Deporte y Negocio

La Ley del Deporte choca contra un muro infranqueable: la convocatoria de elecciones manda el texto a la nevera

  • Esta semana se habían empezado a reunir todos los actores implicados
  • El anteproyecto estaba pendiente de varios cambios que deberán esperar
  • La idea del PSOE es dejar un borrador avanzado por si vuelven a gobernar
El ministro de Deporte, José Guirao, en rueda de prensa. Foto: EFE.
Madrid

El adelanto electoral anunciado por Pedro Sánchez ha provocado que diversos asuntos que estaban sobre la mesa del Gobierno se pospongan a la espera de quién sale del nuevo Ejecutivo. Uno de estos temas es la reforma de la Ley del Deporte, un cambio que estaba en proceso de negociación entre el Consejo Superior de Deportes (CSD) y los distintos actores y que ahora se suspenderá a la espera de qué ocurre el 28 de abril.

Dos semanas después de que el ministro de Deporte José Guirao, anunciase el anteproyecto de la nueva Ley del Deporte, el presidente del Gobierno ha congelado todos los pasos que se debían dar por la convocatoria de elecciones. Una reforma que estaba en audiencia, tras las críticas al texto, y que se encontraba de pleno en una semana donde han pasado por el CSD las federaciones, órganos y ligas más importantes del deporte español.

Estas últimas, las ligas profesionales, han sido las más duras con Guirao y María José Rienda y habían anunciado una lista de 50 medidas que se debían cambiar en el anteproyecto. Con LaLiga, ACB, Asobal y LNFS a la cabeza se pretendía que varios puntos que afectan a los ingresos económicos no se limitasen por el bien de la financiación de las federaciones menores.

De esta forma y aunque el presidente del Comité Olímpico Español, Alejandro Blanco, dejó claro que la Ley del Deporte saldría aunque hubiese convocatoria de elecciones, el hecho de tener ya una fecha ha modificado los planes del Ejecutivo. El futuro Consejo de Ministros que salga de la cita del 28 de abril, deberá dar su visto bueno otra vez al anteproyecto, reunirse con los actores, modificar lo que haya pendiente y enviar el texto al Congreso de los Diputados.

Desde el PSOE han manifestado, según As, que la idea es dejar "un borrador muy avanzado" por si éstos vuelven a gobernar. Sin embargo, todo es una hipótesis que depende ahora del resultado electoral y de los distintos pactos entre los partidos. Además, el hecho de no salir adelante los Presupuestos, provoca que se suspenda la partida de 74 millones para el Deporte que se había encauzado y se renueven los 54,2 de 2018.

Todo un trámite de pasos que iban por buen cauce, pero que ahora tendrán que volver a la nevera a la espera de un Ejecutivo que reforme de una vez una Ley que se ampara en 1980. El deporte español se vuelve a encontrar de bruces con un muro insalvable a un año de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1

El crítico
A Favor
En Contra

La Ley del deporte a la nevera, pero al que hay que congelar es a Pere Navarro con sus ideas de tráfico, valiente hdp.

Puntuación 0
#1