Canarias

'Millennials' de Canarias: sedentarios digitales que ya van por el 70% de paro

  • La cifra de parados supera las 150.000 personas en Tenerife
Imagen: Dreamstime.
Las Palmas de Gran Canaria

Canarias ha previsto destinar hasta 500.000 euros para convertirse en destino base para Europa de remote workers o nómadas digitales, segmento de clientes cuyo salario medio es entre 60.000 y 80.000 dólares al año, y el gasto en destino es amplio, y estancias pueden ser de hasta tres meses. Este febrero Coalición Canaria (CC) ha dado un dato del desempleo juvenil en Tenerife ya es del 70%.

Tenerife es la isla en la que ha aumentado más el paro y a las 122.335 personas que están sin trabajo hay que sumarle unas 30.000 que están en los expedientes de regulación temporal de empleo, con lo cual la cifra real de parados supera las 150.000 personas. CC advierte de que las expectativas para los jóvenes son cada vez peores y no hay "respuesta ni solución por parte ni del Gobierno de Canarias ni del Cabildo".

Asi, el grupo nacionalista CC-PNC (Partido Nacionalista Canario) del Cabildo de Tenerife ha demandado medidas urgentes en materia de empleo juvenil para afrontar la situación que están sufriendo los menores de 25 años, cuya tasa de paro ha subido un 70% en el último año. La dirigente nacionalista Verónica Meseguer señala que Tenerife se encuentra "en una situación alarmante", con cerca de 10.000 jóvenes en paro y con un futuro incierto, por lo que es necesario que el Cabildo de Tenerife ponga en marcha diferentes iniciativas de manera inmediata para mejorar su empleabilidad.

Verónica Meseguer explica que la destrucción de empleo entre los menores de 25 años en el último año en Tenerife es "muy preocupante", pues se ha pasado de unas 5.800 personas en paro en enero de 2020 a cerca de 9.900 en enero de este año. "El PSOE, Ciudadanos y Sí Podemos Canarias se dedican a vender titulares sobre lo que va a hacer, pero la realidad es que las cifras del paro siguen aumentando", apostilla CC.

Uno de cada tres canarios, el 35%, sufre o está en riesgo de sufrir pobreza y exlusión social, una tasa que supera en diez puntos la que se observa en el resto de España, según el décimo informe de la Red Europea de Lucha Contra la Pobreza y la Exclusión Social (EAPN). Aunque ha retrocedido un punto desde 2019 (de 36% a 35%), la tasa Arope de Canarias revela que cerca de 800.000 canarios pasaban ya por dificultades económicas graves antes del inicio de la crisis generada por la pandemia de Covid-19.

Uno de cada tres canarios sufre o está en riesgo de sufrir pobreza y exlusión social, una tasa que supera en diez puntos a la del resto de España

En el conjunto de España, la tasa de riesgo de pobreza o exclusión social se sitúa en el 25,3% (11,8 millones de personas), con Andalucía, Extremadura y Canarias a la cabeza, por este orden. El informe añade que el 53,7% de la población de las islas tenía ya en 2019 alguna dificultad para llegar a fin de mes, principalmente acentuado en grupos de personas con mayor vulnerabilidad.

En relación a la tasa de riesgo de pobreza, el umbral 2019 en Canarias cifra en un 28,5% la población que viven con 641 euros mensuales por persona, 628.282 personas en riesgo de pobreza; mientras que la pobreza severa (ingresos de menos 500 euros al mes) afecta a un 11,2% de la población, 247.378 personas. Del mismo modo, un 3,9% de la población de Canarias se encuentra en condiciones de privación material severa, unas 86.000 personas.

En lo relativo al empleo, un 14,8% de la población menor de 60 años vive en hogares "con baja intensidad de empleo", en una cifra que engloba a 249.291 personas, cuatro puntos más que la media nacional. Es la cuarta tasa más alta de España. Canarias es además la cuarta comunidad por la cola en retribuciones, con uno de los salarios más bajos del país.

A nivel nacional, el informe registra que la pobreza infantil se ha incrementado seis décimas respecto a 2018 con una tasa de 27,4%. Se mantiene el fenómeno de los "trabajadores pobres", colectivo que representa al 14% de la población desde 2014, y entre los desempleados la tasa de pobreza es del 43,3%, la más alta dentro de los grupos de actividad.

En relación a Europa, España está por encima en las tasas de pobreza, exclusión y desigualdad y la tasa Arope es la séptima más alta de todos los países miembros. La viceconsejera de Derechos Sociales del Gobierno de Canarias, Gemma Martínez, ha señalado que estos datos demuestran que el objetivo de la Agenda 2020 ha sido "un fracaso" y que la recuperación macroeconómica proclamada en 2014 "ha quedado lejos de alcanzar a los que peor situación atraviesan".

La pobreza infantil se ha incrementado seis décimas respecto a 2018 con una tasa de 27,4%

La cuarta parte más pobre, ha añadido, había perdido ya el año pasado un 10,4% de renta real, lo que significa que "hay un amplio porcentaje de población con incapacidad económica para afrontar una crisis de la envergadura de la Covid-19". Se trata de "pobreza estructural", ha señalado, que se mantiene incluso con altas tasas de turismo y que, con la crisis, "primero sanitaria y luego económica y social", seguirá a avanzando, con consecuencias aún por conocer.

Del mismo modo, el presidente de EAPN Canarias, Juan Carlos Lorenzo, subraya que el crecimiento económico de los últimos años "no ha traído desarrollo, ni ha significado inflexión en las tasas de pobreza en Canarias", lo que prevé que se va a "radicalizar" en un proceso que ya se vislumbra en los últimos seis meses. En este sentido, para afrontar la crisis de la Covid-19 hay que "buscar una forma diferente de construir, otros caminos" porque hay "desigualdad entre las personas y los territorios con la fractura norte-sur" y "estrategias de protección insuficientes", ha señalado Lorenzo. La mejora de los niveles educativos "no ha reducido la tasa de pobreza", por lo que es necesario una "política redistributiva para afrontar con más entidad y solidez" la situación, ha añadido.

Lorenzo ha destacao, además, que se ha acentuado la pobreza en "los perfiles de las personas que trabajan y son pobres, en un 14 %, así como en personas mayores con pequeñas pensiones". A su juicio, la reconstrucción que plantean ahora las instituciones tras la crisis de la Covid es "insuficiente" y "no se trata de reactivar algo que ya no funcionaba" sino de "construir de otra manera más práctica, racional, operativa, sólida y contundente" para generar "procesos de inclusión social más eficaces".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.