Economía

¿Cuánto tiempo tardará EEUU en recuperar los millones de empleos destruidos?

  • Oxford Economics: "La recuperación del empleo será en dos fases"
  • "Una parte de los empleos podría no volver a recuperarse nunca"
  • Fed: "El empleo se recuperaría a mediados de 2021 siendo muy optimistas"
Gran pancarta en el Edificio de la Cámara de Comercio de Estados Unidos - Washington, DC. Alamy

Es la pregunta del millón. La recuperación del empleo ha comenzado en mayo. Sin embargo, la crisis del coronavirus ha hundido la actividad económica, generando la mayor recesión económica en décadas para EEUU y otros países desarrollados. Aunque lo peor ya ha pasado, el impacto sobre el mercado laboral puede dejar heridas más profundas e incluso cicatrices casi imborrables. La evolución del coronavirus será vital para saber cuándo se recuperará el empleo perdido, lo que complica los pronósticos. Sin embargo, tras destruir decenas de millones de puestos de trabajo, parece casi inevitable que EEUU termine este año con la tasa de paro mostrando un doble dígito. A pesar, incluso, del esperanzador dato de empleo publicado este viernes, que muestra una sorprendente creación de 2,5 millones de empleos en mayo. A medida que se recupere la actividad, millones de americanos que se encuentran fuera de la fuerza laboral podrían sumarse a la búsqueda activa de empleo, presionando al alza la tasa de paro.

Oxford Economics: "Aunque creemos que el mercado laboral recuperará varios millones de empleos antes de finales de año, o alrededor del 60% de los empleos perdidos, la economía aún tendrá unos cuantos de millones de trabajadores menos si se comprara con febrero"

Salvo que se produzca una oleada de contrataciones sin precedentes, el desempleo permanecerá en dos dígitos incluso en 2021, explican Nicolas Petrosky-Nadeau y Robert G. Valletta economistas de la Reserva Federal de San Francisco. "También encontramos que el aumento en el desempleo podría atenuarse significativamente por una reducción sustancial en la participación de la fuerza laboral". Es decir, se podría ver una caída de la tasa de paro no porque haya más personas trabajando, sino porque una mayor parte de la población decida dejar de buscar empleo de forma activa, desapareciendo de la estadística como 'parados'.

Se comienzan a ver contrataciones

El dato de paro de este viernes deja entrever que el mercado laboral ya ha comenzado a moverse en ambas direcciones, no solo en la dirección de destrucción. Desde ING aseguran que ya se están comenzando a ver algunas contrataciones a medida que los estados avanzan con sus horarios de reapertura. "Desafortunadamente, la recontratación puede no ser especialmente rápida. El distanciamiento social limitará la capacidad de muchas empresas minoristas, de restaurantes y de ocio para abrir adecuadamente y podrían ver que no es económicamente viable hacerlo con las restricciones que se les imponen actualmente, como limitar el número de clientes. Otros negocios en varios sectores pueden encontrar que la demanda no vuelve tan rápido como se esperaba y necesitarán ajustar el empleo".

Además, gran parte de esos empleos se encuentran en la parte más baja de la escala salarial, por lo que las personas económicamente más vulnerables serán las más afectadas si el empleo no se recupera con velocidad.

Una reactivación en dos fases

La evolución de las condiciones del mercado laboral en los próximos meses dependerá en gran medida de si el brote permanece contenido durante el verano o si se desarrolla otra ola de contagio. El escenario base de Oxford Economics prevé una reanudación gradual de la actividad y que se encuentra una vacuna que estaría disponible para el primer semestre de 2021. Según estos supuestos, "prevemos una reactivación del mercado laboral en dos fases".

Las condiciones deberían comenzar a mejorar durante este verano, con una reducción significativa de los parados que han sufrido despidos temporales a medida que se reanuda la actividad comercial, la industria, la construcción y la demanda de trabajadores se fortalece en general. "Aunque creemos que el mercado laboral recuperará varios millones de empleos antes de finales de año, o el 60% de los empleos perdidos, la economía aún tendrá unos cuantos de millones de trabajadores menos si se comprara con febrero".

Además, estos expertos prevén que la tasa de desempleo siga estando por encima del 10% para finales de año. "También observamos que el gobierno federal se queda corta a la hora de proporcionar asistencia a los gobiernos estatales y locales con dificultades para expandir los programas de ayudas, lo que podría poner en peligro la fase inicial de recuperación del empleo".

La segunda fase de la recuperación abarcará desde 2021 hasta 2023, con un ajuste del mercado laboral más gradual a medida que los trabajadores que se han quedado atrás buscan nuevos empleos y la demanda laboral continúa aumentando poco a poco. "Es importante destacar que la recuperación será desigual ya que el distanciamiento social continuará amortiguando la actividad en las industrias más vulnerables como son las relacionadas con el hospedaje y los servicios de alimentos, transporte y venta minorista. A largo plazo, creemos que nunca se recuperarán alrededor de 1,5 millones de empleos como resultado de la crisis del coronavirus", aseguran Lydia Boussour, economista senior de Oxford Economics para EEUU.

La tasa de paro 'real' es más alta

Desde la Fed de San Francisco resaltan las dificultades para realizar una previsión certera y probable. "Existen tres fuentes principales de incertidumbre, que reflejan el tamaño y el alcance sin precedentes del impacto del virus: el alcance total de la ola inicial de pérdidas de trabajo aún no se ha determinado. Segundo, no está claro cómo de rápido se levantarán las medidas de distanciamiento social utilizadas para contrarrestar la pandemia y, por lo tanto, con qué velocidad y en qué medida la actividad económica y la contratación se recuperarán. Por último, con restricciones que impiden la búsqueda activa de empleo en la mayor parte del país, muchos parados y otras personas que desean trabajar pueden no declararse desempleados, lo que limita el aumento a corto plazo de la tasa oficial de desempleo", explican estos expertos.

La tremenda incertidumbre que rodea a las proyecciones sobre la futura tasa de desempleo en los próximos años ha llevado a estos expertos a descartar un escenario 'probable' (en las proyecciones se suele modelar un escenario base, otro pesimista y uno optimista). En el lado pesimista, si no se produce una oleada de contrataciones sin precedentes a finales de este año y el próximo, la tasa de desempleo podría permanecer en dos dígitos hasta 2021.

El lado más optimista

Desde una perspectiva más optimista, si las medidas restricitivas se levantan rápidamente, y los empresarios deciden aumentar la contratación rápidamente aprovechando el enorme número de personas paradas, la tasa de desempleo podría volver a bajar cerca de su nivel previo al virus a mediados de 2021.

Parece evidente que el mercado laboral podría tardar al menos un año en recuperar los niveles de ocupación previos a la crisis en el mejor de los casos. Aún así, la incertidumbre sobre el camino que seguirá la tasa de desempleo hace prácticamente imposible generar una escenario probable para los próximos ejercicios.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin