Economía

El paro sube en 527.900 personas en 2020 y se destruyen 622.600 empleos, los peores datos desde 2012

  • La pandemia ha situado la tasa del paro en el 16,1% al fin de 2020
  • La escalada del paro en 2020 pone fin a una racha de siete años de descensos
  • A los afectados por ERTE se les considera todavía ocupados

El mercado laboral ha notado los estragos del covid en 2020 al registrar una subida del paro de 527.900 personas, lo que supone un 16,5% más que en 2019, y un retroceso de la ocupación de 622.600 trabajadores (-3,1%), reflejando en ambos casos los peores datos anuales de la EPA desde el año 2012. La tasa del paro a fin de 2020 se sitúa, por tanto, en el 16,13%.

La subida del paro en 2020 pone fin a una racha de siete años de descensos y también corta seis años consecutivos de creación de empleo neto.

La tasa de paro se situó al finalizar 2020 en el 16,13%, porcentaje más de dos puntos superior al de 2019 y que supone volver a los niveles de 2017, mientras el número total de desempleados cerró el ejercicio en 3.719.800 personas y el de ocupados, en 19.344.300, según datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Paro juvenil por encima del 40%

El número de jóvenes en paro menores de 25 años subió en 109.600 personas en 2020, lo que supone un 23,7% más que en 2019, situándose la cifra total de jóvenes en situación de desempleo en 572.400 al finalizar el año pasado.

La tasa de paro juvenil se sitúa así en el 40,1% a cierre de 2020, casi diez puntos más a la del ejercicio anterior (30,5%), pero tres décimas inferior a la del tercer trimestre de 2020, cuando el desempleo de los jóvenes menores de 25 años se situó en el 40,4%.

Si se compara la tasa de paro de los menores de 25 años de cierre de 2020 con la registrada al finalizar otros ejercicios, la de 2020 es la más elevada desde el año 2016 (42,9%).

Hay que tener en cuenta que a los afectados por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) con suspensión de empleo, según la metodología de la Oficina Estadística de la Unión Europea (Eurostat) y de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que se aplica en la EPA, se les considera ocupados.

A estas cifras se llegó después de que en el cuarto trimestre de 2020 el paro bajara en 3.100 personas (-0,08%) y la ocupación aumentara en 167.400 personas (+0,87%), su segundo mayor crecimiento desde 2005 pese a la segunda y tercera ola de la pandemia.

La creación de 737.100 empleos en la segunda mitad del año permitió recuperar el 55% del empleo perdido durante la primera parte de 2020.

La tasa de paro media anual se situó el año pasado en el 15,5%, por encima de las previsiones del Gobierno.

Todos los empleos destruidos en 2020 pertenecían al sector privado, donde desaparecieron 748.400 puestos de trabajo (-4,4%), en contraste con la creación de 125.800 empleos en el sector público (+3,8%). De este modo, 2020 cerró con 15,9 millones de ocupados en el sector privado y 3.379.100 trabajadores en el sector público.

En 2020, la ocupación bajó en todos los sectores económicos, especialmente en los servicios (-537.100 puestos de trabajo) y en la industria, donde se perdieron 70.100 ocupados.

Disminuya la actividad

El número de personas activos descendió en 94.700 en 2020, un 0,4% respecto a 2019, con lo que la población activa en España quedó constituida por 23.064.100 personas, de las que 19,34 millones estaban ocupadas y 3,71 millones en paro. En el último trimestre del año pasado, el volumen de activos aumentó en 164.300 personas (+0,7%), situándose la tasa de actividad en el 58,19%, medio punto menos que en 2019.

Se disparan los hogares con todos sus miembros en paro

Los hogares con todos sus miembros en paro subieron en 2020 en 183.900, un 18,1% respecto a 2019, hasta situarse en 1.197.000, su mayor cifra en un cierre de año desde 2017, según datos de la Encuesta de Población Activa. 

En el último trimestre de 2020, con la llegada de la segunda y la tercera ola de la pandemia, los hogares con todos sus miembros en paro aumentaron en 24.300, un 2% más respecto al trimestre anterior.

Por su parte, los hogares con todos sus integrantes ocupados bajaron el año pasado en 397.300 (-3,7%), hasta un total de 10.401.300 hogares. No obstante, en los últimos tres meses del ejercicio pasado, las familias con todos sus miembros ocupados se incrementaron en 70.500 (+0,7%). Los hogares en los que no hay ningún activo subieron en 75.100 en el conjunto del año pasado (+1,4%), hasta los 5,29 millones. En el último trimestre, estos hogares disminuyeron en 54.100 (-1%).

Datos "positivos" para la ministra Calviño

La vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha afirmado que los datos de la EPA del cuarto trimestre de 2020 son "positivos" y mejores que las previsiones del Ejecutivo y los organismos nacionales e internacionales, y ha permitido recuperar los 19,3 millones de ocupados, hasta niveles de 2018.

Calviño ha destacado que, a pesar de la segunda y tercera ola de contagios, el empleo aumentó en 167.400 personas en el cuarto trimestre del año pasado, el segundo mayor incremento de 2005, lo que ha permitido recuperar los 19,3 millones de ocupados, hasta niveles de 2018. De esta forma, ha resaltado que la creación de empleo en la segunda parte del año 2020 ha permitido recuperar "buena parte de lo perdido en el primer semestre", a lo que se suma que en el cuarto trimestre se estabilizó el número de personas bajo un Expediente de Regulación Temporal de Empleo y continuó recuperándose el número de horas trabajadas.

De igual forma, ha valorado el aumento de la ocupación y la actividad "especialmente notable" para las mujeres, aunque siguen registrándose un desempleo que afecta especialmente a mujeres y jóvenes, con unas tasas de paro del 18,3% y el 40,1%, respectivamente.

La vicepresidenta ha asegurado que los datos confirman que las medidas adoptadas desde marzo están siendo "eficaces" para proteger el tejido productivo y el empleo, si bien ha marcado como aspectos claves ante la "intensa incertidumbre" la evolución de la pandemia, de la economía internacional, ya que la tercera ola "golpea especialmente a los principales mercado de exportaciones de bienes y servicios", a pesar de que se ha reducido el riesgo de las tensiones geopolíticas más fuertes.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud