Banca y finanzas

La compensación de Santander a los inversores de Banco Popular no tributará

  • Los afectados pueden solicitar desde de hoy y hasta el 7 de diciembre los bonos

Los accionistas y bonistas minoristas del Popular que perdieron toda su inversión tras la resolución de la entidad el pasado 7 de junio podrán solicitar a partir de hoy los bonos de fidelización emitidos por el Banco Santander para compensar sus pérdidas. Los beneficiarios recibirán hasta el cien por cien de la inversión que realizaron en la ampliación de capital del pasado año, una cantidad que será neutra fiscalmente tras la consulta realizada por el banco a Hacienda.

A pesar de que estos bonos tendrán una tributación en el IRPF, con un tipo mínimo del 19%, podrán compensar el pago a la Agencia Tributaria con las minusvalías sufridas tras la intervención de Popular. Esta ventaja sólo tendrá efecto para los accionistas. En el caso de los tenedores de deuda subordinada, la compensación sí tendrá un impacto fiscal del 19%.

Los beneficiarios podrán solicitar estos bonos, con un vencimiento a siete años y un tipo de interés del 1% anual que se pagará trimestralmente, a partir de hoy y hasta el próximo 7 de diciembre, inclusive. Para obtenerlos, tendrán que dirigirse a cualquier oficina de la entidad colocadora en la que tuviesen depositados los valores elegibles e indicar su voluntad de aceptar la oferta.

Los bonos se comercializarán en España a través de Santander, Banco Popular, Banco Pastor, Openbank y Popular Banca Privada; y en Portugal, a través de Banco Popular Portugal. Una vez cerrado el periodo de aceptación de la oferta, la fecha de entrega de la compensación será el día 15 de diciembre, como fecha límite, y el primer pago de la remuneración se realizará tres meses después, el 15 de marzo, según el calendario anunciado por la entidad cántabra en el folleto de emisión inscrito ayer en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Podrán acceder a esta acción comercial los accionistas minoristas (personas físicas, pequeñas empresas y empleados) de la entidad que acudieron a la ampliación de capital del Popular materializada en junio de 2016, además de los inversores minoristas de deuda subordinada, puesto que buena parte de ellos eran particulares.

En total, según los cálculos del grupo cántabro, suman unos 110.000 afectados. Una de las principales condiciones que exige el Santander para acogerse a este plan es que los beneficiarios deben desistir de interponer acciones judiciales contra el banco cántabro, Popular, cualquiera de sus filiales o sus administradores, directivos y empleados, y en el caso de que ya las hayan iniciado, instar a su terminación. Asimismo, los clientes tendrían que conservar sus acciones depositadas en el Santander o el Popular y mantener con la entidad pertinente una relación equivalente a la que tenían el día previo al rescate.

Recuperación de la inversión

Tanto para los accionistas como para los bonistas el importe a compensar por el Santander alcanzará el cien por cien de la inversión en el caso de que fuera menor o igual a 100.000 euros. Los inversores que perdieron entre 100.001 y 500.000 euros, percibirán una compensación del 75%, mientras que los que tenían a través de estos instrumentos entre 500.001 euros y un millón, recuperarán el 50%. Aquellos que superen el millón de euros, no serán compensados.

Los beneficiarios podrán vender sus bonos en cualquier momento a partir del día en el que se les entreguen. Sin embargo, no recuperarán el cien por cien del valor de los mismos si no los mantienen durante siete años. Dos expertos independientes calculan que en el mercado, los bonos cotizarán con un descuento de en torno al 30%, por lo que una venta rápida supondría la no recuperación de todo el dinero perdido.

Los bonos emitidos tendrán un nominal de 980 millones de euros. El coste para la entidad será de 680 millones, aunque no tendrá impacto en el capital del grupo al estar incluido en los ajustes realizados en la adquisición de Popular.

comentariosicon-menu3WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments

Comentarios 3

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Paradógico
A Favor
En Contra

El BCE declaro en quiebra los banca Veneto y el Popolare , los adquirió el Intesa San Paolo por 1 euro , y se termino el problema .

Aqui en España ,por el POPULAR se esta vertiendo mas tinta que cuando el Leman Brothers, cuando este banco nos pese o no , estaba como un enfermo con metastasis total .

Aqui hechas 20 firmas en un contrato , luego vas al Juzgado ,alegando que al firmar no sabias lo que hacias y te dan la razon .

Pero para recoger el dinero solicitado al Banco ,entonces estaba feliz y contento ,y se marchaba a Camcun a celebrarlo .

En España la Justicia es muy especial

Air Berlin se ha declarado en quiebra ,y no ha pasado nada , si aqui lo hace Iberia , los sindicatos montan la mundial.

Puntuación -4
#1
Ruben
A Favor
En Contra

Yo no cogeria nada ....que lo resuelvan los tribunales de justicia....que es lo que el Santander no quiere.....

Puntuación 2
#2
Flaneur
A Favor
En Contra

Bueno, ya es hora de que Hacienda haga un guiño a los españolitos "¦

Puntuación 0
#3