Capital Riesgo

De CVC a Qatar y Silver Lake: así es el mapa de los dueños de los eventos y derechos deportivos

Un Ferrari en el circuito de Cataluña, Montmeló
Madridicon-related

La industria deportiva sigue despertando el apetito inversor de gigantes con bolsillos millonarios. La histórica venta de la española Dorna a Liberty Media Corporation, el conglomerado de medios controlado por John C. Malone, ha sido la última muestra de interés y entendimiento entre un private equity y un referente del sector, que ha cristalizado en este caso en un acuerdo de más de 4.200 millones de euros. La transacción sigue el goteo de operaciones entre los pesos pesados del capital riesgo y los gigantes de la industria, sin olvidar a los fondos soberanos, que han dejado un mapa atomizado de propietarios en todos los deportes, desde el fútbol, hasta el baloncesto pasando a otras disciplinas como los de contacto o los asociados al mundo del motor.

El fútbol ha sido el terreno de juego más disputado en los últimos años, con los fondos de capital riesgo muy activos. Uno de ellos ha sido CVC, que ha tomado participación en la Liga Española de fútbol, cuya operación histórica a la par que polémica se cerró con una valoración de 24.250 millones de euros. El fondo británico, que tuvo una participación histórica en MotoGP hasta que en 2006 la vendió a Bridgepoint, ha apostado también por el negocio del deporte rey en Francia, con la creación de una filial comercial conjunta con la Ligue de Football Professionnel (LFP) y el compromiso firme de inversión de 1.500 millones de euros.

Peor suerte tuvo el fondo de capital privado en la Serie A (Italia), donde en plena pandemia, en noviembre de 2020, estuvo a punto de cerrar un acuerdo por el 10% del negocio audiovisual a cambio de 1.700 millones de euros. La propuesta, no obstante, fracasó por el veto de algunos clubes. Mismo éxito tuvo el intento de otros fondos, como BC Partners, Advent o Blackstone, de adentrarse en la Bundesliga, la competición doméstica de Alemania, donde los miembros de la Deutsche Fussball Liga (DFL), el organismo regulador, tampoco dio su visto bueno.

Al margen de los derechos de retransmisión, el fútbol también ha atraído al capital institucional en los negocios que giran en torno a la organización de eventos. Un actor procedente de Estados Unidos, el fondo de inversión estadounidense Sixth Street, ha sido en este sentido un gran protagonista en España. Se ha hecho con cerca del 30% del negocio del nuevo Santiago Bernabéu por 360 millones de euros, una operación que surgió al calor de la remodelación del estadio del club blanco. Pero esta firma, que nació como escisión de otro famoso private equity, Texas Pacific Group (TPG), ha tomado participación en la firma especializada en gestionar recintos deportivos Legends y ha financiado algunas de las denominadas palancas del FC Barcelona.

Silver Lake: béisbol, baloncesto y rugby

Alejado del deporte de masas, el rugby ha despertado también el interés de los fondos de capital privado. Así lo ha probado Silver Lake, que en 2022 convenció a la New Zealand Rugby (NZR) de Australia para crear un proyecto futuro en el que participar de la expansión de la industria. El grupo acordó invertir 200 millones de dólares en NZR para obtener una participación minoritaria en NZR Commercial Co. Recientemente la apuesta se ha redoblado, con la aprobación de una ampliación de capital de 62,5 millones de dólares suscrita íntegramente por Silver Lake, que pasará de ser el duelo del 5,71% al 7,5% de NZR Commercial.

Con aproximadamente 101.000 millones de dólares en activos combinados bajo gestión y capital comprometido, Silver Lake ha ojeado otros deportes y se ha decantado por invertir también en el mundo del béisbol. En este sentido, en 2018 pagó más de 200 millones de dólares por Diamond Baseball Holdings (DBH), franquicia de las diez ligas nacionales en Estados Unidos.

Silver Lake completa su apuesta por el deporte con Madison Square Garden (MSG Sports), un holding estadounidense con sede en la ciudad de Nueva York y que es conocido por ser la dueña dos de las franquicias más reconocidas a nivel mundial, los New York Knicks (NBA) y los New York Rangers (NHL). MSG Sports tiene otras propiedades que incluyen dos equipos en desarrollo: los Westchester Knicks, que sirven como filial exclusiva de la G-League de los Knicks, y el Hartford Wolf Pack, el equipo de desarrollo de jugadores de los Rangers que juegan en la Liga Americana de Hockey (AHL).

De la raqueta a la lucha libre

Al margen de los pesos pesados del capital privado, los grandes de la industria también han dado pasos para engordar su negocio en torno a la organización de eventos deportivos y la comercialización de sus derechos audiovisuales. Endeavor Group, una empresa cotizada en Estados Unidos con una capitalización bursátil de 11.800 millones de dólares, es un gran ejemplo de ello. Esta empresa organiza torneos como el Open de Miami y el Open de Madrid de tenis y, al mismo tiempo, es la propietaria de World Wrestling Entertainment (WWE) y Ultimate Fighting Championship (UFC).

Estas dos últimas competiciones han tenido empleada a la organización en los últimos años, desde que se anunciara su integración a través de un proyecto de nueva creación: TKO Group Holdings. La aventura creada a partir de la suma de fuerzas de ambos torneos reunirá a la principal organización de artes marciales mixtas (MMA) del mundo, con más de 700 millones de fanáticos y 228 millones de seguidores en las redes sociales, y la empresa de los derechos de la competición de lucha libre más conocida en el mundo.

En este sentido, la compra de Dorna por parte de Liberty Media encaja dentro de la estrategia de compañías del sector que siguen afianzando su presencia en la industria del deporte. Así, la compra del propietario de MotoGP hará más poderoso al grupo estadounidense, que ya es dueño de la Fórmula 1. La operación responde a las buenas perspectivas del conglomerado del magnate John C Malone, que cree que el mercado de los patrocinios deportivos crecerá entre 2024 y 2026 hasta alcanzar los 90.000 millones de dólares, de acuerdo a la presentación remitida a inversores con motivo de la compra de Dorna.

Los fondos soberanos, al acecho

Sin encajar en las etiquetas de empresas industriales ni tampoco private equity, los fondos soberanos han emergido como un nuevo agente inversor en la industria deportiva. El nombre por antonomasia más repetido ha sido Qatar Sport Investment, que responde a las siglas QSI y en los últimos años ha iniciado una carrera de adquisiciones en participaciones en todo tipo de eventos. Su cartera incluye marca deportiva qatarí Burrda y la compañía NextStep Marketing, especializada en representación de clientes, merchandising directo y gestión de eventos. En los últimos días fue señalado también como un posible candidato a comprar Dorna.

En España, sin ir más lejos, ha sellado la adquisición de World Paddle Tour, el circuito por excelencia de este deporte, como prueba que desde su nacimiento en 2013 hace más de 300 torneos masculinos y femeninos en 20 países, ha contado con 17 patrocinadores globales y sus derechos de transmisión televisiva abarcan más de 150 países. Este acuerdo, que ha recibido condicionantes por parte de los organismos reguladores de España, QSI adquiere de Damm, hasta ahora su propietario, los activos comerciales de WPT, Premier Padel y WPT, que se unificarán para formar un único circuito mundial de pádel profesional denominado Premier Padel.

Reconocida como una de las principales compañías de inversión deportiva del mundo, QSI es conocida por su compra de clubes de fútbol, principalmente el Paris Saint Germain (PSG). Pero al margen de gobernar el club parisino desde el año 2011, tiene una participación minoritaria en el Sporting de Braga, club histórico de Portugal, y ha mantenido conversaciones con el Leeds United (Reino Unido), al igual que se ha apuntado a su interés por el también británico Tottenham Hotspur o el Westham United.

Al margen de la propiedad de los equipos de fútbol, Qatar también es dueño de Bein Sports, operador televisivo de eventos deportivos con amplia presencia en Europa, además de en los países del Golfo. Desde el verano pasado ha dado el salto a otros deportes con la compra de una participación minoritaria de Monumental Sports & Entertainment, el grupo que es dueño del equipo masculino de baloncesto Washington Wizards y del femenino Mystics. Tiene también participación en el equipo dehockey sobre hielo Capitals, de la NHL.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud