Cataluña

Las subcontratas de Nissan irán a la huelga si no se les garantiza el empleo

  • Acciona Facility Services anuncia un ERE para 500 trabajadores de Zona Franca
  • Los sindicatos exigen la continuidad industrial para toda la cadena de valor
Una trabajadora de las empresas subcontratadas por Nissan, en un acto de protesta en Barcelona. Foto: Luis Moreno.
Barcelona

Después del acuerdo alcanzado entre trabajadores y sindicatos de la multinacional Nissan, ahora el punto de mira está puesto en la continuidad de la industria auxiliar de la automoción catalana y de los empleados de las empresas proveedoras y subcontratadas de la marca japonesa.

Los primeros en reivindicar su continuidad industrial han sido los trabajadores de las subcontratas que amenazan con una huelga indefinida para impedir que la multinacional reanude su actividad con normalidad después del verano.

La primera empresa en verse afectada es Acciona Facility Services cuya dirección presentó este viernes un Expediente de Regulación de Empleo para sus 500 trabajadores. Acciona es una subcontratada de Nissan que se encarga de servicios logísticos y de una parte del montaje de la fabricación.

El comité de empresa de Acciona denuncia que la dirección está usando el ERE como medida de presión en la renegociación de su contrato mercantil con Nissan y ha anunciado que prepara un calendarios de movilizaciones.

Empresas como Acciona, Segula o Tecnove -con unos 1.500 empleados- ven que con el cierre de Nissan no se les podrá garantizar en los próximos meses la carga de trabajo suficiente para mantener sus puestos de trabajo más allá del 31 de diciembre de 2021, Por ello, un colectivo de más de 300 personas ocupadas en las diferentes subcontratas interpusieron el mes pasado una reclamación judicial por cesión ilegal de trabajadores y para ser reconocidos como empleados de la multinacional japonesa. El abogado del Colectivo Ronda. Josep Pérez, que asesora a los demandantes, considera que la situación de las subcontratas está actualmente en un "punto límite".

Este grupo promotor de la demanda ha denunciado que, en el acuerdo entre los sindicatos mayoritarios y Nissan, "no se incluye ni una línea" dedicada a los empleados de las subcontratas que, en algunos casos, tal y como sucede con Acciona, es la que emplea a más personal, ya se encuentran actualmente en situación de Erte.

El presidente del comité de empresa de Acciona en Nissan, Juanma Seco, aseguró que, si no se aborda inmediatamente la situación de estos trabajadores, recurrirán a instrumentos de conflicto colectivo, incluyendo la posibilidad de "una huelga indefinida", que paralizaría de nuevo la producción de las plantas de Barcelona.

Nissan pactó con sus trabajadores, dentro del acuerdo para el proceso de cierre, que la producción paralizada desde el pasado 13 de marzo se retomaría después del verano. La multinacional preveía que este año se fabricase en Zona Franca 42.000 unidades, lo que suponía el 21% de la capacidad productiva de la planta, la cual puede producir 200.000 unidades al año.

Desde la Federación de Industria de CCOO de Catalunya, José A. Hernández, manifiesta que el objetivo es garantizar el empleo en toda la cadena de valor de la fabricación de la marca Nissan y asegurar la participación de los trabajadores de las empresas proveedoras en el proceso de reindustrialización a través de la mesa que se constituirá a tal efecto en septiembre y en la que estarán presentes las administraciones, la multinacional y los sindicatos, manteniendo la unidad de acción con el resto de sindicatos firmantes del acuerdo.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin