Economía

De ser la fábrica de Occidente a un líder de innovación: Asia hará de este su siglo gracias a las 4 "M"

  • La tecnología y la atención sanitaria, las principales tendencias en la inversión
  • El poder de los millennials y de la clase media impulsará al continente
Foto: Dreamstime

El continente asiático está en camino de dominar este siglo  gracias a que está creando grandes oportunidades de inversión. Así lo afirma Viswanathan Parameswar, responsable de inversión en Asia de la gestora de activos Schroder Adveq.

No hay dudas de que una de las grandes potencias, no solo de Asia sino a nivel mundial, es China. Desde la firma destacan que en una década el mercado online del país ha pasado de suponer menos del 1% de las ventas globales, a convertirse en 2016 en el mercado más grande del mundo, representando más del 40%, ya que plataformas como Alibaba y JD.com llegan a casi 1.000 millones de consumidores, en un mercado tres veces más grande que el de Estados Unidos.

Por el otro lado está el segundo país más poblado del mundo, India, cuyo desarrollo tecnológico está creciendo a pasos agigantados. Muestra de esto es el operador de red indio Jio, el cual se está expandiendo por todo el país durante los últimos meses y, a pesar de la pandemia, está atrayendo la inversión de gigantes como Google o Facebook que esperan que la telecomunicadora alcance los 500 millones de suscriptores para el 2023.

Según el experto, Asia ha pasado de ser la fábrica de Occidente a reinventarse a sí misma como un líder en innovación que ahora se define por cuatro factores denominados las "4 M" que dirigirán su desarrollo en los próximos años.

Millennials

La tendencia social y demográfica está impulsando el ascenso de Asia como líder mundial. En el continente hay 800 millones de millennials en comparación con los 66 millones de EEUU (y 60 millones en la UE), los cuales se están convirtiendo en los mayores consumidores del mundo, impulsados por el optimismo y la ambición. El 65% de los millennials de mercados emergentes esperan estar en mejor situación que sus padres, mientras que un porcentaje similar en los países desarrollados espera estar en peor situación.

Clase Media

Según el Instituto Brookings, en torno a 9 de cada 10 de los próximos 1.000 millones de consumidores de clase media serán asiáticos. La mayoría vivirá en China, India y el sudeste asiático y, para 2025, se prevé que el gasto de los consumidores de clase media de la región de Asia y el Pacífico supere al del resto del mundo en conjunto. Esto significa que las industrias y sectores orientados al consumo tienen un gran potencial de crecimiento. La pandemia del coronavirus ha hecho que la tecnología de consumo y la atención sanitaria sean dos de las oportunidades de inversión en Asia más importantes en la actualidad.

Metrópolis

El crecimiento de Asia se debe también a la creciente urbanización. Asia tiene más de 300 ciudades con una población superior al millón de habitantes (EEUU tiene 10 y la Unión Europea 18). Esta alta densidad de población del continente ofrece condiciones ideales para el crecimiento de las empresas, ya que fomenta un círculo virtuoso de escala, que conduce a productos y servicios más rápidos, más baratos y más innovadores. Un ejemplo de ello es la aplicación china para solicitar conductores Didi Chuxing, que cuenta con 30 millones de conductores activos, lo que supone multiplicar por 10 los de Uber.

Móviles

El último factor de este prospero futuro es la generación móvil, Asia cuenta con más de 4.000 millones de suscripciones de telefonía móvil y más de 2.000 millones de usuarios de Internet, más que ninguna otra región, lo que proporciona un gran potencial para la tecnología de consumo. Alibaba y otros grupos como We Chat o Tencent, están trazando caminos innovadores para aprovechar esta energía de consumo con súper aplicaciones que combinan servicios como el comercio electrónico, el transporte con conductor, la mensajería social e incluso los seguros.

Estas cuatro "M" hacen que los inversores cada vez centren más sus miradas en el continente asiático. Según CB Insights, China ya tiene 188 empresas "unicornios" (empresas de nueva creación valoradas en más de 1.000 millones de dólares) lo que supone casi la mitad de las 238 que posee EEUU. En el caso de India el país está escalonando rápidamente en el ranking mundial de "unicornios", y se sitúa en el tercer lugar con 24. Mientras tanto, la demanda mundial de activos chinos ha alcanzado un nivel récord durante la pandemia, con las tenencias extranjeras de bonos y acciones chinas superando los 150.000 millones de dólares hasta agosto.

Sin embargo, pese a estas buenas proyecciones, no podemos obviar que Asia también tiene peligros acechando su futuro. La guerra comercial entre China y EEUU, una posible fragmentación de las prácticas 5G, las rivalidades regionales dentro de Asia y la incertidumbre causada por el coronavirus son amenazas para el futuro del continente y para la economía mundial en su conjunto.

comentariosforum2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

forum Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Mario
A Favor
En Contra

Vaya basura de artículo

Puntuación 0
#1
Usuario validado en elEconomista.es
davidpptt
A Favor
En Contra

La razón del auge de China es la Globalización promovida por aquellos "grandes" que quieren librarse de estorbos aduaneros para hacer mejor sus negocios aunque suponga la ruina de muchos otros. Cuando China ya no sea rentable,irán a otro país más desgraciado y barato de mano de obra para seguir ganado a costa de quien sea. Lo mismo pasará con la IA.

Puntuación 5
#2