Cataluña

El PP se suma a 'Foment' y reclama 50.000 millones en ayudas directas

  • Registrará la petición en el Congreso para su trámite, e incluirá una rebaja fiscal
  • Casado considera "acertado" el plan propuesto por Josep Sánchez Llibre al Gobierno
Comercio cerrado. Luis Moreno

El PP ha recogido el guante de la propuesta de la patronal catalana Foment del Treball al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y se ha sumado a la petición de un fondo dotado con 50.000 millones de euros en ayudas directas para las empresas más castigadas por la pandemia del Covid-19.

El Partido Popular registrará esta solicitud para su tramitación en el Congreso, con el objetivo de que llegue una "inyección directa a las empresas", según explicó ayer en una visita a Girona el presidente de la formación, Pablo Casado.

También abogó por un plan de choque fiscal que reduzca las cargas impositivas de los negocios, como ya están haciendo otros países como Reino Unido, Francia o Alemania: "Si no se bajan impuestos, esas empresas cierran, y si cierran no pagan ningún impuesto. Preferimos que paguen menos impuestos, pero que paguen algo".

Así, sigue la línea de la carta que el presidente de Foment, Josep Sánchez Llibre, remitió el lunes a Pedro Sánchez, y en que le argumentó la necesidad de ayudas directas urgentes para las empresas, ya muy castigadas por las consecuencias económicas de la crisis sanitaria, y que temen no poder sobrevivir a la tercera ola del virus.

En la misiva, también incidía en la importancia de contemplar concesiones fiscales, algo que la patronal solicita desde el inicio de la pandemia, instando a poner la política tributaria al servicio de la actividad productiva, en vez de considerarla exclusivamente un instrumento para cuadrar las cuentas públicas.

Casado calificó el plan de Foment de "acertado" y muy coincidente con las propuestas del PP respecto a la respuesta que debe dar la administración central a los efectos económicos del Covid-19.

Prorrogar los Ertes

El PP también coincide con la patronal catalana en la defensa de la extensión de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (Ertes) hasta que finalice el estado de alarma, lo que, sumado a que se conceda liquidez y no solo créditos a las empresas, permita que puedan subsistir y no despidan, y evitar así que el Estado no tenga que afrontar las prestaciones por desempleo, expuso Casado.

También insistió en la necesidad de compatibilizar la adopción de medidas que permitan "salvar vidas", con un plan para que la economía no vuelva a cerrarse drásticamente, lo que haría "mucho daño" al Estado del bienestar.

Asimismo, afeó que el Gobierno español ha pasado de querer controlarlo todo al inicio de la pandemia y concentrar todas las competencias a "no hacer absolutamente nada" y abandonar a su suerte a las comunidades autónomas, y reprochó que el Ejecutivo de PSOE y Podemos "no hace nada por los más vulnerables" ante la subida de las facturas de los suministros básicos como la luz y el agua en unos momentos de elevada demanda por los episodios de frío y nevadas.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin