Banca y finanzas

"Asterion tiene un objetivo máximo de 1.000 millones para infraestructuras"

  • Hablan sus socios fundadores: Jesús Olmos, Winnie Wutte y Guido Mitrani
  • Los socios revelan qué les motivó a lanzar este proyecto tras dejar KKR
Foto: Archivo.

Con 520 millones de euros comprometidos, un tamaño objetivo de 850 millones y un límite máximo de 1.000 millones de euros, Asterion se ha convertido en el mayor fondo de infraestructuras español apenas cuatro meses más tarde de haber sido aprobado por la CNMV. Sus tres socios fundadores -Jesús Olmos, Winnie Wutte y Guido Mitrani- dejaron atrás el gigante estadounidense KKR para montar esta gestora, que ha irrumpido con fuerza en el mercado europeo, donde ya ha cerrado su primera transacción: su entrada en la francesa Proxiserve, como adelantó elEconomista. Además, Asterion está estudiando también la compra de los centros de datos de Telefónica. Olmos, Wutte y Mitrani explican a esta publicación por qué se decidieron a salir de KKR, cuáles son sus objetivos y cómo funciona esta gestora, en la que actualmente trabajan ya 15 personas.

¿Cómo surge el proyecto de Asterion Industrial Partners?

Jesús Olmos (JO): Comenzamos a trabajar juntos en la creación del negocio de infraestructuras de KKR, para quien lanzamos un primer y segundo fondo, con 1.000 y 3.100 millones de dólares comprometidos. El objetivo del tercer era muy ambicioso (7.000 millones de dólares) y KKR se convirtió en una maquinaria que funcionaba muy bien, pero cuando eres tan grande, acabas siendo más una pieza de la maquinaria que un empresario formando un negocio nuevo. Llegó un momento en el que me pareció más excitante montar algo desde cero que seguir siendo parte de una maquinaria tan exitosa como KKR. Winnie se unió enseguida y, posteriormente, lo hizo Guido.

Winnie Wutte (WW): Llevábamos diez años trabajando juntos, tenemos buena química y era el momento de lanzarlo, también por la situación del mercado. Así, podíamos montar una gestora propia, con nuestros propios valores, nuestra propia cultura y nuestros propios principios de sostenibilidad (ESG, por sus siglas en inglés) y me sentí muy atraída por el proyecto.

Guido Mitrani (GM): Completamos los dos primeros fondos de infraestructuras de KKR. Al principio éramos tres o cuatro, pero al final se diluía mucho el impacto que uno podía tener.

El mercado de infraestructuras está tendiendo mucho a estos megafondos, ¿eso puede repercutir en precios más altos o en una competencia mayor? ¿El siguiente paso sería lanzar uno más grande?

WW: En el mercado hay mucha liquidez, hay muchos gestores captando grandes cantidades de dinero, pero nuestro modelo es ser muy disciplinados con nuestro enfoque: el mid-market.

GM: El tamaño del fondo lo tiene que dictar la estrategia y no al revés. Nos queremos mantener en este segmento porque hemos visto que la gente que antes estaba en él, ha optado por levantar vehículos más grandes. Entonces queda libre ese nicho, porque los tickets de inversión que estamos viendo nosotros, les queda pequeños. Creemos que hay un gap en el mercado bastante atractivo.

JO: Efectivamente, los gestores han evolucionado hacia tamaños enormes y han abandonado el mid-market. Pese a que hay mucho dinero en infraestructuras, se ha quedado muy focalizado en las gestoras grandes. Lo ves en procesos que teóricamente van a ser más competitivos, pero que se quedan muy pequeños para estos gestores.

Aun así, es muy complicado que con este tamaño puedan tener una operación propietaria...

GM: Las operaciones propietarias creemos que son algo muy difícil. En este segmento del mercado, lo que entendemos por propietario es tener un ángulo único: ser el que mejor conoce al vendedor, el que mejor conoce al equipo directivo, el que conoce mejor la industria o el activo...

JO: Hace unos años, los fondos apenas se conocían en el sur de Europa. Si nos fijamos solo en España, no hay tanto dinero dispuesto a invertir en fondos de infraestructuras. Hay fondos de pensiones, compañías de seguros... pero todavía están empezando. El dinero local todavía no está educado para invertir en este tipo de activo y al dinero extranjero todavía le cuesta. Hace unos años, era impensable que las grandes corporaciones españolas vendieran a un fondo. La tensión competitiva está, pero si te fijas en el mercado, no hay tanto dinero buscando oferta de infraestructuras. Sin embargo, las corporaciones españolas ya ven a los fondos como un socio habitual.

¿Ven un aumento del proteccionismo en el sector?  Las compañías de infraestructuras suelen tener un componente estratégico...

WW: Creemos que es una cosa que afecta más a Estados Unidos y a China. En Europa no creemos que vaya a haber tanto problema. Ser local [su oficina principal está en Madrid, pero cuentan con otras dos de representación en Londres y en París] es una ventaja añadida frente a este tipo de proteccionismo. Los vendedores y los equipos directivos valoran esa relación cercana con ellos y que las decisiones no se tomen desde Nueva York, Hong Kong... 

¿Esto puede colocar a España en una posición de ventaja respecto a otros países donde quieren invertir?

WW: No, estamos enfocados en cuatro países del Sur de Europa (España, Italia, Portugal y Francia) y en Reino Unido. Creemos que vamos a encontrar buenas oportunidades en todos los mercados.

JO: Nuestro objetivo es ser el fondo basado en España de infraestructuras de referencia en Europa. Una de las cosas buenas de España es que es un hub de infraestructuras muy importante. 

En Reino Unido, ¿ven oportunidades con el 'Brexit'?

JO: Creemos que va a haber muchas oportunidades en el mundo de las infraestructuras con el Brexit. Independientemente de si están en Europa o no, la gente necesita consumir agua, electricidad, utilizar autopistas...  Y creemos que puede haber precios más atractivos.

¿Qué tipo de activos buscan? 

GM: Tenemos tres verticales: energía e infraestructuras, telecomunicaciones y mobility. En la primera, buscamos desde renovables a utilities clásicas de distribución de agua, electricidad, pero también storage (almacenamiento) o submetering (contadores). En la segunda vertical vemos cosas como fibra, data centers y torres. Y en la tercera vemos cosas como aparcamientos, donde tenemos bastante experiencia, o carreteras. También estamos abiertos a otras opciones por los cambios que va a haber en la movilidad tradicional.

¿Qué cartera de proyectos han tenido desde el lanzamiento del fondo?

GM: Desde que lanzamos el fondo, no sé decir número, pero ahora tenemos un pipeline de 15 operaciones, de las que la mitad estamos mirando de forma muy activa. El tamaño del equipo responde a poder hacer dos operaciones en paralelo.

¿Tienen un objetivo de operaciones al año?

JO: El periodo de inversión son cinco años y del vehículo diez. Lo normal sería hacer dos al año. Nosotros queremos crear una reputación, como hicimos en KKR, de que cuando estamos en un proceso o mirando algo, vamos en serio.  Hay gente que coge todos los cuadernos de venta, pero a nosotros nos gusta mirar las cosas sin hacer perder tiempo al vendedor.

¿Qué diferencias ven entre trabajar con KKR a hacerlo con Asterion?

GM: La toma de decisiones es mucho más rápida y tenemos más tiempo para focalizarnos en las inversiones. Estar dentro de un grupo grande también te obliga a escuchar,  ya sea formal o informalmente, a temas internos.

WW: Estamos muy enfocados realmente en hacer lo que hacemos bien. Ahora podemos elegir a qué dedicar nuestro tiempo libre. 

¿Tienen estrategia de crecimiento inorgánico?

GM: Nos gusta mucho en las tres verticales. Queremos empezar con una serie de activos y crecer, ya sea orgánicamente invirtiendo capex en el negocio, ya sea reinvirtiendo los flujos generados por los nuevos negocios o inyecciones de capital nuestras, o haciendo M&A, ya sea dentro del mismo país o en otros. 

JO: Nos gustaría crear una plataforma de renovables europea desde cero, participar en proyectos greenfield y brownfield (proyectos nuevos o de modernización) donde puedes crear más valor. 

¿Qué niveles de apalancamiento se fijan? 

GM: Somos muy conservadores y siempre intentamos poner niveles de apalancamiento que sean menores a los máximos que pudiéramos obtener en el mercado. No es que cuando vemos una operación nos acercamos a ver cuánta deuda nos dan. Lo que vemos es qué puede pasar malo en el negocio y cómo se comporta la estructura de capital en ese momento, entonces eso es lo que determina cuánta deuda tomamos. El downside protection (protección en caso de pérdidas) del activo es lo que tiene que dictar el apalancamiento y lo que siempre evitamos es que en un caso de downside no perdamos el activo.

JO: Una buena inversión en infraestructuras tiene que estar muy poco relacionada con el mercado. De todas las inversiones alternativas (capital privado, inmobiliario...), lo único que no está correlacionado es infraestructuras. Si se hace bien, una inversión en infraestructura debería estar preparada para superar el impacto de una recesión. 

¿Entrarían en una colaboración público-privada? 

GM: Depende mucho de la estructura. El sistema concesional, en España y en Francia, suele ser un win-win para el inversor, para la municipalidad y para el cliente. Todo depende de cuál es el activo, cuál es la concesión, cuáles son los términos. Si hubiese una mayor apertura de este tipo de activos, creemos que sería bueno y que lo podríamos abordar.

¿Cómo está configurada su base inversora?

WW: Hasta ahora, tenemos 12 inversores y esperamos tener entre 20 y 25. Nuestra base inversora está compuesta, principalmente, por institucionales internacionales, desde fondos de pensiones a fondos soberanos y aseguradoras. Su procedencia es variada: Oriente Medio, Europa, Canadá, Estados Unidos, Asia... También tenemos algunos family offices, pero los institucionales representan entre el 90 y el 95 por ciento. Estamos muy contentos de haber atraído a inversores de tanta calidad.

GM: Es la primera vez para muchos de nuestros inversores que invierten en una estructura de FCR regulada y todos están muy satisfechos con la regulación. 

Pero solo cuentan con un inversor español...

WW: Estamos trabajando para demostrar nuestro track record y experiencia, para que cuando sea el momento, se decidan a invertir en este tipo de activos. En el mercado español de infraestructuras tradicionalmente había menos inversión directa y más fondos de fondos, pero creemos que la inversión directa es la evolución natural del mercado y esperamos poderles atraer a nuestro negocio.

JO: Nos encantaría incorporar inversores españoles y ofrecerles inversiones fuera del país como alternativa a los fondos españoles, que todavía son muy locales. También nos gustaría traer inversores internacionales a España.

¿Se plantean acudir a convocatorias públicas como el Fond-ICO Global o a nivel europeo? 

WW: Vamos a estudiar los procesos y ver si encajamos. Nos encantaría trabajar con instituciones españoles o europeas y creemos que podemos cumplir con los requisitos que piden. 

¿Cómo funciona la coinversión?

WW: Trabajamos de forma muy cercana con nuestros inversores, lo que intentamos es ser muy eficientes en el proceso de coinversiones, proporcionar información y ser muy transparentes. Tenemos mucha experiencia haciendo coinversiones y creemos que podemos seguir haciéndolo. 

Uno de sus principios fundamentales es  la sostenibilidad, ¿por qué?

WW: Nuestros LP están muy interesados en que hagamos buenas inversiones, pero también en que éstas sean sostenibles. Para el sector de las infraestructuras, la ESG es clave y está integrada dentro de nuestro negocio. Desde la composición de nuestro equipo en términos de diversidad  -el 60 por ciento somos mujeres, tenemos diferentes trayectorias profesionales, etc.- a la forma en la que trabajamos, desde el consumo responsable de energía al uso del plástico o las impresiones de papel... Además, cada operación está supervisada por un comité de ESG y a nivel individual colaboramos con distintas organizaciones.

JO: La diversidad no es una moda, nosotros de verdad pensamos que cuando las cosas se discuten entre personas diferentes, las conclusiones son mejores. Gente diferente en sexo, procedencia, formación, edad..., cuanto más diverso es el entorno, más enriquecedor es.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0