Economía

Una construcción sostenible, el desafío permanente para FCC Construcción

El desarrollo de infraestructuras tiene que ser seguro a la vez que eficiente. Pero en pleno siglo XXI también debe respetar el medio ambiente y cumplir con los retos de sostenibilidad que exigen los tiempos contemporáneos. Así lo aplica el área de construcción del Grupo FCC, con 120 años de historia y un compromiso renovado para crear ciudades socialmente integradas.

El aval de esta empresa en materia de Responsabilidad Social Corporativa se plasma en medio centenar de medidas que FCC (FCC.MC)Construcción ha puesto en marcha a lo largo de las últimas tres décadas dentro de su misión orientada a "trabajar en el bienestar y desarrollo de las comunidades en las que ofrece y presta sus servicios".

La compañía cuenta con la experiencia de más de un siglo como referente en el diseño y ejecución de grandes obras. Comenzó en 1900 buscando ser "innovadora, pionera y líder" en el sector y durante doce décadas se ha consagrado como uno de los primeros grupos del mundo.

FCC Construcción entiende la Responsabilidad Social Corporativa como "la herramienta mediante la cual se identifican y dan respuesta a los desafíos que están perfilando el futuro de la sociedad", según destacan a Servimedia fuentes corporativas. Su estrategia está enfocada "a la eficiencia, la mejora de la seguridad y la salud, la creación de una cultura corporativa, la protección del medio ambiente, el fomento del desarrollo de las comunidades, la ética y el cumplimiento y la innovación".

La empresa entiende que es una línea que "ayuda a contribuir a una construcción más sostenible" dentro de la apuesta por su diversificación de servicios, que engloban un extenso abanico desde el desarrollo de infraestructuras hasta la prestación de servicios medioambientales y de agua a la comunidad. Todos ellos con la búsqueda de la eco-eficiencia como denominador común.

MEDIO CENTENAR DE INICIATIVAS SOSTENIBLES

Los avances en sostenibilidad de FCC Construcción quedan plasmados en una lista de medio centenar de medidas elaborada por la empresa y analizada por Servimedia. La primera de ellas data de 1993, cuando se convirtió en la primera constructora española en obtener el certificado del sistema de gestión de la calidad conforme a la norma ISO 9001.

Desde entonces ha obtenido otras certificaciones como la ISO 14001 sobre el sistema de gestión ambiental (en 1998), la OHSAS sobre seguridad y salud en el trabajo, la UNE 166002 sobre gestión de I+D+i y la ISO 50001 sobre gestión energética para su sede corporativa.

En este sentido, destaca por encima de las demás empresas como primera constructora de España en lograr el certificado del Sistema de Gestión de Seguridad de la Información según la norma internacional ISO 27001, en verificar su informe de emisiones GEI de acuerdo a la norma internacional ISO 14064-1 y en el despliegue de un Sistema de Gestión de Relaciones de Trabajo Colaborativas y la obtención del certificado ISO 44001.

Pero su labor de RSC realmente va más allá de estos reconocimientos. Al fin y al cabo, la certificación es consecuencia del trabajo bien hecho y de la aplicación previa de políticas adecuadas que garantizan una calidad de los procesos internos y especialmente una prestación óptima de los servicios.

Por tipología, la constructora contabiliza 13 acciones encaminadas a la mejora de los procesos de calidad, 12 destinadas especialmente al cuidado del medioambiente, 7 sobre mejora de las políticas relacionadas con los Recursos Humanos y el personal de la empresa, 5 que potencian la igualdad entre hombres y mujeres, 4 éticas relacionadas con la transparencia, 4 de alianzas con entidades nacionales e internacionales y 2 expresamente para adecuarse a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas para 2030.

Las apuestas por la calidad y lo ambiental representan dos pilares en materia de RSC en FCC Construcción, pues las medidas referidas a estos ámbitos acaparan la mitad de las puestas en marcha en las últimas décadas.

Las políticas de igualdad también han formado parte de esta estrategia desde que en 2008 elaboró el primer Plan de Igualdad del sector, al que ha seguido un programa en 2013 para identificar el talento femenino en puestos de dirección, la obtención en 2015 del distintivo "Igualdad en la Empresa" para FCC Industrial y FCC Construcción, y la adhesión en 2018 al Chárter de la Diversidad y a los "Principios para el empoderamiento de la mujer" del Pacto Mundial de Naciones Unidas.

En materia ética, cabe resaltar la adoptación del marco de integridad establecido por el Grupo FCC; la aplicación de criterios anticorrupción; una Política de Derechos Humanos, de Regalos y de Agentes; y la creación de un departamento de Cumplimiento y el nombramiento de un ?compliance officer? dentro de FCC Construcción.

CRECIMIENTO PROGRESIVO

La aplicación de medidas socialmente responsables ha sido una constante en FCC Construcción durante las últimas tres décadas. Su crecimiento ha sido progresivo con el paso de los años. Así, en la década de los 90 figuran destacadas dos de las certificaciones mencionadas sobre gestión de la calidad y gestión ambiental. Pero a partir del año 2000 comenzó a multiplicar su actividad en materia de RSC.

Ese año implantó un Sistema de Evaluación del comportamiento ambiental a través de buenas prácticas y fue la primera constructora española en publicar un informe sobre su gestión ambiental. En 2003 elaboró la primera Memoria de Sostenibilidad, que se convirtió en un hito por ser "la primera del mundo" en validarla de acuerdo a los principios internacionales GRI (Global Reporting Initiative). En 2004 se adhirió al Pacto Mundial de las Naciones Unidas como miembro fundador de la Red Española y en 2005 integró los diferentes sistemas de gestión de la empresa en el Sistema de Gestión y Sostenibilidad.

La cascada de medidas relacionadas con RSC se multiplicó desde entonces, pues en tres lustros FCC Construcción ha aplicado un total de 40 frente a las siete de los doce años previos. A partir de 2008, justo con el inicio de la anterior crisis económica, multiplicó las iniciativas anuales relacionadas con la sostenibilidad. Aquel año entró en el grupo de 47 empresas que integran el Dow Jones Sustainability Index, se adhirió a un Plan de Familia para la integración laboral de personas con discapacidad, adoptó el marco ético del Grupo FCC y elaboró el primer Plan de Igualdad del sector.

El año 2014 fue de especial intensidad: implantó una métrica para evaluar la sostenibilidad social y ambiental en las nuevas licitaciones, fue la primera empresa constructora en inscribir su huella de carbono en el registro del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente, obtuvo una certificación ISO en gestión energética, publicó una nueva Política de Movilidad Interna, confeccionó su Memoria de Sostenibilidad conforme al GR4 y puso en marcha el nuevo programa internacional para ingenieros recién licenciados.

En 2018 llevó a cabo una apuesta para reducir las desigualdades y la igualdad de género, la creación del mencionado departamento de Cumplimiento en FCC Construcción, la aprobación de la política anticorrupción, la adhesión a los "Principios para el empoderamiento de la mujer", del Pacto Mundial de Naciones Unidas, la publicación de la estrategia de cambio climático de FCC Construcción y la adhesión al Pacto por la Economía Circular del Gobierno de España.

Al año siguiente, FCC Construcción dio otro impulso al ser pionera en el despliegue de un Sistema de Gestión de Relaciones de Trabajo Colaborativas, se sumó al Grupo por las Finanzas Sostenibles promovido por el Pacto Mundial de las Naciones Unidas, fue la primera constructora en obtener el certificado del sistema de trazabilidad de gestión de residuos "Residuo Cero" de AENOR, constituyó un proceso de homologación de proveedores con criterios ESG y dio luz verde a la Política de Derechos Humanos, de Regalos y de Agentes del Grupo FCC.

La pandemia de Covid-19 que en 2020 paralizó gran parte de la actividad económica y social del planeta no frenó las políticas de RSC de la empresa, pues adoptó todas las medidas necesarias para seguir ejecutando los proyectos con garantías de calidad y siempre cumpliendo las recomendaciones de las autoridades sanitarias por el coronavirus. Además, amplió la verificación de la huella de carbono certificando más del 70% de su actividad.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin