Economía

Liliana Marsán: "Hay mayor percepción de que la situación económica empeorará"

  • Entrevista con la responsabe del departamento de Estudios y el Observatorio Cetelem, Liliana Marsán
Madrid

La responsabe del departamento de Estudios y el Observatorio Cetelem, Liliana Marsán, atiende a elEconomista en pleno despliegue de los efectos de la desaceleración en los hábitos de compra de los consumidores españoles. Sin embargo, tal y como señala la experta de Cetelem BNP Paribas sobre la materia esto también está teniendo su reflejo en un incremento de la intenciones de ahorro de los hogares de cara a sortear los efectos de la eventual recesión, precisamente una asignatura pendiente de los españoles. En este sentido, el pulso que el Observatorio toma periódicamente a los consumidores da cuenta de un aumento del escepticismo sobre el avance de la situación económico general.

¿Está afectando la desaceleración económica al consumo?

Cuando comenzamos a hacer el barómetro en 2014 veníamos de un pulso muy bajo, estábamos recién salidos de la crisis y el consumidor tenía una percepción económica y personal muy baja. A lo largo de estos cinco años, hemos notado una tendencia al alza muy marcada: aumenta la intención de compra, la intención de ahorrar, nuestra situación económica es mejor. La desaceleración sí que se nota en el pulso del consumidor porque pese a la tendencia, en los últimos meses se ve una estabilización. Y sobre todo la percepción, veníamos de entre cinco y seis meses donde se creía constantemente que mejoraría la situación y ahora notamos más percepción de que permanecerá estable o empeorará. Parece que el consumidor está en una pausa en sus ganas de consumir, en el último trimestre el gasto de los hogares creció el 1,5% respecto al año anterior pero decrece respecto a meses anteriores.

¿La irrupción de la compra online ha tenido algún efecto negativo o positivo en la industria del crédito comercial? ¿Se contratan muchos créditos de manera 100% digital?

Internet ha impactado en nuestra actividad como ha hecho con todo. Nosotros siempre hemos sido pioneros en el uso de la tecnología y en lo que ofrecemos a nuestros clientes. Hemos sido líderes en ofrecer financiación a través de una tienda física y también estamos siéndolo en online. Cuando contratas un crédito online lo que quieres es inmediatez, agilidad, y nosotros a través de nuestro producto eCreditNow lo hacemos así, todo con firma digital. Tanto las entidades financieras, como consumidores y retail están muy metidos en este mundo digital y cada vez va todo más ágil.

Sobre el ahorro, ¿cómo ha evolucionado este comportamiento entre los consumidores españoles desde el inicio de la crisis?

Según el momento tendemos más al ahorro o no. En los meses después del verano no vamos a poder ahorrar porque hemos gastado más. El tema del ahorro genera mucha polémica: nosotros sacamos los datos del barómetro justo cuando el Banco de España publicó las cifras de tasa de ahorro en mínimos históricos. Hay que saber diferenciar entre la tasa de ahorro y la encuesta en la que nosotros preguntamos sobre la intención y lo que se ha conseguido ahorrar. Durante la crisis ni consumíamos ni ahorrábamos, después de la crisis empezó a crecer el consumo pero también el ahorro, la crisis nos ha hecho consumidores más racionales, consumimos de manera diferente a como lo hacíamos antes.

¿Cree que cada vez hay más cultura del ahorro?

Yo creo que en los últimos años el consumidor ha evolucionado. Ahora tenemos Internet, información, tenemos foros, es decir, aunque no seas economista o tengas un cierto nivel de estudios puedes a través de estos canales informarte sobre cómo invertir y más cosas, lo que genera más cultura financiera y de ahorro. La cultura del ahorro ha evolucionado favorablemente en los últimos años. 

¿Cómo ha evolucionado la tendencia en la compra de vehículos en España? ¿Se nota la irrupción de las opciones más respetuosas con el medio ambiente?

En el observatorio del motor del año pasado notamos un cambio de tendencia brutal. La anterior vez que nosotros preguntamos qué tipo de vehículo le gustaría tener o qué tipo iba a comprar en los próximos 12 meses fue en 2007. Si compramos estos datos con los de 2018, entonces la mayoría de conductores optaban en su mayoría por el diésel o la gasolina. Ahora el híbrido y eléctrico superan por primera en intención de compra a los vehículos de combustión tradicional. Pero este cambio no se está produciendo por decisiones políticas como la de Madrid Central, cada vez somos más ecológicos y más responsables socialmente.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin