Cataluña

Silence y un proveedor para motos eléctricas se suman a la explanta de Nissan en Zona Franca

  • La marca de Acciona ocupará 60.000 metros cuadrados y el proveedor 30.000
  • KPMG elaborará un informe para validar los planes del hub de electromovilidad
  • La financiación del hub vendrá de un fondo de inversión o de los socios logísticos
Prototipo de minicoche eléctrico de Silence. Foto: Luis Moreno.

Silence ubicará una nueva planta en 60.000 metros cuadrados de las instalaciones que ha dejado Nissan en la Zona Franca de Barcelona si la comisión de reindustrialización valida los planes del hub de electromovilidad, que requiere del grueso de los terrenos de Zona Franca y de la nave de Montcada, a la que optaba Silence. Asimismo, se ha añadido un proyecto de un proveedor de baterías y componentes para motos eléctricas que requiere 30.000 metros cuadrados.

Con la nueva propuesta, que deberá ser ratificada por todas las partes, el hub liderado por QEV Technologies, Btech y Ronn Motor Group ocuparía unos 400.000 metros cuadrados, y Nissan algo menos de los 60.000 metros que estimaba para la actividad no productiva que mantiene en Barcelona.

El hub presentó el viernes la concreción de su proyecto y de cómo prevé financiarlo, y baraja dos opciones, como ya avanzó elEconomista: un fondo de inversión o que los socios logísticos interesados en una parte de los terrenos de Zona Franca aporten capital para el proyecto industrial.

Tras la explicación de la propuesta final en un encuentro de la comisión este lunes, con Silence en Zona Franca, KPMG realizará un informe para validar la viabilidad del hub y se presentará en la próxima reunión de la mesa de reindustrialización, prevista para el día 14 de marzo.

Solución en marzo y producción en 2023

Varios integrantes de la mesa consultados por elEconomista se mostraron este lunes optimistas sobre el resultado, y sobre que podría haber una solución para la continuidad de las instalaciones dejadas por Nissan en Barcelona y sus trabajadores para este mes de marzo.

Con todo, la prolongación de los trabajos y la complejidad de activar los múltiples proyectos planteados hace casi imposible que pueda retomarse la producción de vehículos hasta 2023.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin