Economía

El Banco de España ve urgente aprobar un programa de reformas estructurales

  • De Cos alerta sobre el ingente volumen de deuda pública que arrastrará España

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, cree que la economía, tras una recesión sin precedentes, se enfrenta a una recuperación gradual, todavía incompleta y desigual, y aboga por acometer de forma "urgente" un programa de reformas que afronte los retos estructurales.

En un artículo publicado este domingo en la web del Banco de España, el gobernador ha alertado sobre que, tras la pandemia, España registrará los mayores niveles de deuda pública en muchas décadas, y que la persistencia de ese endeudamiento reduciría los márgenes de actuación para hacer frente a perturbaciones adversas, expondría a la economía a una situación de vulnerabilidad crónica y lastraría la capacidad de crecimiento. Por ello, "debemos aceptar que la necesaria expansión fiscal en el corto plazo debe venir de la mano de un plan de saneamiento de las cuentas públicas en el medio plazo".

Reactivación con alfileres

Hernández de Cos ha explicado que, aunque la economía ha entrado en una fase de reactivación gradual, minimizar el riesgo de nuevos brotes está exigiendo mantener medidas que condicionan la actividad de una forma desigual. Además, la incertidumbre se mantiene elevada, lo que afecta negativamente al consumo y a la inversión.

Como resultado, el nivel de actividad sigue siendo significativamente inferior al observado antes de la crisis, y "pronto podrían comenzar también a apreciarse algunos daños persistentes en el tejido productivo y a vislumbrarse cambios estructurales generados por la pandemia", advierte.

En este escenario, la política económica debe combinar dos objetivos, que son apoyar la recuperación -lo que aconseja evitar una retirada prematura de las medidas de apoyo- y facilitar el ajuste de la economía al escenario que emergerá tras la pandemia.

Sobre la política monetaria, enfatiza que desde el Banco Central Europeo (BCE) se ha reiterado el compromiso de hacer lo que sea necesario para apoyar a la economía y sigue preparado para ajustar los instrumentos si fuera necesario. Al respecto, califica de satisfactorio el acuerdo del Consejo Europeo para crear el fondo de recuperación, aunque ahora, dice, el reto es utilizar estos fondos para apoyar de forma sostenible la reestructuración del tejido productivo.

En el ámbito nacional, aboga por extender y recalibrar periódicamente algunas de las medidas ya aplicadas, que en este momento tendrán que concentrarse en los colectivos de hogares y empresas más afectados y favorecer los ajustes estructurales necesarios.

También, dice, debería priorizarse la recolocación de los trabajadores o la revisión de los procesos de reestructuración e insolvencia empresarial, para permitir que las compañías con dificultades financieras continúen con su actividad cuando todavía son viables.

La crisis aceleró los desafíos existentes

"Muchos de los desafíos actuales de la economía ya existían antes del estallido de la pandemia, entre los que destacan el escaso crecimiento de la productividad, las elevadas tasas de paro estructural y de temporalidad, y la necesidad de abordar los retos derivados del incremento de la desigualdad, del envejecimiento y de la transición hacia una economía más sostenible", asegura.

Para el gobernador, la crisis solo ha hecho "más apremiante" la resolución de estos desafíos y ve "urgente" un programa de reformas para afrontarlos.

Aboga por mantener el apoyo temporal y focalizado de la política fiscal con un diseño que permita los ajustes estructurales necesarios, convertir los fondos europeos en un impulso fiscal que acompañe y oriente el esfuerzo de recuperación, e implementar, de manera urgente, "una estrategia ambiciosa, integral, permanente y evaluable de reformas que afronte los retos estructurales de la economía".

Finalmente, pide diseñar un programa de consolidación fiscal de medio plazo, para su implementación gradual una vez superada la crisis. "De una estrategia de política económica que combine estos principios depende nuestro bienestar futuro. Por ello, sus líneas maestras deberán gozar de un alto grado de consenso entre los distintos agentes políticos, económicos y sociales, de forma que las bases sobre las que se asiente nuestro crecimiento sean duraderas", manifiesta.

comentariosforum7WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 7
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Sin acritud.
A Favor
En Contra

No dicen nada de reformar el sistema de pensiones porque se los come la gente...

Puntuación 15
#1
Es de Justicia
A Favor
En Contra

Primera medida que el gobernador del Banco de España pase a cobrar el salario mínimo interprofesional y sus ayudantes lo mismo

Puntuación 26
#2
Es de Justicia
A Favor
En Contra

España tiene 550000 políticos y asesores y Alemania solo 100000 sobran en España 450.000 políticos y asesores con sueldos de más de 120000 €.

Puntuación 50
#3
Usuario validado en Google+
Mario Ruiz Ariza
A Favor
En Contra

Estoy de acuerdo, para empezar y dar ejemplo, eliminar cargos y políticos inútiles, asesores varios, y directores públicos que no hacen otra cosa que tocarse las narices y pedir reformas para el resto de los mortales.

Puntuación 40
#4
incredulo
A Favor
En Contra

Las reformas estructurales son simple de hacer. Menos regulaciones, más libertad, menos impuestos y menos Estado. Pero eso jamás lo entenderán desde las poltronas públicas. Entre otras el BdE.

Puntuación 30
#5
Carmen
A Favor
En Contra

1. Si se atrevieran a decir que hay que recortar los sueldos públicos, también se atreverían con las pensiones. Pero que los sindicatos de los funcionarios y los jubilados sean peleones y quejones no quita que deban aceptar las normas ajustadas a derecho. El quid está en la Justicia, no en que se rebele la gente acomodada. Se abriría un debate en la sociedad y muchos están hasta la coronilla de las quejas de los pensionistas.

Puntuación -2
#6
Alberto
A Favor
En Contra

Y la reforma de la administración pa cuando?

Puntuación 10
#7