Castilla y León

Aprobar el Presupuesto, primer reto de PP y Vox en Castilla y León

  • Impacto de la guerra, recuperación y fondos europeos, asuntos más urgentes
Gallardo y Mañueco tras la firma del pacto de gobierno (EP)

El gobierno de coalición entre PP y Vox tendrá que encarar con urgencia la aprobación de un presupuesto para este año ya que el adelanto electoral dejó en 'stand by' el proyecto que Fernández Mañueco había pactado con su antiguo socio, Ciudadanos.

Aunque aún está pendiente el reparto de consejerías, parece claro que las competencias económicas quedarán en manos del PP. Mañueco quiere agilizar su toma de posesión consciente del impacto de la crisis de Ucrania en la recuperación: "Necesitamos un gobierno lo más rápido posible".

De hecho, el líder regional justificaba el acuerdo con Juan García-Gallardo (Vox) en la necesidad de contar con un gobierno estable y sólido capaz de "una gestión eficaz en un momento en el se vislumbran tiempos complejos y turbulentos desde el punto de vista económico y de creación de empleo".

La recuperación económica que enfilaba la Comunidad con un crecimiento del PIB del 5,5% en 2021, se ha visto trastocada por la invasión de Ucrania, provocando un aumento de costes de la energía y de materias primas agrícolas que impactan directamente sobre dos de sus principales sectores económicos: industria y agroalimentación. La aprobación de un presupuesto que dé capacidad suficiente para articular medidas para proteger estos sectores se presenta como el primer asunto que el nuevo gobierno tiene que encarar.

El proyecto de ley que quedó en el cajón por la convocatoria electoral preveía alcanzar los 12.835 millones de euros, con un crecimiento del 4,42% respecto a las de 2021.

Su objetivo era promover la actividad económica, con una subida del 26% en políticas de crecimiento y empleo, a la vez que seguía apostando por la bajada de impuestos y tasas, especialmente en el mundo rural, y el incremento de las inversiones reales para amortiguar los desequilibrios territoriales.

En principio, sus planteamientos económicos coinciden con los de Vox en materia de fiscalidad o apoyo al mundo rural, por lo que constituyen una buena base para las nuevas cuentas aunque la formación de Abascal querrá dejar su impronta en su estreno en responsabilidades de gobierno.

comentarios3WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 3

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Marta
A Favor
En Contra

Lo primero que hay que hacer para aprobar los presupuestos en CyL, es suprimir todo tipo de ayudas-subvenciones a los sindicatos, y asociaciones varias de feministas, Consejo Asesor de la Memoria Histórica, ONGs, grupos LGTBI, y similares, que se sustenten con las cuotas de sus asociados, ese dinero en la situación actual hay que derivarlo a otras cosas.

Puntuación 8
#1
Pablo
A Favor
En Contra

Sra. portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, que sepa que las políticas "enraizadas" de la izquierda, no son definitivas, no son para siempre, caerán y serán sustituídas por otras. Amenazas, ni una.

Puntuación 4
#2
José
A Favor
En Contra

Hay que empezar por ver a quien se da subvenciones y locales y después de ajustar esas subveniones a quienes las reciben y revisar los locales si pagan renta, servicios, es decir cómo están esos contratos, ya se puede empezar a hablar de presupuestos, para usar ese dinero de subvenciones a otras partidas más necesitadas.

Las Asociaciones, sindicatos, colectivos lgtbi, etc, que no tienen un fin social, deben de sustentarse con sus cuotas.

Puntuación 0
#3