Declaración de la renta

Renta 2019 | Repaso y análisis de las deducciones estatales (I)

  • Solo el contrato de trabajo indefinido de apoyo a los emprendedores vigente es deducible
Asesor fiscal atendiendo a dos conribuyentes. Istock

Se trata de uno de los capítulos que más ocupa y preocupa a la hora de hacer la declaración, aunque muchos beneficios fiscales han venido perdiendo mucho peso. Los contribuyentes del IRPF que ejercen actividades económicas y estén en estimación directa pueden aplicarse los incentivos y estímulos a la inversión empresarial del Impuesto sobre Sociedades.

Estas deducciones solo las podrán aplicar los contribuyentes que ejerzan actividades económicas y determinen sus rendimientos mediante estimación directa, en cualquiera de sus dos modalidades.

La inversión en elementos patrimoniales afectos a actividades económicas deberá realizarse en el período impositivo en que se obtengan los rendimientos objeto de reinversión o en el período impositivo siguiente.

Estos elementos deberán permanecer en funcionamiento durante cinco o tres años si son bienes muebles, si su vida útil es inferior debe permanecer toda su vida útil en funcionamiento.

Una misma inversión no puede dar lugar a la aplicación de más de una deducción por el mismo contribuyente ni se puede aplicar una deducción en más de un contribuyente, salvo que disposición expresa que lo autorice. La deducción se practica en la cuota íntegra del período impositivo de la inversión.

Se pueden aplicar sobre actividades de I+D e Innovación Tecnológica; inversiones en producciones cinematográficas y espectáculos de artes escénicas y musicales; creación de empleo; creación de empleo para trabajadores con discapacidad; inversión de beneficios; actividades económicas realizadas en Canarias; y para acontecimientos de excepcional interés.

Estas últimas incentivan la participación privada en la celebración de una serie de eventos. El porcentaje de deducción es del 15% de la inversión.

Las cantidades correspondientes al período impositivo no deducidas pueden aplicarse en las liquidaciones de los períodos que concluyan en los 15 años inmediatos y sucesivos. Las actividades de I+D+i tienen un periodo de 18 años.

El importe de las deducciones aplicadas en el periodo impositivo no pueden superar el 25%, sin embargo, se amplia al 50% cuando el importe de la deducción por I+D e innovación tecnológica exceda del 10% de la cuota total del impuesto, minorada en las deducciones por protección y difusión del Patrimonio Histórico Español y Mundial y por inversiones en vivienda habitual y en empresas de nueva o reciente creación.

Novedades para 2019

En la actual Campaña de la Renta se incluyen nuevas deducciones en el ámbito empresarial vinculadas a determinados acontecimientos de excepcional interés público aprobadas en la Ley de Presupuestos Generales del Estado para el año 2018 que han iniciado su vigencia durante ejercicio 2019.

Inversión empresarial

Para la aplicación de las deducciones por creación de empleo el artículo 37 de la Ley del Impuesto sobre Sociedades (LIS), se exige que la contratación se realice a través de un contrato de trabajo por tiempo indefinido de apoyo a los emprendedores, definido en el artículo 4 de la Ley 3/2012, de 6 de julio, de Medidas Urgentes para la Reforma del Mercado Laboral.

Ahora bien, estos contratos han sido suprimidos, con efectos desde el 1 de enero de 2019, por el Real Decreto-Ley para la revalorización de las pensiones públicas y otras medidas urgentes en materia social, laboral y de empleo, que, mantiene, no obstante, la validez de aquellos contratos que se hayan celebrado antes de dicha fecha, al amparo de la normativa vigente en el momento de su celebración y las de sus correspondientes incentivos.

Por ello, las deducciones por creación de empleo del artículo 37 de la LIS solo pueden aplicarse a las contrataciones realizadas través de contratos de trabajo por tiempo indefinido de apoyo a los emprendedores que se hayan celebrado antes del 1 de enero de 2019.

Actividades en Canarias

La Ley de modificación del Régimen Económico y Fiscal (REF) de Canarias ha introducido, desde el 7 de noviembre de 2018, modificaciones en la Reserva para inversiones en las islas. Así, se elevan los límites de gastos de la deducción por inversiones en producciones cinematográficas, series audiovisuales y espectáculos en vivo de artes escénicas y musicales realizadas allí.

Además, en las islas de La Palma, La Gomera y El Hierro, se eleva el límite máximo sobre la cuota para la aplicación en Canarias del conjunto de deducciones por incentivos y estímulos a la inversión empresarial en actividades económicas, siempre que la normativa comunitaria de ayudas de Estado lo permita.

Las entidades que han contratado un trabajador para realizar su actividad en las islas se benefician de la deducción por creación de empleo, incrementándolos en un 30%.

Inversión en empresas nuevas

Para favorecer la captación por empresas, de nueva o reciente creación, de fondos propios procedentes de contribuyentes inversores de proximidad o business angel o de capital semilla, pueden deducirse un 30% del capital invertido. La deducción es exclusivamente es estatal y minora sólo la cuota íntegra estatal.

La base máxima es de 60.000 euros anuales y está formada por el valor de adquisición de las acciones o participaciones suscritas. No forma parte de la base de deducción cuando sobre tales cantidades el contribuyente practique una deducción establecida por la Comunidad Autónoma en el ejercicio de sus competencias.

Además, cuando el contribuyente transmite acciones o participaciones y opta por la aplicar la exención por reinversión, solo forma parte de la base de la deducción de las nuevas acciones o participaciones suscritas la de reinversión que excede del importe total obtenido en la transmisión.

En ningún caso se puede deducir por las nuevas acciones o participaciones mientras las cantidades invertidas no superen esta cuantía.

La entidad cuyas acciones o participaciones se adquieran debe tener la forma de sociedad anónima, de responsabilidad limitada, anónima laboral o responsabilidad limitada laboral.

Además, no debe estar admitida a negociación en ningún mercado organizado, debe realizar actividad económica con medios propios y un importe de fondos propios no superior a 400.000 euros en el momento de la adquisición.

Las adquisición debe realizarse bien en el momento de la constitución o mediante ampliación de capital efectuada en los tres años siguientes a la constitución y permanecer en su patrimonio por más de tres años e inferior a doce.

La participación directa o indirecta del contribuyente, junto con la que posean en la misma entidad su cónyuge u otra persona unida al contribuyente por parentesco, en línea recta o colateral, por consanguinidad o afinidad, hasta el segundo grado incluido, no puede ser, durante los años naturales de tenencia de la participación, superior al 40 % del capital social de la entidad o de sus derechos de voto. No debe tratarse de acciones o participaciones en una entidad a través de la cual se ejerza la misma actividad que se venía ejerciendo anteriormente mediante otra titularidad.

La sociedad debe presentar una declaración informativa en relación con el cumplimiento de requisitos, identificación de sus accionistas o partícipes, porcentaje y período de tenencia de la participación.

La aplicación de esta deducción requiere que el importe comprobado del patrimonio del contribuyente al finalizar el período de la imposición exceda del valor que arrojase su comprobación al comienzo del mismo al menos en la cuantía de las inversiones realizada.

Inmovilizado e inmobiliario

Hay otra deducción que pueden aplicar quienes realicen actividades económicas y cumplan los requisitos para ser entidad de reducida dimensión, en el ejercicio en que se obtengan los rendimientos objeto de inversión. Dan derecho a ésta, los rendimientos netos de actividades económicas de los ejercicios 2018 o del 2019 que se hayan invertido en 2019 en elementos nuevos del inmovilizado material o inversiones inmobiliarias afectos a actividades económicas del contribuyente.

La base de la deducción es la cuantía invertida, esto es, la parte de la base liquidable general positiva del período impositivo correspondiente a los rendimientos netos de actividades económicas del período impositivo objeto de inversión en elementos nuevos del inmovilizado material o inversiones inmobiliarias.

La inversión en elementos patrimoniales afectos a actividades económicas debe realizarse en el período impositivo en que se obtengan los rendimientos objeto de reinversión o en el siguiente.

El derecho a la aplicación de la deducción se producirá en el período impositivo en que se realiza la inversión, si bien, estará condicionado a la afectación del elemento patrimonial a la actividad económica dentro del plazo de inversión.

La inversión se entiende efectuada en la fecha en que se produce la puesta a disposición de los elementos patrimoniales, incluso para los elementos patrimoniales, objeto de los contratos de arrendamiento financiero. No obstante, en este último caso, la deducción está condicionada, con carácter resolutorio, al ejercicio de la opción de compra.

La deducción se practica en la cuota íntegra del período impositivo en que se efectúe la inversión.

El porcentaje de deducción es del 5% con carácter general y del 2,5% si en el ejercicio en el que se obtuvieron los rendimientos reinvertidos se aplicó la reducción del 20% del rendimiento neto positivo declarado, para los contribuyentes que inicien el ejercicio de una actividad económica y determinen el rendimiento neto de la misma conforme al método de estimación directa.

Si los rendimientos reinvertidos originaron el derecho a la deducción por rentas obtenidas en Ceuta o Melilla en el ejercicio en que se obtuvieron. Resulta aplicable el porcentaje del 5% si en el ejercicio en el que se obtuvieron los rendimientos reinvertidos no se aplicó la deducción por rentas obtenidas en Ceuta o Melilla, ni la reducción del artículo 32.3 de la Ley del IRPF, aunque dicha deducción o reducción se aplique en el ejercicio siguiente.

El importe de la deducción no puede exceder de la suma de la cuota íntegra estatal y autonómica del período impositivo en el que se obtuvieron.

Cuando se aplique la deducción por la inversión de los rendimientos netos obtenidos en 2018 y en este último periodo se haya optado por la tributación conjunta, el límite de la cuota es el que corresponde al contribuyente que invierte.

Los elementos patrimoniales deben permanecer en funcionamiento en el patrimonio, salvo pérdida justificada, un plazo de cinco años, o durante su vida útil de resultar inferior. La transmisión antes de terminar el plazo determina la pérdida de la deducción.

Aplicables a la cuota líquida total

Dentro de las deducciones de la cuota líquida total encontraremos la deducción por doble imposición internacional, por razón de las rentas obtenidas y gravadas en el extranjero.

Esta deducción tiene por objeto evitar que una renta obtenida en el extranjero por contribuyentes del IRPF esté sujeta a este Impuesto en España y también a un impuesto de naturaleza análoga en el extranjero.

También es posible la deducción por doble imposición internacional en los supuestos de aplicación del régimen de transparencia fiscal internacional y la correspondiente a doble imposición en los supuestos de imputaciones de rentas por la cesión de derechos de imagen.

Finalmente, los beneficios procedentes del Impuesto sobre las Rentas del Capital reconocidos a las sociedades concesionarias de autopistas de peaje, que se aplican en la actualidad.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin