Economía

Calviño aplaza los impuestos y supedita su subida a un crecimiento robusto de la economía

  • Aparca el debate de la reforma laboral: "Estamos centrados en combatir la pandemia"
  • Prevé una negociación "muy complicada" para las ayudas europeas
  • Lamenta el cierre de Nissan en Barcelona: "Habrá un proceso de negociación"

El Gobierno subirá los impuestos, pero todo parece indicar que no será ahora ni en el corto plazo. Así lo ha dejado entrever la vicepresidenta tercera de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, al supeditar un aumento de los tributos a un crecimiento robusto de la economía española.

"Una vez que logremos el crecimiento, es evidente que debemos retomar la consolidación fiscal", ha asegurado Calviño en los Los Desayunos de TVE. A pesar de que el PSOE llevaba en su programa de Gobierno este escenario, la encargada de Economía prefiere esperar y mantener los esfuerzos en reconstruir el futuro tras las devastadoras consecuencias de la crisis del coronavirus

"La sociedad conoce bien el programa de este Gobierno y esa es la línea en la que estaremos trabajando las próximas semanas, meses y en el curso de la legislatura", ha puntualizado Calviño, quien ha añadido que una vez regrese el crecimiento económico se recupere la senda de reducción de déficit y deuda, que se prevé que alcance el 10,34% del PIB y el 115,5% del PIB, respectivamente.

Preguntada por la reforma laboral, Calviño también ha mostrado prudencia al aparcar cualquier decisión al respecto. "Estamos centrados en hacer frente a la pandemia y reconstruir la economía", ha dicho. A renglón seguido, ha puntualizado que "eso no quita que con los agentes sociales sigamos negociando".

En cuanto al anuncio de Nissan para cerrar su planta de Barcelona, la titular de Economía ha lamentado la decisión. "Hemos propuesto a la empresa un proceso de negociación porque creemos que tiene un sentido estratégico". Calviño ha vuelto a recordar que las inversiones son menores que el cierre de la misma (1.000 millones, según los cálculos del Gobierno)

Tras ello, ha asegurado que el Gobierno trabajará con la empresa, la Generalitat, el Consorcio de Zona Franca, el Ayuntamiento de Barcelona y con los sindicatos "para ver cómo podemos encauzar este proceso o buscar solución alternativa". 

Negociación complicada en Europa

La vicepresidenta tercera del Gobierno ha destacado que el fondo europeo de recuperación de 750.000 millones de euros propuesto por Bruselas es "muy ambicioso" e importante, tanto desde el punto de vista cuantitativo como político. Ha considerado que esta propuesta es una "muy buena base y un punto de partida" para una negociación "que va a ser muy complicada", con "miras a tener un acuerdo en julio".

"Vamos a impulsar esta negociación a nivel comunitario (...) La propuesta está a la altura de lo que necesitamos", ha apuntado la vicepresidenta, que ha destacado que el plan recoge propuestas de España y que se financiará con deuda europea, contemplándose un reparto por países en función del impacto que en cada de ellos ha tenido la pandemia.

"Acoso al Gobierno"

En otro orden de cosas, Calviño ha lamentado el "ambiente, sobre todo en los círculos políticos, de acoso al Gobierno" y ha pedido abandonar un entorno de crispación que resulta "bastante destructivo" cuando la crisis sanitaria y económica requiere remar en la misma dirección para superarla unidos.

"Para mí es evidente que llevamos dos años en un entorno y un ambiente, sobre todo en los círculos politos, de acoso al Gobierno. Estamos gobernando, desde hace dos años, en una situación bastante excepcional que yo no veo en ningún otro país de nuestro entorno", ha puntualizado.

Como conclusión, la vicepresidenta del Gobierno ha pedido no seguir con este ambiente de crispación. "Le confieso que, como la inmensa mayoría de los españoles, trato de abstraerme lo más posible de este ruido, que es bastante destructivo, que yo creo que no conduce a nada" ha demandado.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud