Economía

La empresa advierte del peligro en el empleo de subir Sociedades y el SMI

  • Las patronales reclaman al Gobierno contención en el gasto social para 2020
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio. Foto: Efe

Las principales patronales españolas tienen claras las prioridades de los empresarios de cara al 2020 y por ello reclaman al nuevo Gobierno mesura y análisis en la toma de decisiones que afecten a la marcha del empleo como el posible incremento del salario mínimo interprofesional (SMI) o la subida del impuesto de Sociedades.

"Pedimos que cualquier modificación del SMI se negocie en el diálogo social y que se respeten los acuerdos alcanzados en el ámbito de la negociación colectiva. No todos los sectores y empresas pueden asumir los mismos incrementos de los costes laborales y eso debe tenerse en cuenta", apuntan desde la CEOE ante los anuncios de una posible subida que situara la mínima remuneración en torno a 1.200 euros.

En este sentido, desde la patronal de las pequeñas y medianas empresas Cepyme advierten de que los incrementos salariales en cascada pueden tener efectos negativos en la generación y mantenimiento del empleo y que "producirá un aumento de la economía sumergida". Recuerdan además desde la organización que los efectos de la subida del SMI los asumen las empresas, en su mayoría pymes.

Además, sobre el otro aspecto que impacta directamente en la actividad de las empresas y que puede tener su reflejo en la creación de empleo, el alza del impuesto de Sociedades, se recuerda al Ejecutivo que los empleadores españoles ya afrontan grandes cargas.

"Los empresarios españoles somos lo que más aportamos en términos de fiscalidad (y costes sociales) a las arcas del Estado en toda Europa; muy por encima de la media, con casi el 50% de los beneficios empresariales. Cualquier incremento fiscal repercutirá en un mayor deterioro de los márgenes de las empresas, pérdida de competitividad y destrucción de empleo y, en las pymes, pondrá en riesgo la propia supervivencia de muchas de estas compañías", explica el presidente de Cepyme, Gerardo Cuerva, a elEconomista.

"Antes de subir impuestos en general para cuadrar las cuentas públicas, es necesario revisar la eficiencia del gasto público y reforzar la lucha contra la economía sumergida", explican desde la CEOE asegurando que ha instado a la Agencia Tributaria a que, a la hora de calcular el tipo efectivo de Sociedades de los grandes grupos, que parta, no de los resultados contables, sino de las bases imponibles como reivindicación en este ámbito.

Del mismo modo, ambas patronales recuerdan al futuro Ejecutivo la importancia de mantener el equilibrio de las cuentas públicas. "La principal vulnerabilidad de la economía española es el elevado endeudamiento público que, unido a los compromisos de déficit derivados de la gobernanza europea, hacen que el rigor presupuestario sea un principio urgente e inaplazable", señala Gerardo Cuerva.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud