Cataluña

CriteriaCaixa redujo un 71% el beneficio en 2020 hasta 314 millones

  • El resultado neto recurrente cayó un 35% y los ingresos por dividendos un 16%
  • Ajustes de valoración en Naturgy y CaixaBank impactaron en 404 millones
  • El holding redujo un 40% las inversiones en favor de la liquidez
Sede de CriteriaCaixa. Foto: EE

CriteriaCaixa obtuvo un resultado neto consolidado de 314 millones de euros en 2020, un 71% menos que en el ejercicio anterior por los menores ingresos de las participadas y costes extraordinarios.

El holding que gestiona el patrimonio empresarial de la Fundación Bancaria La Caixa desglosa el descenso por el impacto de la pandemia Covid-19 en los resultados de las principales participadas de CriteriaCaixa, que ha llevado a que el resultado neto recurrente se haya situado en 718 millones, un 35% menos que en 2019. Los ingresos por dividendos fueron de 625 millones de euros en 2020, un 16% menos que en 2019.

Por otro lado, también hubo un impacto extraordinario negativo por 404 millones de euros, consecuencia de la atribución del deterioro que Naturgy registró en sus activos de generación (con un efecto para CriteriaCaixa de 253 millones) y por el ajuste contabilizado por CriteriaCaixa del PPA (Purchase Price Allocation) de CaixaBank. Este ajuste responde a la venta del 29% de Comercia Payments por parte de CaixaBank y al ajuste de valor de la participación en Erste Bank por parte de CaixaBank, cuyo impacto conjunto en CriteriaCaixa ha alcanzado los 151 millones.

Con el objetivo de minimizar el impacto de la pandemia, en 2020 CriteriaCaixa centró su estrategia en conservar la liquidez -de 1.360 millones a cierre de 2020-, moderando el ritmo de nuevas inversiones (que recortó un 40%), negociando nuevas líneas de crédito y gestionando los vencimientos de deuda a corto y medio plazo (la deuda neta disminuyó un 4,2% hasta los 4.189 millones, mientras la bruta creció "ligeramente" hasta 5.124 millones).

En esta estrategia se enmarca la emisión de bonos senior del pasado octubre con vencimiento a siete años por importe de 600 millones de euros, con el objetivo de amortizar anticipadamente préstamos bilaterales con un vencimiento inferior y un coste financiero mayor.

Al cierre del ejercicio 2020 el valor bruto de los activos de CriteriaCaixa ascendió a 19.381 millones de euros, un 11,3% menos, con un 75,9% de renta variable cotizada, un 13,6% de negocio inmobiliario, un 4,7% de renta variable no cotizada, un 1% de renta fija y otros, y un 4,8% de caja y equivalentes. Los activos cotizados (renta variable y renta fija) y la caja y equivalentes representan en conjunto más del 80% del total.

A su vez, CriteriaCaixa repartió 390 millones en dividendos -frente a 420 en 2019- a su accionista único, la Fundación Bancaria La Caixa, que en 2020 invirtió un total de 502 millones de euros en programas sociales (292 millones), cultura y ciencia (91 millones), investigación y salud (66 millones) y educación y becas (53 millones).

Caída en los grandes negocios

El resultado de la cartera bancaria, compuesto por la atribución del resultado de las participaciones en CaixaBank, The Bank of East Asia (BEA) y Grupo Financiero Inbursa (GFI), alcanzó en 2020 los 622 millones de euros, un 17% menos que el año anterior.

Por su parte, el resultado de la cartera industrial y de servicios incluye principalmente la atribución del resultado de las participaciones en Naturgy y Saba, así como los dividendos de Suez y Telefónica. Esta cartera alcanzó un resultado de 200 millones de euros, un 53% menos que en 2019, debido al impacto de la pandemia tanto en la actividad de la compañía energética, con una reducción del resultado ordinario del 51%, como en la de gestión de aparcamientos, con un resultado atribuido de -48 millones de euros.

El negocio inmobiliario, gestionado por Inmo CriteriaCaixa y compuesto por una cartera de 2.631 millones de euros, generó un resultado atribuido de -17 millones de euros, debido al registro de deterioros de valor de la cartera por un importe de 27 millones, como consecuencia del impacto que el Covid-19 ha tenido en la valoración de determinados activos, principalmente de carácter residencial.

Diversificación de las inversiones

Desde 2018 CriteriaCaixa está llevando a cabo un ejercicio de diversificación de su portafolio con la incorporación de nuevos nombres, geografías y sectores económicos, priorizando sociedades cotizadas de países OCDE con potencial de crecimiento y una adecuada rentabilidad por dividendo. El valor de mercado de esta cartera alcanzó al cierre de 2020 los 3.685 millones de euros, y destacan las participaciones en Cellnex, Suez y Telefónica.

En el ejercicio 2020 se llevó a cabo una inversión neta de 534 millones de euros en la cartera de diversificación, frente a 889 millones en 2019, lo que supone un 40% menos. "Esta ralentización del ritmo inversor se ha efectuado con el objetivo de preservar los niveles de liquidez adecuados para afrontar las adversidades que se pudieran derivar a causa de la crisis", aduce CriteriaCaixa.

Previsiones 2021

En su informe de gestión, CriteriaCaixa vincula el negocio de 2021 a la evolución de la pandemia y la vacunación, pero en cualquier caso prevé que los ingresos por dividendos de la cartera de participadas disminuyan de nuevo.

También proseguirá el proceso de diversificación de la cartera de activos, tanto con nuevas inversiones, como a través de rotación de la cartera actual. En este sentido, Criteria prestará "especial atención" a la evolución de las propuestas de ofertas públicas de adquisición (OPA) lanzadas sobre Naturgy (por parte de IFM Investors) y sobre Suez (por parte de Veolia), por el "potencial impacto que pudieran tener sobre la composición de la cartera de renta variable cotizada".

Asimismo, Inmo Criteria Caixa continuará analizando el mercado inmobiliario español en busca de oportunidades de inversión que puedan generar valor, en especial, en el sector de alquiler de oficinas en ciudades prime. Del mismo modo, se seguirán estudiando nuevos proyectos de promoción inmobiliaria con el objetivo de maximizar el valor de la cartera de suelo, ya sea vía venta o alquiler de las promociones resultantes.

En cuanto a la gestión del pasivo, Criteria focalizará sus esfuerzos en la prefinanciación del vencimiento de deuda más cercano, un bono senior de 1.000 millones de euros en abril de 2022, y en la medida de lo posible, seguir mejorando las condiciones financieras de la deuda.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.