y la Generalitat sigue apelando a la responsabilidad de los ciudadanos para evitar dar pasos atrás, y recomienda evitar los encuentros que no sean imprescindibles y no bajar la guardia en higiene y mascarilla.

Por su parte, los alumnos de educación postobligatoria -bachillerato y FP- vuelven a las clases completamente presenciales. No hay novedades respecto al toque de queda nocturno, que sigue vigente desde las 22.00 horas.

Comunidad Valenciana

También este lunes entran en vigor nuevas medidas de relajación en la Comunidad Valenciana, que es actualmente la autonomía con menos incidencia acumulada por el Covid-19. Por eso, permite ampliar los horarios de apertura a la hostelería y el comercio hasta las 22.00 horas de la noche, hora en la que se mantiene el toque de queda en este territorio.

Hasta ahora los bares y restaurantes valencianos tenían que cerrar a las 18 horas, una medida que había provocado las protestas de estos colectivos, que consideraban que la baja incidencia del coronavirus en la región permitía relajar las restricciones. La Generalitat Valenciana mantiene los aforos reducidos a un tercio en el interior de los locales de hostelería, con el límite de 6 personas por mesa.

En el caso de las actividades culturales, como cines, teatros, museos o auditorios, se amplía el aforo actual, al pasar del 50 al 75%. También se aumentan los límites para los aforos en ceremonias y celebraciones, que pasa del 30 al 50%.

Al menos durante dos semanas más permanecerán en vigor tanto el cierre perimetral para todo el territorio autonómico como el toque de queda entre las 10 de la noche y las 6 de la mañana.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin