Construcción Inmobiliario

Acciona reclama 185 millones por un proyecto de agua fallido en Canadá

  • Demanda por la rescisión indebida y facturas impagadas de una depuradora
  • El grupo español denuncia que el cliente exigió más de 1.000 cambios
José Manuel Entrecanales, presidente de Acciona.

Acciona ha presentado una demanda millonaria por un proyecto fallido en Canadá. El grupo que preside José Manuel Entrecanales reclama 250 millones de dólares canadienses (185 millones de euros) por la decisión, el pasado mes de enero, de las autoridades de Metro Vancouver de rescindir el contrato de diseño, construcción y operación y de una planta de tratamiento de aguas residuales en Vancouver.

Acciona se adjudicó en 2017 el proyecto de la nueva depuradora por un importe de unos 370 millones de euros

Acciona se adjudicó en 2017 el proyecto de la nueva depuradora por un importe de unos 525 millones de dólares canadienses (370 millones de euros). Tras el verano de 2021, la empresa solicitó ampliar el plazo para finalizar la construcción de la planta hasta 2025 -previamente ya se había atrasado desde enero de 2021 a septiembre de 2023-. Sin embargo, Metro de Vancouver inició un proceso de rescisión del contrato debido al aumento de la inversión con respecto a la estimación inicial, elevándose hasta más de 1.000 millones de dólares canadienses (735 millones de euros) y a los retrasos acumulados en las obras. En enero, tras meses de negociaciones sin éxito, las autoridades canadienses cumplieron la amenaza y retiraron el proyecto al grupo español.

Demanda judicial

Acciona, a través de Acciona Wastewater Solutions, ha respondido a esta medida con una demanda judicial en la que solicita una compensación de 185 millones de euros por rescisión indebida del contrato, incumplimiento del mismo y por facturas impagadas por trabajos ya ejecutados que suman cerca de 100 millones de dólares canadienses (73 millones de euros). En la demanda también acusa a Metro de Vancouver de "mala conducta" en el desarrollo del proyecto.

La compañía española alega que Metro de Vancouver seleccionó un emplazamiento para la ejecución de la instalación demasiado pequeño y exigieron más de mil modificaciones en el proyecto. Los retrasos acumulados en el proyecto se deben, según Acciona, a los impactos derivados de la pandemia por Covid-19 y al incremento de la inversión por los cambios exigidos por Metro de Vancouver.

Acciona ya ha sido sustituida para ejecutar el proyecto por PCL Constructors Westcoast y por Aecom para un nuevo diseño.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin