Declaración de la renta

Estas son las deducciones en Castilla y León para la Renta 2020-2021

  • La región tiene un gran número de deducciones disponibles
  • Hay a la vivienda, nacimientos, alquiler, cuidado del medio rural...
Foto: Dreamstime.
Madrid

Las deducciones autonómicas son un importante apartado de la declaración de la Renta. Dependiendo de la comunidad en la que se resida, podemos obtener un mejor resultado en el borrador si nos podemos acoger a algunos de los beneficios que recogen las diferentes regiones en esta Campaña de la Renta.

Castilla y León es una de las comunidades que más deducciones autonómicas contempla para sus habitantes. Hay en materia de vivienda, natalidad, donaciones...y son las que se detallan a continuación:

Contribuyentes con discapacidad

Los de 65 años o más tendrán una deducción de 300 euros con una discapacidad de al menos el 33% que pasa a ser de 656 euros si es de al menos el 65%. Los menores de 65 años con una discapacidad de al menos el 65% tendrán una deducción de 300 euros. Los límites para poder acogerse a ellas son una suma de la base imponible general y del ahorro menos el mínimo personal y familar de 19.800 euros en tributación individual y 31.500 en conjunta.

Adquisición o rehabilitación de vivienda por jóvenes en núcleos rurales

Se podrán deducir el 15% de las cantidades pagadas (con una base máxima de 9.040 euros) siempre que tengan menos de 36 años, se trate de primera vivienda (no se puede tener más del 50% de una vivienda), se resida en municipios de menos de 10.000 habitantes y de 3.000 si se vive a menos de 30 kilómetros de la capital de provincia, que la adquisición sea a partir de 2005 y, en caso de ser posterior a 2015, no llegue a los 135.000 euros. El límite en tributación individual es de 19.800 euros y en conjunta de 31.500.

Por inversión en instalaciones medioambientales y adaptación a discapacitados en vivienda habitual

Se podrá deducir el 15% de las cantidades invertidas en paneles solares, métodos de ahorro de agua, mejora en los sistemas de instalaciones térmicas y obras de adecuación para accesibilidad y comunicación sensorial. La base máxima de deducción es de 20.000 euros.

Rehabilitación de viviendas para alquiler en núcleos rurales

La deducción es del 15% de las cantidades satisfechas para viviendas en poblaciones de menos de 10.000 habitantes o menos de 3.000 si la capital de provincia está a menos de 30 kilómetros. La vivienda debe estar alquilada a personas no familiares o al menos puesta en alquiler durante los cinco años siguientes, su valor no debe superar los 135.000 euros y el precio de alquiler no puede superar los 300 euros mensuales. La base máxima de deducción es de 20.000 euros.

Alquiler de vivienda habitual para jóvenes

Se pueden deducir el 20% de las cantidades pagadas por los menores de 36 años con un límite de 459 euros o el 25% con un límite de 612 euros si se vive en un municipio de menos de 10.000 habitantes o menos de 3.000 si está a 30 kilómetros máximo de la capital de provincia. El límite de la suma de la base imponible general y del ahorro menos los mínimos familiar y personal es de 18.900 en tributación individual y 31.500 en conjunta.

Inversiones y donaciones en recuperación del patrimonio histórico, cultural y natural de Castilla y León

Se puede deducir el 15% de estas cantidades, siempre que la suma de la base imponible general y del ahorro menos el mínimo familiar y personal no superen los 18.900 en tributación individual y 31.500 en conjunta.

Donaciones al fomento de la investigación, el desarrollo y la innovación

También se puede deducir el 15% de estas cantidades. Aquí hay que destacar que esta deducción, sumada a las dos anteriores, no pueden superar el 10% de la suma de la base liquidable general y del ahorro.

Fomento de la actividad sostenible

La deducción es del 15% de lo pagado (con un límite de deducción de 4.000 euros) por un vehículo eléctrico puro o con autonomía extendida, así como vehículos híbridos enchufables con autonomía en modo eléctrico de al menos 40 kilómetros. Estos vehículos no se pueden usar con fines profesionales y se deben mantener al menos cuatro años.

Adquisición de vivienda de nueva construcción para residencia habitual

La deducción es del 7,5% de las cantidades pagadas en 2020, con una base máxima de deducción de 9.040 euros anuales, incluyendo gastos como intereses. Se puede deducir en el periodo impositivo de la compra y los cuatro periodos impositivos posteriores.

Fomento de emprendimiento

Se puede deducir el 20% de las acciones o participaciones adquiridas (con un límite de 10.000 euros) en empresas con residencia en Castilla y León y siempre que se mantengan al menos tres años y no sean menos del 0,5% y más del 45% del total de la empresa.

Familia numerosa

La deducción es de 500 euros si durante todo el periodo impositivo se mantiene la condición de familia numerosa, añadiendo 820 euros por descendiente a partir del cuarto (si cumplen el mínimo por descendiente). En caso de cónyuge o descendiente con discapacidad de al menos el 65%, se dobla la deducción de 500 a 1.000 euros. La base imponible total menos el mínimo personal y familiar no puede ser superior a 18.900 euros en tributación individual y 31.500 en conjunta.

Nacimiento o adopción de hijos

El hijo nacido o adoptado en el periodo impositivo otorga una deducción de 1.010 euros, el segundo a una de 1.475 y el tercero y sucesivos a una de 2.351 euros. Estas cantidades se duplican en caso de discapacidad del 33% o más del nacido y se incrementan en un 35% si se reside en municipios de menos de 5.000 habitantes. La suma de la base imponible general y del ahorro menos el mínimo familiar y personal no puede superar los 18.900 euros en tributación individual y los 31.500 en conjunta.

Partos múltiples y adopciones simultáneas

La deducción es del 50% de la deducción por nacimiento o adopción en caso de dos hijos, y pasa a ser del 100% de esa deducción en tres hijos o más. Si se tuvo un parto múltiple o adopción simultánea en 2018 o 2019 puede deducirse 901 euros en los dos periodos impositivos posteriores. Los limites de la suma de la base imponible general y del ahorro menos los mínimos familiares y personales son de 18.900 euros en tributación individual y 31.500 en conjunta.

Por cuidado de menores

Se deducen el 30% de las cantidades pagadas a la persona empleada de hogar (límite 322 euros), así como el 100% de los gastos de preinscripción y matrícula, asistencia y gastos de alimentación con un límite de 1.320 euros. Los hijos han de ser menores de cuatro años, los progenitores deben tener una actividad por cuenta ajena o propia y la persona empleada dada de alta en la Seguridad Social. Además, la suma de la base imponible general y del ahorro menos los mínimos familiares y personales no puede superar los 18.900 euros en tributación individual y los 31.500 en conjunta.

Paternidad

Castilla y León contempla una deducción de 750 euros por suspensión de contrato o interrupción de la actividad por permiso de paternidad. Si el permiso no llega al máximo permitido, la deducción será de 75 euros por semana completa. La base imponible general y del ahorro menos los mínimos familiares y personales no deben superar los 18.900 euros en tributación individual y los 31.500 en tributación conjunta.

Por gastos de adopción

La deducción es de 784 euros por hijo y 3.625 euros en caso de adopción internacional. La suma de la base imponible general y del ahorro menos los mínimos familiares y personales no debe ser superior a los 18.900 euros en tributación individual y los 31.500 en tributación conjunta.

Por cuotas a la Seguridad Social por empleados de hogar

La deducción es del 15% de las cantidades pagadas con un límite de 300 euros, con un límite a la suma de la base imponible general y del ahorro menos los mínimos familiares y personales de 18.900 euros en tributación individual y de 31.500 en tributación conjunta.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.