Economía

El PP quiere librar a los planes de pensiones de la 'tasa Tobin'

  • La propuesta excluye del impuesto inversiones 'verdes' y 'bonus' en acciones
  • Con esta revisión se protegen los intereses de todas las partes
El presidente del Partido Popular, Pablo Casado. EFE
Madrid

El Partido Popular quiere reducir el impacto que la 'Tasa Tobin', el impuesto sobre las transacciones financieras, tendrá en el ahorrador. Para ello ha presentado una propuesta en la que se incluyen más exenciones a las ya contempladas en el proyecto de ley. En la enmienda presentada por los 'populares' se propone eliminar el impuesto sobre las operaciones realizadas por fondos de pensiones, las realizadas por fondos de inversión tipificadas como sostenibles y con carácter social o medioambiental, y las retribuciones a empleados en acciones.

Con la 'Tasa Tobin', el Gobierno presidido por Pedro Sánchez gravará el movimiento de activos financieros de las grandes empresas españolas. Son consideradas grandes aquellas instituciones con un valor de capitalización bursátil por encima de los 1.000 millones de euros. Con la aprobación de esta nueva ley el Ejecutivo de coalición espera poder recaudar 850 millones de euros.

A priori, el ciudadano puede pensar que toda esta situación solo le genera beneficios como consumidor y esta opinión estaría respaldada por aquellos, defensores de la medida, que indican que, con la aplicación de esta norma, el sector financiero contribuirá en la recaudación de impuestos para pagar servicios públicos en nuestro país.

A pesar de todo lo bueno, que esta medida pueda traer, los costes y comisiones que se aplican sobre las instituciones financieras y de ahorro acabarán tocando al cliente de forma indirecta. Esto se debe a que las comisiones de los productos, relativos al ahorro privado, el consumidor no las percibe de forma directa, no se las retienen del producto contratado, sino que se restan de la rentabilidad y los rendimientos que genera nuestro plan de pensiones. Por ejemplo, una de las formas posibles sería reduciendo la rentabilidad de los planes de pensiones.

Del mismo modo los detractores de este impuesto consideran que la medida puede desincentivar grandes operaciones financieras en España. Lo que supondría grandes perdidas en la recaudación de impuestos debido a que esta actividad se realizaría fuera de nuestras fronteras.

Revisión del PP

Para tratar de reducir estos posibles hándicaps al gravar las operaciones financiera y proteger al consumidor, las enmiendas registradas en el Congreso al proyecto de ley del citado impuesto, a las que ha tenido acceso Europa Press, el Grupo Popular aboga por eximir toda adquisición de acciones realizadas por fondos de pensiones, mutualidades de previsión social, entidades de previsión social voluntaria (EPSV) y entidades aseguradoras en los planes de previsión asegurados, planes de previsión social empresarial y seguros colectivos que instrumenten compromisos por pensiones, ya que su aplicación sobre las transacciones de estos productos podría provocar los efectos ya expuestos.

Por otro lado, los 'populares' también quiere eximir a los sujetos pasivos de la 'tasa Tobin' al presentar una declaración anual del impuesto con todas las operaciones exentas. En vez de la actual forma, el partido liderado por Pablo Casado apuesta por incluir en esa declaración de forma exclusiva las operaciones sujetas y no exentas con el fin de "reducir los costes de cumplimiento que deberán soportar los sujetos pasivos del impuesto".

Asimismo, apuestan por simplificar el devengo del impuesto para que se ejecute en el momento en que se produzca la anotación registral de los valores a favor del adquiriente, ya que consideran que utilizar dos criterios diferentes, según recoge el proyecto original, en función de si se realizan en un centro de negociación, o al margen del mismo, va contra la neutralidad del impuesto.

Del mismo modo, también aquellas adquisiciones realizadas por Instituciones de Inversión Colectiva (IIC) referidas a los artículos dedicados a inversiones sostenibles de carácter social o medioambiental, según lo contemplado en el Reglamento europeo sobre divulgación de información relativa a la sostenibilidad en el sector de servicios financieros. Las exenciones propuestas también alcanzan a las adquisiciones que se deriven de la entrega de acciones o participaciones de una sociedad a sus trabajadores o de otra entidad del mismo grupo para evitar, dicen, "el efecto negativo sobre los planes de retribución de empleados, cuyo fin es retener y fomentar el capital humano de las empresas españolas".

comentariosforum1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Josh
A Favor
En Contra

Esta tasa es la mayor estupidez populista que he visto en mucho tiempo, por dos razones:

1) No va a recaudar más, en los sitios donde se ha impuesta ha caído el volumen de negociación y la recaudación por esta tasa. Por lo que no va a cumplir su cometido

2) La mayoría de los que invierten en la bolsa española son inversores extranjeros (casi 70%), que simplemente cambian en el ordenador un mercado por otro. Esto lleva a su vez que la bolsa sea menos atractiva y más gente que se irá o dejará de operar en ella, la falta de liquidez no es nada atractivo.

3) A consecuencia de lo anterior, las empresas españolas tendrán menos capitalización, lo que afecta a que puedan ser compradas más baratas o que su capacidad de endeudarse (y hacer inversiones) sea menor.

Una cosa es estúpida cuando no cumple con lo que esperas mientras estropeas considerablemente lo que tocas, más estúpido aun cuando está más que advertido que pasará eso. Eso sí, de cara a los parroquianos paletos queda super bien 'mira como castigamos a los ricos'... ya te contaré.

Puntuación 3
#1