Declaración de la renta

Estas son las consecuencias de tener dos o más pagadores en la Renta 2022/2023

  • Es una de las circunstancias más temidas por los contribuyentes
  • Afecta a la obligatoriedad de presentar las declaraciones...
  • ...pero no implica declaraciones 'a pagar' de forma automática
Foto: EFE.

La Campaña de la Renta 2022/2023 ya ha comenzado con la presentación online de las declaraciones y millones de contribuyentes se han puesto manos a la obra para descargar y cumplimentar el borrador y saldar las cuentas con Hacienda en lo que se refiere al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

Debido a la gran afluencia de contribuyentes que presentan la declaración y la posibilidad de tener una declaración 'a devolver' o 'a ingresar' con las implicaciones que cada caso tiene, es normal que diferentes temas aparezcan en las conversaciones más cotidianas, y uno de los tópicos habituales es de los problemas que da en la Renta haber tenido dos o más pagadores a lo largo del ejercicio.

Lo cierto es que tener dos o más pagadores no es tan complicado. En este supuesto se encuentran las personas que han cambiado de trabajo, que han perdido un empleo y han pasado a cobrar el paro o una prestación por desempleo, que han cobrado el Ingreso Mínimo Vital antes, después o durante el cobro de un salario, las que han estado en un ERTE, las que han dejado de trabajar para jubilarse y percibir la pensión de jubilación...

También es igualmente cierto que tener dos o más pagadores tiene sus efectos en la declaración de la Renta, pero no todos los que son 'comidilla' en estos meses ni afectan a todas las personas por igual.

El efecto de tener dos o más pagadores en la Renta

El gran efecto de tener dos o más pagadores es la implicación que tiene en la obligatoriedad de presentar la declaración, de acuerdo con lo establecido en la Ley del IRPF y en la Orden HFP/310/2023, de 28 de marzo que regula el funcionamiento de la Campaña de la Renta2022/2023 y que se puede consultar en este enlace del Boletín Oficial del Estado.

Tal y como se explica en su artículo 1, las personas que se encuentren en esa circunstancia y que a partir del segundo pagador hayan recibido 1.500 euros anuales tendrán que presentar la Renta obligatoriamente siempre que tengan rendimientos del trabajo por encima de 14.000 euros, un límite muy por debajo de los 22.000 euros que se aplica a los contribuyentes que solo perciben rentas del trabajo.

Esto quiere decir que muchos contribuyentes que hayan tenido más de un pagador tendrán que hacer la Renta debido a esa bajada del límite para la obligatoriedad de presentación. Pero no significa, en cambio, que tengan que pagar más a Hacienda.

La leyenda urbana de los dos pagadores en la Renta

Aquí entra en juego la gran leyenda urbana que suele volver a la palestra en todas las campañas de la Renta: que las personas con dos o más pagadores tienen declaraciones 'a pagar casi por decreto. Una afirmación que no es cierta por muy difundida que parezca en determinados momentos del año.

Cada caso es un mundo, pero lo que es verídico es que las personas que tienen dos o más pagadores no tienen declaraciones 'a pagar' por esa condición. Todo puede explicarse a través de las retenciones que hacen esos pagadores y los efectos que tienen en el resultado final de la declaración.

Si se da esa coincidencia es porque en el momento en el que el trabajador llega a otra empresa, en su nuevo puesto de trabajo se le aplican retenciones por el IRPF como si fuese la única empresa que le retuviese durante todo el año. Esto provoca desajustes en el nivel anual de retenciones que se reflejan posteriormente en el borrador de la Renta, pero no por el simple hecho de contar con dos pagadores.

Otra circunstancia habitual es la que afecta a los beneficiarios de prestaciones por desempleo. En estos casos el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) practica retenciones muy bajas e incluso inexistentes, algo que tiene su efecto en la Renta, en la que hay que compensar esas cotizaciones practicadas por debajo de lo debido. Puede pasar algo parecido con los pensionistas, cuyas pensiones también se ven sometidas a retenciones que practica la Seguridad Social y que no siempre se ajustan.

Cómo cambiar tu IRPF si tienes dos o más pagadores

En todos los casos el contribuyente tiene la oportunidad de pedir cambios en sus retenciones de IRPF, algo que ya no podrá afectar a la declaración de la Renta 2022/2023, pero de ayuda para el próximo ejercicio. Así, contactando con el departamento de recursos humanos de la empresa será posible tramitar ese cambio en el IRPF para subirlo y aminorar el futuro impacto en la declaración.

Los pensionistas, a su vez, tienen la opción de ejercer su derecho a aumentar las retenciones de IRPF de sus pensiones, algo que pueden hacer en la página web de la Seguridad Social. De la misma forma, los beneficiarios de prestaciones y ayudas por desempleo podrán pedírselo al SEPE pidiendo cita previa para ser atendido en cualquiera de sus oficinas (se puede hacer siguiendo los pasos de esta guía detallada).

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud