Economía

La jornada laboral de cuatro días de Errejón propone una ayuda variable para compensar a las empresas

  • La ayuda variable por reducción de jornada se extendería tres años
  • El complemento sería financiado con 50 millones de euros del Estado
  • Podría cubrir hasta el 100% de la diferencia del coste por hora trabajada
Íñigo Errejón. Foto: Efe

El proyecto piloto de Más País para reducir la jornada laboral a cuatro días semanales que estudia el Gobierno incluye la propuesta de crear un complemento por reducción de jornada que sería variable durante tres años y que compensaría los costes salariales de las empresas adscritas al plan.

La propuesta del partido que lidera Íñigo Errejón, y que cuenta con el apoyo de Compromís en el Congreso, plantea un programa de reducción de jornada laboral de 32 horas semanales sin reducción salarial que ya aplican en España algunas empresas -la jienense Software DELSOL fue la primera- y que busca impulsar la innovación y la I+D+i en el sector industrial así como garantizar la conciliación y la salud laboral.

Según recoge Efe, el borrador de Más País, que volverá a la negociación con Industria mediados de marzo, establece este incentivo para tratar de compensar en el corto y medio plazo a la empresa, que podría experimentar un eventual incremento de los costes salariales debido a que los salarios de los trabajadores se mantendrían igual y podría tener que contratar a más empleados.

El complemento sería financiado con 50 millones de euros procedentes del Estado y tendría una duración inicial de hasta tres años, pudiendo llegar a cubrir el 100% de la diferencia en el coste salarial por hora trabajada que tiene la empresa participante durante el primer año, el 50 % durante el segundo y el 25 % durante el tercero.

El incentivo variaría en función del tipo de empresa

Según estima Más País, en el caso de que la reducción de jornada fuera solo de 1 día a la semana podrían verse beneficiados entre 3.000 y 6.000 trabajadores de unas 250 empresas con más de seis trabajadores y menos de 200.

No obstante, la ayuda está abierta a variaciones según el tipo de actividad de la empresa, que también tendría que cumplir con ciertos criterios para poder participar en el programa, como por ejemplo comprometerse a mantener o incrementar su plantilla y los niveles salariales.

Las empresas participantes podrían optar al proyecto a través de un concurso de concurrencia competitiva que sería evaluado por un consorcio público privado compuesto por entidades gubernamentales responsables de las ayudas, agentes sociales, académicos, grupos de investigación o consultorías.

Otras ayudas para contratos derivados

Por otra parte, Más País incluye en su borrador la creación de otro tipo de ayudas a las empresas que hagan nuevos contratos derivados de la racionalización del tiempo de trabajo, aunque no participen en el programa piloto. Se trataría de una ayuda adicional al "complemento por reducción de jornada" con una menor dotación, pero compatible con el anterior.

Más País ha planteado al Ministerio de Industria un borrador sobre la implementación de este programa piloto que quedó fuera de la negociación de los Presupuestos y lo presentará la próxima semana al dirigente de CCOO, Unai Sordo y la siguiente al de UGT, Pepe Álvarez, para incluir sus aportaciones. El documento también será revisado por las patronales CEOE y CEPYME.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud