Economía

El Banco de Inglaterra recorta de urgencia y en 50 puntos los tipos de interés por el coronavirus: del 0,75% al 0,25%

  • Sigue los pasos de la Reserva Federal de EEUU, que también recortó por sorpresa
  • El BCE se reúne este jueves: Lagarde alerta que se puede revivir una crisis como la de 2008
  • La libra gira a la baja en su cruce con el dólar y con el euro

Fuera de agenda y por sorpresa. El Banco de Inglaterra (BoE) ha recortado los tipos de interés para amortiguar los efectos negativos sobre la economía del coronavirus. Siguiendo los pasos de la Reserva Federal de EEUU (Fed), el organismo monetario -de manera unánime- ha dejado el precio del dinero en el 0,25% desde el 0,75% anterior, es decir, un tijeretazo de 50 puntos básicos. Se trata de la primera vez que hace algo similar desde marzo de 2009 con la quiebra de Lehman Brothers. El BCE, por su parte, se reúne este jueves y su presidenta, Christine Lagarde, ha lanzado un duro mensaje: "Si no actuamos, la crisis del coronavirus será como la de 2008". 

Tras una reunión no prevista durante la jornada del martes, el BoE ha considerado que, si bien el impacto económico del coronavirus es incierto, es probable que la actividad económica se debilite en los próximos meses en Reino Unido. De esta manera, cree que el recorte de tipos ayudará a respaldar la confianza de las empresas y los consumidores en un momento difícil.

La sorpresiva decisión de la entidad forma parte, ha explicado, de un amplio paquete de medidas para ayudar a que las compañías sigan funcionando y que la gente conserve sus trabajos y evitar que esta alteración económica "temporal" tenga un impacto económico duradero. Así ha puesto en marcha también una línea de crédito dirigida a facilitar los préstamos a pymes, que se financiará mediante la emisión de reservas del banco central (hasta unos 100.000 millones de libras o 113.840 millones de euros).

Asimismo, los miembros del comité monetario del BoE han votado en bloque a la hora de mantener en 10.000 millones de libras esterlinas (11.243 millones de euros) la emisión de reservas del banco central para financiar la compra de deuda corporativa, así como de continuar con el programa de 435.000 millones de libras esterlinas (489.000 millones de euros) de compra de bonos soberanos.

Por otra parte, el organismo también ha decidido reducir con efectos inmediatos desde el 1% al 0% el colchón de capital anticíclico exigido a las entidades del Reino Unido, que estaba previsto que alcanzase el 2% en diciembre de 2020, lo que liberará unos 190.000 millones de libras (216.391 millones de euros) a la economía. Tiene previsto mantener esta ratio del 0% al menos durante un periodo de 12 meses, por lo que ninguna subida tendría efecto al menos antes de marzo de 2022.

"El papel del Banco de Inglaterra es ayudar a las empresas y hogares de Reino Unido a gestionar un posible shock económico"

"El papel del Banco de Inglaterra es ayudar a las empresas y hogares de Reino Unido a gestionar un posible shock económico", ha puntualizado en el comunicado. "Aunque la interrupción derivada de covid-19 podría ser aguda y grande, debería ser temporal". 

Los últimos días de Carney

En esta línea, la institución, que se prepara para despedir a su gobernador, Mark Carney, también ha puesto en marcha un esquema de financiación para pequeñas y medianas empresas. A su juicio, los problemas temporales en las cadenas de suministro y la actividad empresarial más débil podrían incrementar la demanda de crédito a corto plazo de los hogares y de las empresas.

La reacción de la libra, la divisa británica, a la medida tomada por el organismo monetario ha sido inmediata. Su cotización frente al dólar se ha girado a la baja. A primera hora de la mañana tenía un precio superior a 1,29 'billetes verdes', nivel bajo el que ha pasado a moverse tras el anuncio. También ha pasado a debilitarse frente a la moneda única. La libra ha pasado a moverse ligeramente por encima de los 1,33 euros pese a que comenzaba la jornada sobre los 1,44 euros.

La semana pasada, la Fed anunció por sorpresa una bajada de tipos de interés de 50 puntos básicos hasta un rango entre el 1 y el 1,25%. El banco central de EEUU no había tomado una decisión de este tipo sin reunión previa desde la crisis financiera de 2008, ni tampoco un movimiento de tal magnitud.

El primer Presupuesto tras el Brexit

La medida del Banco de Inglaterra se conoce horas antes de que el Gobierno del primer ministro británico, Boris Johnson, presente su primer presupuesto estatal posterior al Brexit, con el objetivo de combinar proyectos de infraestructura con medidas a corto plazo para mitigar el impacto de la extensión del coronavirus.

El ministro de Economía, Rishi Sunak, expondrá esta tarde en el Parlamento sus prioridades de gasto y fiscales, que completará en otoño con otro anuncio presupuestario.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin