Economía

El auto que abre los bares en Euskadi levanta a toda la hostelería española

  • El sector tiene cerca de 100.000 establecimientos cerrados
Foto: Getty
Madrid / Barcelona / Valladolid

La patronal Hostelería de España ha pedido al bufete Écija Abogados estudiar la presentación de recursos ante los tribunales en toda España para levantar los cierres y restricciones en el sector. La decisión se adopta después de que el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco emitiera este miércoles un auto por el cual ha aceptado la medida cautelar instada por las asociaciones de esta comunidad autónoma solicitando la reapertura de los establecimientos. La patronal se reunirá este jueves con las diferentes asociaciones autonómicas para decidir los siguientes pasos tras el auto del TSJ del País Vasco.

Emilio Gallego, secretario general de la patronal a nivel nacional, explica que "el recurso contencioso administrativo se presentó considerando el grave quebranto económico, de difícil reparación, ocasionado a la hostelería, en caso de no poder ejercer la actividad, no resarcible con una hipotética indemnización futura". Y todo ello, además, según insiste, después de que "se haya demostrado que la apertura de la hostelería no provoca una subida de contagios, y que las medidas adoptadas son eficaces".

Medidas injustificadas

Hostelería de España considera que los cierres y restricciones aprobados por las distintas comunidades autónomas no están justificados y que el hecho de que no se determine un periodo concreto provoca inseguridad jurídica.

Con cerca de 100.000 establecimientos cerrados y unas pérdidas en el último año de 65.000 millones de euros, el 50% del total de su negocio, la hostelería española ha decidido asimismo dar un paso adelante en defensa de sus derechos y reclamar indemnizaciones por el cierre forzoso decretado tras el estado de alarma decretado el 14 de marzo del año pasado. Las nuevas restricciones autonómicas provocan ya el cierre 100.000 bares y restaurantes, un tercio del total. Las nuevas restricciones autonómicas provocan ya el cierre de 100.000 bares y restaurantes, un tercio del total. La patronal del sector ha llegado a un acuerdo con la plataforma Indemniza y el despacho Écija Abogados, que trabaja también en los recursos ante las autonomías, para presentar las reclamaciones, aunque hay muchos más bufetes y organizaciones que están trabando en procesos similares.

El Gobierno rehuyó las ayudas directas como el sector demandaba por 8.500 millones

A finales del pasado mes de octubre, con la segunda oleada del coronavirus, fueron varias las comunidades que decretaron cierres totales y, sin embargo, hasta el 22 de diciembre, dos meses después, el Gobierno no aprobó un plan de choque, con gran decepción para el sector, al carecer de subvenciones directas.

Ese plan ha incluido reducciones fiscales, apoyo para los alquileres, la inclusión del sector entre las actividades con exoneraciones en los Ertes o subvenciones para la actividad a través de los fondos de desarrollo regional. Pero el Gobierno dejó fuera las ayudas directas como el sector demandaba por 8.500 millones de euros.

"No se puede decir a una empresa que cierre, limitarle su trabajo y no tener medidas de acompañamiento directo, como en muchísimos países de Europa, nos llevan al desastre", ha reiterado en numerosas ocasiones en los últimos meses el presidente de Hostelería de España, José Luis Yzuel.

Demanda en Cataluña

Los hosteleros catalanes también han llevado a los tribunales las restricciones en la región, donde desde julio han sufrido grandes limitaciones y periodos de cierre. Desde el 21 de diciembre solo pueden servir en el local desayunos y comidas con aforo reducido y franjas horarias acotadas, y tras la mejora de los indicadores epidemiológicos de la tercera ola reclaman poder volver a abrir en la franja de las cenas.

Mientras tanto, el 21 de enero la Federación de locales de restauración y ocio nocturno (Fecasarm) presentó demanda ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) contra las diversas resoluciones dictadas por la Generalitat.

Hosturcyl: "El fallo reconoce que la hostelería no es el lugar donde se transmite el virus"

Por su parte, la Confederación de Hostelería y Turismo de Castilla y León (Hosturcyl) estudia llevar a los tribunales las retricciones en esta comunidad tras el fallo del Tribunal Superior del País Vasco que permite la apertura de los negocios.

El presidente de Hosturcyl, Fernando de la Varga, asegura que el fallo "supone un punto de inflexión a nivel estatal porque viene a reconocer que la hostelería no es el lugar donde se transmite el virus, que no hay nada científicamente demostrado". En una reunión de urgencia, los presidentes provinciales se reunieron el miércoles para ver las posibilidades jurídicas que ofrecía el fallo del TSJPV y presentar un recurso. La sentencia palia la decepción por el retraso del Supremo sobre el toque de queda.

ATA pide ayudas directas e "inmediatas" para autónomos

La Junta Directiva de la organización de autónomos ATA acordó reclamar al Gobierno ayudas directas para los autónomos "de manera inmediata" y que cubran el 70% de lo facturado en el primer trimestre de 2020. Esta reclamación sigue la línea de las medidas de Alemania. El máximo responsable de ATA, Lorenzo Amor, criticó que "el mismo día que se tumbó en el Congreso una proposición para bajar el IVA a la hostelería, en Alemania se aprobó, por unanimidad de populares y socialistas, su rebaja". Amor insistió en que los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (Erte), las ayudas por cese de actividad o las moratorias no son "suficientes para salvar empresas, autónomos y empleos" y lamentó ser los últimos en recibir ayudas. Amor consideró que esos recursos no serían "ningún regalo", sino "una compensación a sus pérdidas por seguir pagando los gastos corrientes" en una situación de limitaciones o incluso de cierres. El Gobierno está estudiando vías de dar ayudas directas.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin