Economía

Una marea de petróleo convertirá a la pequeña Guyana en el país que más crecerá del mundo

  • Guyana podría duplicar la renta per cápita de sus habitantes en 4 años
  • FMI: "Las expectativas a medio plazo de esta economía son muy favorables"
  • La producción del petróleo alcanzará los 750.000 barriles día en 2025

Guyana es un pequeño país sudamericano que se caracteriza, entre otras cosas, por ser el único de la región cuyo idioma oficial es el inglés (el Reino Unido no reconoció su independencia hasta 1966). Este país que no llega al millón de habitantes tendrá este año el honor de ser el que más crezca del mundo. Tras años de exploración y perforación, el petróleo ha comenzado a brotar con fuerza de las aguas que bañan su costa. Se prevé que la producción de crudo supere los 100.000 barriles al día, partiendo casi de cero. Aunque la industria del crudo no esté en su mejor momento, esto permitirá que la economía se expanda alrededor de un 85% durante este año.

El último informe publicado por el Fondo Monetario Internacional (FMI) analizando esta economía destacaba que "las perspectivas a medio plazo para esta economía eran muy favorables a medida que la producción de crudo comenzase a principios de 2020". Finalmente la extracción de crudo comenzó unas semanas antes de lo esperado. La agencia Reuters informaba esta semana de la partida del primer petrolero de Guyana con dirección EEUU para que Exxon refine el crudo y lo convierta en derivados útiles.

Exxon y sus socios Hess y la china CNOOC iniciaron la producción en la prometedora formación de Stabroek de Guyana en diciembre, antes de lo previsto, tras hallar más de 6.000 millones de barriles de petróleo y gas recuperables. Exxon comunicó el pasado viernes que el primer envío de crudo del proyecto se cargaría durante el fin de semana y se dirigiría a su red de refinamiento durante la siguiente semana.

Todo el petróleo que se puede extraer de Guyana se ha encontrado en la formación marina de Stabroek, donde Exxon y sus socios han logrado 17 grandes descubrimientos de campos de petróleo. Este consorcio liderado por Exxon espera producir al menos 750.000 barriles por día de crudo para 2025, suficiente para que Guyana se convierta en una potencia petrolera junto con las vecinas Venezuela y Brasil.

Este es el proyecto Liza Fase 1, que incluye la perforación de 17 pozos en el bloque Stabroek de Guyana y ha sido la primera parte del plan para incrementar la producción en el pequeño país sudamericano que irá ganando fuerza hasta 205. Según los cálculos del FMI, para 2024 el sector petrolero supondrá el 40% del PIB de la industria. Los ingresos de esta industria permitirán a su vez aumentar los ingresos públicos y la reducción del déficit en la balanza por cuenta corriente.

El informe del instituto monetaria recalca que el petróleo plantea casi las mismas oportunidades que retos. "El comienzo de la producción tiene el potencial para transformar la economía, pero se necesita manejar de forma efectiva para minimizar las distorsiones macroeconómicas relacionadas con el 'mal holandés' y la debilidad del gobierno".

El mal holandés dañó seriamente a la economía de los Países Bajos allá por 1960. Los hallazgos de grandes yacimientos de gas natural cerca de las costas de los Países Bajos convirtieron a este país en uno de los grandes exportadores de gas natural.

La fuerte demanda en el mercado de divisas de florines holandeses apreció con rudeza esta divisa, dañando al resto de sectores del país, que ante la fortaleza del florín tuvieron dificultades para de exportar sus bienes y competir con los productos importados, que se 'abarataban' a medida que la divisa holandesa se apreciaba. Algunos países como Noruega han logrado escapar de este 'mal' con una gestión ejemplar de los recursos obtenidos por el petróleo.

El FMI pide cautela y disciplina fiscal a la hora de usar los ingresos 'extra' del crudo. El florecimiento de la inversión también podría provocar un incremento de los tipos de interés reales y de la inflación, poniendo en peligro al resto de ramas de la actividad que no tengan que ver con el petróleo.

El PIB de Guyana creció un 3,1% en 2015, un 3,4% en 2016, un 2,1% en 2017, un 4,1% en 2018, un 4,4% en 2019 y para 2020 se prevé que avance un 85,6%. El PIB per cápita pasará en pocos años de los 4.600 dólares a superar los 10.000 dólares, un avance muy importante (pero sobre todo muy rápido) incluso para un país en desarrollo. Sería trascendental lograr una redistribución de ese crecimiento del PIB para un país que ya cuenta con uno de los niveles de desigualdad más grandes del mundo. Para ello, los ingresos públicos (que se duplicarán en cuatro años) tendrán una misión clave a la hora de implementar políticas redistributivas.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1
forum Comentarios 1
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

VIO
A Favor
En Contra

Este fenómeno lo resumía admirablemente el escritor venezolano Arturo Uslar Pietri con la siguiente frase: “Hay que sembrar el petróleo”. La frase es brillante pero allí nadie le hizo caso.

Puntuación 1
#1