Economía

Los empresarios advierten: uno de cada cinco empleados catalanes irá al paro si colapsa el turismo

  • Las nueve demandas del sector turístico para evitar el desplome del empleo
  • Sánchez Llibre pide al Gobierno que "escuche" a las empresas ante la crisis
Fuente: Europa Press.

El turismo es uno de los sectores más afectados por la pandemia del coronavirus y el frenazo forzoso de la actividad económica, y el impacto para el empleo en las zonas donde este sector emplea a una gran mayoría de la población el alargamiento de la situación puede ser más severo y con dramáticas consecuencias. Concretamente, en Cataluña, pilar del turismo en España el colapso del sector ante el desplome de la demanda previsto para este verano puede hacer que uno de cada cinco trabajadores del conjunto de la región se vayan al paro, tal y como advierten desde la patronal Foment del Treball.

El comercio y el turismo son dos sectores esenciales y estratégicos de la economía de la región, que en conjunto representan más del 22% del Valor Añadido Bruto y generan más de 600.000 puestos de trabajo directos. Además, son los dos sectores transversales en el conjunto de la economía y que generan más efectos multiplicadores y un mayor número puestos de trabajos indirectos.

El presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre pide a los partidos políticos responsabilidad, diálogo y, sobre todo, que escuchen a los empresarios. "Las empresas no somos parte del problema, somos parte de la solución. Es necesario un plan de rescate inminente específico para el turismo y el comercio. Aún estamos a tiempo, todavía podemos salvar 600.000 puestos de trabajo", señala asegurando que si no se adoptan en los próximos días planes de rescate específicos, con fuertes medidas fiscales, económicas, laborales y legislativas, viviremos el colapso general del turismo y el comercio.

"Hay que tener muy presente que aunque se inicie en las próximas semanas una reapertura progresiva de la actividad económica, tanto el turismo como el comercio no recuperarán plenamente su actividad hasta el próximo año", advierten desde la patronal catalana.

Transferencias para amortiguar la crisis

De este modo, ante la caída histórica del PIB es necesaria una respuesta de política económica contundente "que se refleje en una aceleración del gasto en consumo de las administraciones públicas". De este modo, Sánchez Llibre, apoya de este modo la propuesta del vicepresidente de Economía de la Generalitat de Catalunya, Pere Aragonés, para crear el Fondo COVID-19. "Es prioritario mutualizar, a través de las finanzas del Estado, la solidaridad y las acciones con las CCAA y hacer frente a los gastos sanitarios, por un lado, y las específicas de política económica, por el otro, vía transferencias a las CCAA desde el Estado, y no mediante créditos", asegura el presidente de la patronal.

Ante este escenario, es muy importante desarrollar un plan de choque potente y eficiente para poder mitigar los efectos de la crisis sanitaria en el ámbito económico y dar un impulso general a la economía, considerando las medidas más idóneas para cada ámbito de actividad parcial. "Sin embargo no será posible volver a la velocidad crucero que tenía nuestra economía antes de este shock",explica la patronal.

Las nueve exigencias del sector turístico

En este sentido, parece evidente que uno de los casos más urgentes son los que afectan a empresas del sector turístico

1. Declarar el turismo y el comercio como sectores económicos estratégicos en todo el territorio.

2. Disponer de un calendario de desconfinamiento oficial para una adecuada planificación de la actividad, con la coordinación del sector privado. La reactivación de los sectores económicos es urgente para evitar que la crisis sanitaria provocada por la COVID-19, agrave la crisis económica y derive en una profunda crisis social.

3. Facilitar la flexibilidad necesaria a las empresas para adaptarse a una recuperación de la demanda, que será lenta y progresiva, permitiendo ampliar los beneficios de los ERTE por fuerza mayor hasta finales de año, e implantar mecanismos que permitan a las empresas adaptar su estructura a la evolución de la demanda durante todo 2020.

4. Aplicar medidas de estímulo e incentivo fiscal para incentivar rebajas nos los alquileres, promoviendo el pacto entre propietarios e inquilinos. En particular: que las cantidades rebajadas del alquiler generen un crédito fiscal deducible para los propietarios y supresión del 100% de los alquileres de locales de titularidad pública que están inoperativos (por ejemplo las instalaciones de la red AENA).

5. Incrementar las medidas de liquidez en el medio y largo plazo y mantener las líneas de liquidez ICO / ICF hasta finales de 2021.

6. Inyectar liquidez a través de la suspensión y exoneración impositiva, tanto en relación a los tributos estatales como autonómicos como municipales.

7. Respetando la prioridad para el sector sanitario, facilitar por parte de la administración los EPIs y equipos de protección de forma prioritaria.

8. Planificar una campaña para activar la demanda turística y comercial, a partir de los nuevos comportamientos y hábitos de los consumidores, poniendo en valor los conceptos de destino y compra segura.

9. Generar efectos multiplicadores en la economía promoviendo las inversiones a través de incentivos fiscales (por ejemplo en obras y rehabilitación), y de la agilización y simplificación administrativa y burocrática, priorizando la Declaración Responsable, el silencio administrativo positivo, y con carácter general la intervención administrativa de carácter posterior.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin