Cataluña

Las consecuencias económicas del coronavirus en Cataluña

  • Los Erte presentados superan los 80.000, con más de 600.000 trabajadores afectados
Terraza y comercios cerrados en Barcelona. Luis Moreno

Los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (Erte) presentados en Catalunya han superado este viernes los 80.000, y los trabajadores a los que afectan rebasan ya los 600.000, según los datos facilitados por la Generalitat.

Concretamente, se trata de 80.902 expedientes sobre 603.105 personas, presentados desde que se anunció el estado de alarma en España.

Jueves 2 de abril

Los Erte presentados en Cataluña hasta este jueves suman 78.958, que afectan a 591.101 trabajadores. Estos Erte no se contabilizan en los datos del paro de marzo, que subió en 21.883 personas respecto al mes anterior (+5,52%), situando el número total de desempleados en 417.047.

La mayoría de nuevos parados corresponden al sector servicios, en el que abundan los contratos temporales, que dejaron de renovarse por el cese de actividad o reducción drástica de la actividad de las empresas.

De hecho, el número de contratos registrados en marzo en Cataluña cayó en 55.420 (-23,35%), con un total de 181.948. Se formalizaron 48.336 contratos temporales menos respecto a febrero (-24,17%), con 151.667, y 7.084 contratos indefinidos menos (-18,96%), con 30.281.

Asimismo, La Seguridad Social ha perdido 141.641 afiliados en Cataluña desde el jueves 12 de marzo, pocos días antes de la declaración del estado de alarma, hasta fin de mes.

Otro sector afectado por el coronavirus es la agricultura, ya que los pequeños productores o los enfocados al canal Horeca y turístico se han quedado sin posibilidad de vender. Por ello, Caprabo y la Generalitat han impulsado iniciativas de apoyo a los productos alimentarios de proximidad.

Por su parte, según un estudio difundido este jueves por FEGiCAT (Federación de Gremios de Instaladores de Cataluña), el 40,8% del sector confirma una caída total de su actividad, y un 38,9% una caída de más de un 75%.

Es decir, aproximadamente un 80% de las empresas instaladoras están en una situación de quiebra, lo que afecta directamente a cerca de 60.000 trabajadores en Cataluña, y ven insuficientes para sobrevivir las ayudas actuales.

Asimismo, el 79,8% de las empresas instaladoras no pueden atender servicios de urgencia y esenciales como consecuencia de la falta de los equipos de protección necesarios (EPIs) para evitar la transmisión del Covid-19.

Miércoles 1 de abril

Cataluña empieza el mes de abril con 76.048 Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (Erte) acumulados desde el inicio del estado de alarma por el Covid-19, que afectan a 571.363 trabajadores.

Martes 31 de marzo

La Generalitat de Cataluña prevé un gasto sanitario de 1.800 millones de euros por el coronavirus, y el Govern ha aprobado este martes destinar 80 millones de euros del fondo de contingencia a la Conselleria de Salud para poder hacer frente a las inversiones de emergencia necesarias ante la situación generada por el Covid-19.

La portavoz del Govern, Meritxell Budó, ha explicado que la Generalitat dispone de otros 82 millones en el fondo de contingencia, y ha sostenido que el aumento de recursos extraordinario previsto por el Gobierno central (de 51,36 millones para Cataluña) no es suficiente, algo que "obligará sí o sí a flexibilizar el margen de déficit", que ahora está situado en el 0,2% para las comunidades autónomas.

Para costear hasta los 1.800 millones previstos, ha advertido de que es "imprescindible" aprobar los Presupuestos catalanes de 2020, porque prevén un aumento del gasto de más de 3.000 millones -con 900 para Salud-, y ha apostado por aprobarlos primero y realizar después las modificaciones de crédito oportunas para adaptarlos a la situación generada por el nuevo coronavirus.

Asimismo, Budó ha pedido responsabilidad al Gobierno central para que aumente las transferencias a los gobiernos autonómicos.

Budó también ha ofrecido cifras vinculadas al impacto económico del Covid-19, como que en Cataluña hay más de 540.000 autónomos, cuyas cuotas representan un ingreso mensual de 185 millones de euros para las arcas del Estado, y que las prestaciones por desempleo en Cataluña de marzo ascenderán a más de 500 millones de euros tras los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (Erte) presentados este mes.

Los datos acumulados hasta este martes, 31 de marzo, son de 72.662 Erte presentados en Cataluña que afectan a 547.837 trabajadores, mientras que el número de parados en la comunidad a cierre de febrero era de 395.214 personas.

Entre los últimos conocidos está el nuevo Erte de PortAventura World que, al que ya presentó para 312 personas de servicios centrales y gestión corporativa, ha sumado otro para las 1.492 personas –con contrato fijo discontinuo- dedicadas a tareas operativas en parques y hoteles. Ambas medidas obedecen a causa de fuerza mayor debido a la obligación de mantener cerrado el resort, y la compañía espera retomar su actividad habitual "lo antes posible".

Lunes 30 de marzo

Cataluña lleva registrados 69.260 Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (Erte) hasta este lunes, que afectan a 528.119 trabajadores, mientras la comunidad se enfrenta a un mayor paro productivo por el decreto estatal de permiso remunerado recuperable hasta el 9 de abril para todas las actividades no esenciales.

Dicha medida estatal ha despertado la indignación de los empresarios catalanes por la manera en que se ha decidido y la falta de medidas de apoyo público a su implementación.

Entre las actividades que podrán continuar figuran las de unas 900 empresas de diversos sectores -según datos de la Generalitat- que han reorientado su actividad para suministrar productos con los que combatir el Covid-19, desde mascarillas a geles hidroalcóholicos, pasando por respiradores.

Acuerdo laboral en el Barça

Este lunes, la junta directiva del FC Barcelona, los integrantes de las plantillas de todos los deportes profesionales y la mayoría de los del equipo de baloncesto han llegado a un acuerdo para la reducción de sus salarios durante el tiempo que se prolongue el estado de alerta a causa del Covid-19.

En el caso del primer equipo de fútbol, la reducción será superior al 70% planteado inicialmente por el Club. Esta aportación adicional de la plantilla, más la aportación que hará el Club, permitirán garantizar el 100% de los salarios de todo el personal no deportivo, que será sometido a un Erte esta semana.

Viernes 27 de marzo

Hasta este viernes, se han presentado 58.843 Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (Erte) en Cataluña, que afectan a 459.182 trabajadores, y la Generalitat está rechazando algunos, como el de la empresa auxiliar de automoción Lear o la sanitaria Dexeus, por no considerarlos dentro de los parámetros de fuerza mayor.

También prevé rechazar los Erte de fuerza mayor en el sector alimentario, si bien recomienda a las empresas que han visto caer significativamente su actividad pero no entran en los supuestos de fuerza mayor que presenten Erte por las causas habituales (económicas, técnicas, organizativas o productivas).

En el sector comercial, que ha sido obligado a cerrar durante el estado de alarma, Comertia -asociación catalana de 66 empresas familiares que suman 35.000 trabajadores- pidió este viernes a la Administración catalana que utilice la fianza de dos meses depositada en el Incasòl para que haya una moratoria de entre dos y cuatro meses en el pago de los alquileres de los locales, dependiendo de si hay condonación o no.

Consell Executiu extraordinario

La Generalitat aprobó este viernes nuevas medidas dentro de sus competencias, como la paralización de todas las obras dependientes del sector público catalán. Antes del estado de alarma eran 37, de las que ya 17 han sido paralizadas voluntariamente. El resto deberán hacerlo ahora.

El Govern ya lo había aprobado hacía una semana, pero el decreto estatal de alarma dejó la decisión a criterio de las constructoras, y por eso el Ejecutivo de Quim Torra ha modificado de nuevo su normativa para las obras propias. La Generalitat asumirá los costes de esta paralización, como los de personal y alquiler de maquinaria, pero todavía no los han calculado, según la portavoz, Meritxell Budó.

El Gobierno catalán también intervino este viernes en los servicios funerarios básicos para fijar precios máximos en coordinación con el mundo municipal, que es el que tiene las competencias transferidas. El Ayuntamiento de Barcelona propone 1.900 euros, mientras que las empresas funerarias reprocharon que no se las informase previamente, y adujeron que hasta ahora ya estaban asegurados todos los servicios.

Jueves 26 de marzo

Las empresas viven con incertidumbre la evolución del estado de alarma, que ha reducido a la mínima expresión la actividad económica, y piden nuevas medidas para evitar que se cumpla el peor escenario que baraja la Generalitat de Cataluña, que sitúa el pico de la pandemia en la comunidad a finales de abril, con hasta 121.000 afectados y 13.000 muertos, y que supondría que la vuelta a la normalidad no llegaría hasta junio.

Para acortar plazos, PIMEComerç propuso este jueves reducir el horario de los comercios de alimentación, de ocho de la mañana a tres de la tarde, para reducir la exposición de los trabajadores al virus y a la vez contribuir al confinamiento reduciendo el movimiento de personas por las tardes para ir a comprar. Se trata de una iniciativa que defiende el pequeño comercio, como pescaderos, panaderos, fruteros y mercados, mientras que la gran distribución está en contra.

Asimismo, las entidades que agrupan a los constructores y contratistas catalanes han enviado una carta al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para pedirle la paralización de las obras públicas y privadas no esenciales, así como los instrumentos económicos necesarios para que las empresas del sector puedan sobrevivir.

En la misiva exponen que es "imposible" mantener la distancia de seguridad entre operarios en determinados trabajos o fases de obra, los desplazamientos en vehículos ocupados por una sola persona, o la desinfección de herramientas y espacios usados por varias personas.

Si se cumple el peor escenario, el calendario de ferias y congresos volverá a sufrir, ya que algunos eventos se habían pospuesto para junio confiando en que el nuevo coronavirus ya estaría controlado, pero sería emasiado pronto todavía. Puede ser el caso de eventos como la semana de la moda nupcial, la Valmont Barcelona Bridal Fashion Week, reagendada del 8 al 14 de junio en Fira de Barcelona; o del salón del turismo B-Travel, movido del 27-29 de marzo al 19-21 de junio.

Medidas paliativas

Para lograr la supervivencia de las empresas mientras dure el estado de alarma, la patronal catalana Foment del Treball reiteró este jueves al Gobierno español la necesidad de acordar la suspensión de las autoliquidaciones de impuestos y cotizaciones sociales, con la esperanza de que lo incluya en el orden del día del Consejo de Ministros de este viernes, y le recordó que las medidas fiscales (suspensión y exención) están entre las consideradas como prioritarias por la Comisión Europea.

Hasta este jueves, en Cataluña se han presentado 51.340 Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (Erte) que afectan a 407.278 trabajadores. Así, los afectados por Erte en Cataluña ya superan a los registros habituales del paro en la comunidad hasta ahora (395.214 personas en febrero).

Entre los conocidos hoy, Comercial Grupo Freixenet ha iniciado un Erte por fuerza mayor para 110 empleados del departamento de ventas. Se trata de una de las compañías que integran Grupo Freixenet, que actualmente cuenta con una plantilla de 1.054 personas en España.

El expediente está vinculado a la duración del estado de alarma y la apertura de las restricciones de confinamiento, y la compañía compensará entre el 75% y el 90% del salario de los afectados.

El Grupo Freixenet mantiene su actividad en el resto de áreas, incluida la producción y el suministro de sus productos a clientes, priorizando la seguridad y la salud de sus empleados, ha indicado la firma en un comunicado. El grupo está formado por cinco empresas: Castellblanc, UCSA, Comercial Grupo Freixenet, Segura Viudas y Freixenet, y la filial comercial cuenta con una plantilla total de 229 personas.

Auge en comunicación certificada

Como contrapunto positivo, Lleida.net ha anunciado el primer reparto de dividendos de su historia, de un céntimo de euro neto por acción (lo que suma un pago total de más de 160.000 euros), y que se distribuirá en la fecha que apruebe la próxima junta de accionistas.

Actualmente, cotizan en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) español y en el segmento Growth de Euronext 16 millones de acciones de Lleida.net.

"Tenemos confianza en la evolución de la empresa y en nuestros resultados futuros. Los cambios sociales que están acaeciendo como consecuencia de la trágica situación sanitaria que vivimos, han acercado a cientos de nuevos clientes a nuestras soluciones patentadas de comunicación electrónicas certificadas", explicó Sisco Sapena, director general y fundador de la compañía.

En las últimas semanas, la compañía nacida hace 25 años y que debutó en el MAB en 2015, ha reforzado su labor de Investigación y Desarrollo para crear nuevos productos que refuercen la validez de las comunicaciones empresariales que se emiten de forma remota.

Entre ellos, ha creado una plataforma que permite que los consejeros de las empresas y los accionistas de las empresas puedan votar de manera remota, certificada e inmediata en una junta general o un consejo de administración.

A principios de año, sus acciones registraron máximos históricos, tras acumular más de tres años de resultados con ebitda positivo. Al cierre del mercado de este jueves, la capitalización bursátil de la compañía era de más de 19 millones de euros, y la acción cotizaba en Madrid a 1,20 euros por título, su nivel más alto en dos semanas.

Miércoles 25 de marzo

Las pymes y autónomos de Cataluña generan actualmente un volumen diario de ingresos de explotación de 1.700 millones de euros, lo que supone un 75% menos de lo normal, según un informe publicado este miércoles por el Observatorio de la patronal de pequeñas y medianas empresas de Cataluña (Pimec).

"Durante cuatro semanas de confinamiento, eso supondría dejar de generar un total de ingresos de explotación de 46.800 millones de euros, un 9,4% del Valor Agregado Bruto anual" detallan.

Asimismo, las áreas del sector comercial de las patronales catalanas Foment y Pimec han advertido este miércoles al Gobierno de que, "sin la suspensión inminente del pago de impuestos y el acceso total y rápido al crédito", el 70% de las empresas del ramo –que son pymes- en Cataluña y España en general se verá abocado al cierre.

Restaurantes sin alquiler

El Gremio de Restauración de Barcelona ha puesto a disposición del sector un modelo de carta que los restauradores harán llegar a los propietarios de sus respectivos locales donde se pide que no se exija el pago del alquiler mensual mientras los establecimientos tengan que estar obligatoriamente cerrados al público.

La carta se refiere a la cláusula rebus sic stantibus (que ya se alegó durante la crisis económica de 2008), que permite interrumpir temporalmente las obligaciones entre arrendador y arrendatario si se produce una situación sobrevenida radicalmente imprevisible que impide de manera significativa cumplir con lo acordado.

Los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (Erte) en Cataluña han alcanzado los 41.555 este miércoles, que afectan a 342.602 trabajadores, según los datos de la Generalitat.

Martes 24 de marzo

Los Erte en Cataluña ya superan las tres decenas de miles, con 30.781 hasta este martes, que afectan a 271.432 trabajadores, según la Generalitat.

La administración catalana estudia los expedientes que le llegan en un plazo máximo de cinco días, en el que revisa si las causas planteadas son de fuerza mayor según los criterios fijados por el Gobierno, y los autoriza o los rechaza según dichos parámetros.

Para combatir los efectos económicos del Covid-19, la portavoz de la Generalitat, Meritxell Budó, incidió este martes en la exigencia del Ejecutivo catalán al Gobierno central de retirar el límite de déficit y el techo de gasto a las autonomías para afrontar la crisis del coronavirus.

"La semana pasada, la UE suspendió los límites de la regla de gasto para los Estados; hace falta que el Gobierno lo traslade en España, eliminando el objetivo de déficit y el techo de gasto de manera inmediata", sostuvo tras la reunión semanal del Govern.

Se trata de una reinvindicación de Cataluña de hace semanas, que el presidente de la Generalitat, Quim Torra, concretó el domingo en la conferencia de presidentes telemática.

Así, reclamó suspender la regla de gasto y los objetivos de déficit de las Comunidades Autónomas para 2020 y 2021, así como suprimir la regla de gasto para los entes locales y eliminar las limitaciones a la utilización del superávit del 2019. También instó al Gobierno de Pedro Sánchez a dotar de mecanismos de financiación a aquellas autonomías que lo requieran.

Medidas propias

El Govern aprobó este martes aumentar del 75% al 80% la cobertura mediante avales del riesgo de créditos de la banca para financiar con hasta 1.000 millones a 4.000 pymes. También dio luz verde a la anunciada reducción del 50% del canon del agua para familias y empresas durante los meses de abril y mayo.

Por su parte, el Ayuntamiento de Barcelona no cobrará las cuotas de alquiler de las viviendas de su parque público durante los meses de abril, mayo y junio, de manera que un total de 8.748 familias que viven de alquiler en viviendas gestionadas por el Institut Municipal d'Habitatge i la Rehabilitació (IMHAB) no volverán a pagar el alquiler hasta el mes de julio.

Decepción empresarial

La patronal catalana Foment del Treball, firme defensora de un aplazamiento durante tres meses de las declaraciones y autoliquidaciones tributarias y que la cantidad aplazada pueda ser fraccionada en los seis meses siguientes –se lo pidió por carta a Pedro Sánchez la semana pasada y cuenta con el apoyo de más de 200 entidades representativas de la industria y los servicios-, lamentó que su no aprobación en el Consejo de Ministros de este martes "condena a las empresas".

En un comunicado, la entidad reprochó que "la absoluta falta de iniciativas a favor de la suspensión de las liquidaciones fiscales y de las cuotas de la Seguridad Social afectarán gravemente la recuperación de la economía y el empleo".

Foment considera insuficientes las medidas aprobadas este martes por el Gobierno, más aún cuando se prevé alargar el estado de alarma, y echa de menos iniciativas de urgencia, extraordinarias y temporales para atender la "grave situación que llegará en pocas semanas" ante el paro de la actividad económica y del consumo por el Covid-19.

La patronal recuerda que otros países –como Italia- y algunas autonomías –como Cataluña, Canarias y haciendas forales- ya han optado por medidas de suspensión fiscal, lo que también ha propugnado la OCDE. "Las empresas necesitan, por encima de todo, efectivo, no crédito", proclama.

Catástrofe para los viveros

La Federación de Cooperativas Agrarias de Cataluña (FCAC) alertó este martes de que la situación del sector de planta viva, a raíz de la crisis del coronavirus, es "catastrófica" porque se trata de un sector que concentra hasta el 70% de las ventas en los meses de marzo a mayo. Debido a la paralización total de la actividad, se calcula que las pérdidas podrían ser superiores a los 125 millones de euros, un 60% de la facturación anual, que se sitúa en unos 209 millones de euros.

Las cooperativas catalanas de planta viva se ubican en el Maresme, y concentran gran parte de la producción de planta de esta comarca y del Vallès Oriental. Es un sector pequeño en cuanto a hectáreas cultivadas (unas 1.900), pero intensivo en la creación de puestos de trabajo (más de 1.800 puestos de trabajo fijos).

Las cooperativas comercializan, anualmente, más de 15 millones de plantas de 880 variedades diferentes y más de 2.500 formatos, con una facturación media de unos 25 millones. La cooperativa Corma, de Premià de Dalt es la primera firma española en producción y comercialización de plantas.

Lunes 23 de marzo

Los sindicatos CCOO y UGT de Cataluña han criticado este lunes el "oportunismo" de muchas empresas en territorio catalán que han presentado Erte por causas de fuerza mayor debido a la pandemia del coronavirus. Han alertado del abuso injustificado de algunas empresas y la falta de corresponsabilidad con sus trabajadores para superar la crisis.

En un comunicado conjunto, ambos sindicatos consideran en que ha habido una "utilización interesada" de esta causa, pues solo se explica este tipo de Erte si han tenido que cesar su actividad por causas técnicas, organizativas o de producción. "Por tanto, no cualquier fluctuación, pérdida económica o causa sobrellevada como consecuencia de los efectos el Covid-19 puede, ni debe ser considerada de fuerza mayor".

Hasta este domingo, el número de Erte en Cataluña ascendía a más de 25.000 –el 96% por causas de fuerza mayor-, con casi 250.000 empleados afectados; unos datos que, indican desde los sindicatos, casi doblan los de la comunidad autónoma de Madrid.

Las entidades sindicales se quejan de que se ha vulnerado la libertad sindical al evitar "interesadamente la intervención de los trabajadores en los expedientes" y que hay empresas que pretenden "aprovechar la exoneración de pagar la parte empresarial de la cuota a la Seguridad Social", hecho que "debilita el sistema público de la Seguridad Social".

Como consecuencia, CCOO y UGT de Cataluña impugnarán los Erte que consideren injustificados, y hacen un llamamiento a la Generalitat catalana para que garantice la rigurosidad de las causas mediante una revisión posterior por parte de la Consejería de Trabajo en los casos que no se hayan podido atender antes por la avalancha de ERTE de los últimos días.

Más Erte pero menos trabajadores

Los Erte presentados en Cataluña hasta este lunes son 26.290, con 244.260 trabajadores afectados, según los datos de la Generalitat. La cifra de personas afectadas es inferior a la ofrecida el domingo (25.160 Erte para 247.690 empleados), lo que el Govern atribuye a que los Erte son un proceso "vivo", en el que algunas compañías han revisado a la baja el número de trabajadores afectados respecto a la cifra presentada inicialmente.

Entre los nuevos Erte está el de la multinacional catalana de perfumería Puig, después de que el Covid-19 haya provocado el cese de la actividad en los puntos de venta y la falta de suministros en los centros de producción de la compañía.

Con las fábricas de Alcalá de Henares (Madrid) y Besós (Barcelona) paradas, y los puntos de venta de toda España cerrados (grandes almacenes, perfumerías y aeropuertos), la firma ha comunicado este lunes un Erte por causa de fuerza mayor que afectará a 621 trabajadores del total de sus 1.617 empleados en España, y que se prolongará hasta que se supere la situación de excepcionalidad.

La fábrica de Vacarisses (Barcelona) seguirá operativa para la producción de geles hidroalcohólicos como respuesta a la petición del Gobierno ante la necesidad urgente de este tipo de productos para protección de profesionales y sanitarios. Este lunes han salido las primeras 9.500 unidades de geles hidroalcohólicos siguiendo indicaciones del Ministerio de Sanidad.

Asimismo, la firma de joyería Tous también ha parado su actividad, al tener la mayoría de tiendas en el mundo cerradas, y ha anunciado que presentará un Erte que afectará a la mayoría de su plantilla en España, a la que complementará el sueldo hasta el 80% del salario bruto fijo mensual.

También pondrá a disposición de sus empleados en situación de especial necesidad una línea de microcréditos "que ayuden a superar eventuales dificultades sobrevenidas". Además, la marca ha decidido aplazar "voluntariamente" las entregas de su canal de venta online para proteger también "a todos los empleados dedicados a este segmento".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1
forum Comentarios 1
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Vacilón
A Favor
En Contra

Para Foment todo se soluciona con subvenciones a las empresas y abaratar el despido, con o sin crisis. Tan impresentables como siempre.

Puntuación 0
#1