Cataluña

Nissan acuerda el Erte para 3.000 empleados en Barcelona

  • La planta de la Zona Franca no produce vehículos desde el viernes pasado
  • Los afectados cobrarán el 85% del salario
  • Dirección y sindicatos acuerdan condiciones tras un desencuentro inicial
Fábrica de Nissan en Barcelona. EE

Nissan ha presentado un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (Erte) por causa de fuerza mayor para sus centros de Zona Franca, Montcada y Sant Andreu de la Barca en Barcelona, lo que afectará a unos 3.000 trabajadores.

La fábrica de la Zona Franca ya dejó de producir vehículos el viernes pasado por falta de componentes, y los tres centros están ahora parados.

El ERTE tendrá efectos desde el pasado lunes, 16 de marzo, y se prolongará mientras permanezcan las causas de fuerza mayor motivadas por el actual estado de alarma por el Covid-19, ha informado a elEconomista la compañía automovilística de origen japonés.

Nissan, que este jueves no llegó a un acuerdo con los representantes sindicales respecto al Erte, quería complementar la prestación por desempleo del expediente de regulación temporal de empleo hasta el 80% del sueldo de cada empleado.

Los sindicatos querían impugnar el expediente ante Trabajo. Aducían que la compañía lo presentaba antes de agotar todas las medidas de flexibilidad previstas en el convenio de la empresa.

Además, reclamaban mejores condiciones: cobrar un 90% del salario, incluyendo el complemento correspondiente a las pagas y vacaciones "como están haciendo otras empresas del sector".

Este viernes, dirección y representantes sindicales alcanzaron un acuerdo sobre las condiciones: los trabajadores afectados cobrarán hasta el 85% del salario bruto y mantendrán las pagas extraordinarias y vacaciones.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.