Capital Riesgo

Sixth Street financia las 'palancas' del Barça con 300 millones en bonos

  • Coloca la deuda a un interés del 5,94%
  • El fondo estadounidense adquirió el 25% de los derechos de televisión en verano
  • Se ha convertido en un socio de referencia: ahora asesora al club con la construcción del nuevo estadio
Imagen de la presentación de Robert Lewandowski. EE
Barcelonaicon-related

El FC Barcelona encontró en el fondo Sixth Street un salvavidas para no cerrar en pérdidas la temporada 2021/2022 y formar un equipo competitivo con el que ha terminado alzándose campeón de Liga. La entidad azulgrana vendió el 25% de los derechos de televisión por un cuarto de siglo al fondo estadounidense por casi 530 millones de euros. El nuevo inversor no abordó la operación de su bolsillo: se endeudó a su vez con una emisión de bonos de 305 millones de euros.

La firma lanzó el pasado diciembre una emisión de bonos por casi el 60% de la inyección monetaria que aportó al club catalán. La operación se saldó con un interés del 5,94% y un vencimiento a 25 años hasta 2047, la misma fecha en la que termina el contrato con el Barça. El instrumento se listó en la bolsa de Viena, que no hace público el folleto, aunque se tratase de una colocación privada para dar a los compradores cierta liquidez a la hora de poder revender los títulos.

El interés es un punto inferior al 7% que tuvo que afrontar CVC para financiar la adquisición de los derechos de TV de todos los equipos de LaLiga a excepción del Barcelona, el Real Madrid y el Athletic de Bilbao.

A pesar de haber recurrido a deuda, la transacción seguirá siendo rentable para Sixth Street. El fondo puso alrededor de 530 millones de euros de su bolsillo –la cifra oficial no se llegó a desvelar- por el 25% de los derechos de LaLiga. La cantidad debía llegar a las arcas azulgranas entre 2022 y 2023.

Sixth Street percibirá un mínimo de 1.037 millones por su inversión

El Barcelona percibió en la campaña 2020/2021 hasta 166 millones de euros por este concepto. A partir de ahora, el fondo americano se embolsará 41,5 millones por ejercicio. Si se considera que las licencias televisivas han tocado techo y ya no van a crecer más la firma obtendría 1.037,5 millones; casi el doble de lo aportado.

Sin embargo, en el sector la teoría con más credibilidad que se maneja es la de que todavía existe margen de mejora gracias a los derechos internacionales. Los nacionales sí que estarían cerca del máximo. Sin ir más lejos, la temporada pasada entró en vigor el contrato para el mercado estadounidense con ESPN que reportará a LaLiga 175 millones al año hasta 2029 por los 100 millones que pagaba beIN Sports.

Sixth Street articuló toda la operación a través de una sociedad en Luxemburgo, territorio reconocido por su laxa fiscalidad. A través de ese vehículo ostenta el 51% de Locskley Invest, la sociedad tenedora de los derechos de televisión, de la que el FC Barcelona tiene el 49% restante.

Sixth Street también está en el Espai Barça

La maniobra guarda paralelismos con la financiación del Espai Barça. El conjunto catalán también la articulará a través de una tercera sociedad. Creará un fondo de titulización -que será el que firmará los 1.500 millones que costará la obra- y los inversores solamente serán propietarios de los derechos de cobro de los ingresos del estadio. Por lo tanto, los fondos compradores asumen también el riesgo de que la operación salga bien y no podrán ejecutar garantías sobre el club.

El vehículo emitirá ocho emisiones de bonos por 1.000 millones de euros –algunas en dólares, por exigencia de los inversores- y pedirá créditos por 450 millones a la banca, principalmente de Goldman Sachs y JP Morgan. Los vencimientos se estructuran en tres grandes tramos: 583 millones a cinco años, 477 millones a un plazo de entre cinco y nueve años y 390 millones a un plazo entre 20 y 24 años. El club no obstante ya piensa en refinanciar los tramos más cortos cuando los tipos bajen. El interés medio fue del 5,53%.

Y aunque no participó de manera directa en la financiación, Sixth Street también es socio del Barça en el diseño del nuevo Camp Nou. A través de Legends, especializada en la gestión de recintos deportivos, realizó las proyecciones de ingresos de la nueva instalación, que ascienden a los 346 millones de euros anuales.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud