Economía

El BCE crea una nueva unidad para centralizar su agenda en la lucha contra el cambio climático

La presidenta del BCE, Christine Lagarde.

El Banco Central Europeo (BCE) ha decidido crear un centro de cambio climático, que dependerá de la presidenta de la entidad, Christine Lagarde, y en el que se agruparán los trabajos de las diferentes partes del banco sobre esta cuestión.

El centro de cambio climático, en funcionamiento desde principios de 2021, contará con una decena de empleados y se encargará de dar forma y dirigir la agenda climática del BCE a nivel interno y externo. Sus actividades se organizarán en líneas de trabajo, que van desde la política monetaria hasta las funciones prudenciales.

"El cambio climático afecta a todas nuestras áreas políticas", dijo la presidenta del BCE, Christine Lagarde. "El centro de cambio climático proporciona la estructura que necesitamos para abordar el problema con la urgencia y determinación que se merece".

La nueva estructura se revisará después de tres años, ya que el objetivo es, en última instancia, incorporar consideraciones climáticas en las actividades rutinarias del BCE.

Invertirá en bonos verdes del BIS

Con la misma intención de seguir apoyando los esfuerzos contra el cambio climático, otro de los anuncios que realizó el BCE este lunes fue que contribuirá al fondo de bonos verdes del Banco de Pagos Internacionales (BIS, por sus siglas en inglés).

"El BCE ha decido utilizar parte de su portfolio de fondos propios para invertir en el fondo denominado en euros para los bancos centrales que ha creado el Banco de Pagos Internacionales", ha destacado la entidad, señalando que "con esta inversión, el BCE contribuirá, dentro de su mandato, a los esfuerzos globales para promover los objetivos medioambientales".

Hay que recordar que el fondo creado por el BIS está centrado en la inversión en energías renovables, eficiencia energética y otros "proyectos positivos para el medio ambiente", según destaca el propio BCE.

El tamaño total del portfolio de los fondos propios del BCE es ahora de 20.500 millones de euros. La entidad se ha comprometido a empezar con una inversión del 3,5% de estos fondos, por lo que inyectará unos 720 millones de euros para empezar, una cantidad que pretende que "vaya incrementándose durante los próximos años", según desprende el comunicado del BCE.

comentariosforum3WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 3

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Cada día mas convencido de que UE= ineptitud
A Favor
En Contra

Nos hacen falta halcones no palomas dirigiendo la UE. Todo son comisiones, buenas palabras, declaraciones solemnes, total para nada, NUNCA hacen nada. Estamos siempre en la misma baldosa.

Puntuación 13
#1
Usuario validado en elEconomista.es
gc1258
A Favor
En Contra

¿Lucha contra el cambio climático?. La estupidez de la corrección politica no tiene límites. Si somos incapaces de acabar con un diminuto virus que nos está destrozando vidas y economias cada dia. Si hemos sido incapaces de prepararnos para algo tan conocido y recurrente como son las pandemias. ¿Qué narices hacemos perdiendo tiempo y dinero en tratar de modificar algo tan fuera de nuestro alcance como son las variaciones climáticas?

Puntuación 4
#2
Usuario validado en Google+
Nacho Nav
A Favor
En Contra

¿Y todo esto es legal? Me extraña. El BCE no puede hacer política, por muy benévolos que sean sus objetivos. La política la hacen los gobiernos y los parlamentos elegidos democráticamente.

El banco central tiene un inmenso poder de decisión, sin duda la institución más poderosa que existe en cualquier país, y a su vez es independiente del poder político elegido democráticamente, y precisamente por esto sus competencias están estricatemente delimitadas. Sus decisiones deben ser puramente técnicas y limitadas al sistema financiero.

Lo que está haciendo esta mujer es un atropello a la democracia, por muy loables y poopulares que sean sus ideas. Si hubiera un mínimo de seriedad terminaría hasta en la cárcel. Es como si el Rey de España se dedicara a tomara decisiones arbitrarias que nos afectan a todos simplemente porque le parecen bien y son populares. De vergúenza. Completamente bananero.

Puntuación 4
#3