Economía

La OCDE sigue sin acuerdo sobre el impuesto digital y aplaza a mediados de 2021 el fin de las negociaciones

  • Pretende recaudar más de 67.000 millones de euros a nivel global
  • Estima que la caída del PIB mundial solo sería de un ligero 0,1%
  • Cree que su plan evitaría que los gobiernos subiesen otro tipo de impuestos
Ángel Gurría, secretario general de la OCDE. Foto: Getty.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) no ha logrado llegar a un acuerdo sobre el nuevo marco internacional que sustentará la nueva fiscalidad sobre gigantes digitales, por lo que ha aplazado el final de las negociaciones a mediados de 2021, según ha informado este lunes en un comunicado.

La OCDE, que coordina las negociaciones entre 135 países para alcanzar un acuerdo sobre la fiscalidad de actividades digitales, ha presentado este lunes sus propuestas de fiscalidad digital. La entidad presidida por el mexicano Ángel Gurría presentará los documentos al G20 en la reunión que mantendrán los ministros de Economía y Finanzas y los gobernadores de los bancos centrales esta semana.

Pese a lo extenso de las propuestas, la OCDE ha subrayado que todavía no se ha llegado a ningún acuerdo, aunque espera que sirvan de base para encauzar las negociaciones en el futuro. El compromiso de la OCDE y los países que forman parte de la iniciativa era alcanzar una propuesta consensuada y aceptada por todos para finales de este año. Sin embargo, la OCDE estima que las negociaciones no culminarán hasta mediados de 2021.

"Acordamos atajar rápidamente los problemas restantes con la vista puesta en llevar este proceso a una conclusión exitosa para mediados de 2021 y resolver los problemas técnicos, desarrollar borradores legislativos, pautas y reglas y procesos internacionales según sea necesario para implementar una solución basada en el consenso", ha explicado la OCDE.

El organismo ha instado a los gobiernos a adoptar un acuerdo ante los retos planteados por la pandemia del covid-19, ya que la implementación de este acuerdo ayudará a elevar los ingresos tributarios, algo que será necesario cuando los países tengan que restablecer sus finanzas públicas.

La OCDE cree que su plan aumentaría los ingresos por Impuesto Sobre Sociedades hasta en 67.000 millones de euros

Según los cálculos de la OCDE, su propuesta elevará los ingresos por el Impuesto sobre Sociedades a nivel mundial en entre 50.000 y 80.000 millones de dólares (42.283 y 67.654 millones de euros). Si se tiene en cuenta el efecto conjunto de las propuestas con un plan fiscal paralelo de EEUU, los ingresos tributarios se podrían elevar hasta en 100.000 millones de dólares (84.567 millones de euros) al año.

La OCDE estima que la implementación de un acuerdo multilateral tendrá un efecto negativo de menos del 0,1% del producto interior bruto (PIB) mundial a largo plazo. No obstante, la certidumbre fiscal procedente de este acuerdo podría elevar la inversión y el crecimiento, lo que compensaría "parcial o totalmente" este "pequeño efecto negativo".

La entidad cree que la aprobación de esta tasa, que tendría dos vías de aplicación, evitaría que los Gobiernos aumentasen impuestos de otros tipos

El organismo con sede en París ha argumentado que la aprobación de este acuerdo podría reducir la necesidad de que los gobiernos se vean obligados a subir otro tipo de impuestos para cuadrar sus finanzas en el futuro. "La ausencia de una solución consensuada probablemente llevaría a la proliferación de medidas fiscales unilaterales y no coordinadas, así como a un incremento en dañinas disputas fiscales y comerciales", ha alertado la institución.

La propuesta de la OCDE se centra en dos líneas de actuación. Por un lado, en el conocido como Pilar Uno, se propone adjudicar un porcentaje de los beneficios a ciertas jurisdicciones debido a la posibilidad de las empresas digitales de generar beneficios sin ventas o presencia física concreta en un país. De su lado, en el Pilar Dos se propone un tipo mínimo para ser recaudado en todas las jurisdicciones.

comentariosforum4WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 4
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Eso eres
A Favor
En Contra

Gurría, eres cómplice del psicópata de la Moncloa por no descubrir su incompetencia y maldad.

Puntuación 1
#1
Vaya vaya
A Favor
En Contra

¿Para cuándo una acuerdo para que los empleados de la OCDE paguen impuestos? Resulta tan disonante que impongan tasas a los demás cuando sus trabajadores no los pagan.

Puntuación 0
#2
Vaya vaya
A Favor
En Contra

Lo mejor sería que nadie pagara impuestos, exactamente igual que los trabajadores de la OCDE.

Puntuación 0
#3
Otra de políticos=impuestos
A Favor
En Contra

¿Pero no hay político que no sepa hacer otra cosa que poner impuestos?.

Puntuación 0
#4