Cataluña

El 43% de la pyme catalana solicitó ayuda económica y un 35% redujo facturación en el tercer trimestre

  • El 42% de las empresas prevén recuperar la facturación precovid dentro de un año como mínimo
  • Más de la mitad han variado sus niveles de ocupación
  • El 35,3% asume la transformación digital
Local con liquidación por próximo cierre en Barcelona. LUIS MORENO
Barcelona

Las perspectivas económicas de la pyme catalana se han mantenido en niveles muy moderados en el tercer trimestre de este año, según el último informe de Fepime, con un balance del 43% de la pequeña y mediana empresa con estrecheces que la han determinado a solicitar ayuda económica y un 35% que redujo su facturación. Solo el 0,5% de las empresas afectadas por la pandemia han recuperado el nivel de facturación anterior a la crisis.

El informe señala también que, atendiendo a la nueva ola de la pandemia, los pronósticos para el cuarto trimestre del año siguen en negativo, como refleja el índice de confianza empresarial. Así, únicamente el 42% de las empresas prevén recuperar en un año la facturación anterior a la pandemia, y el 13,9% ven difícil recuperarlo o ya dan por hecho que no lo harán. Por tamaño, un 16% de las empresas de más de 50 trabajadores prevé la vuelta a niveles precovid antes de seis meses.

Por sectores, el incremento de la confianza empresarial en el tercer trimestre del año fue más notable en la industria y la construcción, aumentando 15,2% y un 15% respectivamente en Cataluña.

Respecto a la financiación, las empresas de menos de 50 trabajadores son las que han acudido a la obtención de recursos a través de ayudas o créditos, aunque también casi un 40% de la gran empresa recurrido a esta opción.

Entre julio y septiembre, el impacto en la ocupación ha afectado al 51,8% de las empresas, y para el 82,2%, el paso de la pandemia ha comportado un aumento de la complejidad de los procesos. El impacto en la ocupación de la pandemia se divide mayoritariamente en tres tipos de medidas que las empresas han tenido que adoptar: la suspensión temporal, la no renovación de los contratos y la reducción de las plantillas.

En este sentido, en septiembre de 2020 todavía había 33.204 empresas con ERTE en Cataluña y el número de personas afectadas se elevaba a 146.559.

En Cataluña la recuperación de la afiliación no ha sido constante a causa de la evolución de la pandemia y sus efectos en el mercado laboral. En agosto se registró una bajada del 0,7% (con menos 22.824 afiliados) respecto a julio. Los incrementos de las afiliaciones en septiembre (0,3%) y octubre (0,7%) permitieron que después de seis meses, el número de afiliados esté por encima de los 3.370.00. Respecto al 2019, al décimo mes del año todavía se arrastra una deferencia negativa de las afiliaciones de 2,7% (restando unas 93.953 afiliaciones).

En positivo

En el tercer trimestre de 2020 el 35,3% de las empresas en Cataluña han acelerado su proceso de transformación digital a causa de la pandemia. Existen importantes diferencias en función en el número de ocupados de los establecimientos, solo el 23,1% de los establecimientos con menos de 10 ocupados aceleraron su proceso de transformación digital, porcentaje que se incrementa al 31,2% en los pequeños establecimientos y al 46,4% a los que tienen más de 50 ocupados.

La presidenta de Fepime, Maria Helena de Felipe, destacó que la aceleración en la transformación digital es uno de los aspectos positivos del impacto de la pandemia y concretó que ha sido especialmente significativa en la pequeña y mediana empresa, siendo la aplicación del teletrabajo el proceso digital más implantado, seguida de los recursos de marketing digital.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin