Banca y finanzas

La Audiencia Nacional acusa al Banco de España y la CNMV de avalar la estafa en Bankia

  • La Sala ve "indicios de criminalidad" al ignorar los avisos de los inspectores
  • Fernández Ordóñez, Segura y Restoy declararán como investigados
En la imagen, Fernando Restoy, M.Á. Fernández Ordóñez y Julio Segura, arriba. F. Javier Aríztegui, Mariano Herrera, Pedro Comín y J. Martínez Tello, abajo.

La anterior cúpula del Banco de España y la de la CNMV han sido imputadas por su implicación en el engaño a los inversores durante la salida a bolsa de Bankia. La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional considera que existen "indicios múltiples, bastantes y concurrentes de criminalidad" respecto a los responsables de ambos organismos supervisores y cita a declarar como investigados a Miguel Ángel Fernández Ordóñez, exgobernador del Banco de España; Julio Segura, expresidente de la CNMV y Fernando Restoy, exvicepresidente de la CNMV de 2008 a 2012 y subgobernador del Banco de España desde entonces y hasta el año pasado.

Los tres deberán comparecer ahora ante el juez instructor, Fernando Andreu, después de que el Tribunal Supremo haya sentenciado por la vía civil que hubo un engaño a los inversores en la salida a bolsa y de que la Audiencia considere que deben responder "como coautores de los mismos ilícitos que los gestores de la entidad, y en el peor de los casos, cooperadores necesarios de su actuación, sin la cual jamás se podría haber llevado a cabo", tal y como dice la acusación.

Los inspectores del Banco de España ya alertaron en cuatro mails: "La solución es la venta de Bankia, a no ser que los políticos quieran sus poltronas". Y los jueces consideraron a su vez que el informe de los inspectores era claro y "demoledor" al respecto.

Citaciones de más responsables

En un auto dictado ayer han sido citados también como responsables del Banco de España a Pedro Comín, Mariano Herrera García-Cantauri, Pedro González, Jerónimo Martínez Tello y Javier Aríztegui. Herrera, Comín y González renuncian a sus puestos en la Supervisión, mientras Restoy y Aríztegui siguen en Europa.

La Sala acepta así un recurso presentado por la Confederación Intersindical de Crédito, que encabeza el antiguo líder de UPyD, Andrés Herzog, y que acusaba a los investigados de haber autorizado la operación, "pese a las reiteradas advertencias del equipo de inspección del Banco de España de la inviabilidad del grupo y de que la solución de salida a bolsa no debía ser aprobada, pues suponía un grave perjuicio para accionistas, preferentistas y contribuyentes".

Los magistrados valoran las pruebas testificales practicadas desde 2012, fecha en la que comenzaron las pesquisas, hasta la fecha, así como los correos electrónicos intercambiados con sus superiores por una de las piezas clave del caso, el inspector del Banco de España, José Antonio Casaus. En tales comunicaciones, que en los últimos meses han cobrado un especial protagonismo, Casaus advertía de los "graves y crecientes problemas de rentabilidad, liquidez y solvencia" de la entidad financiera.

La Audiencia asegura ante todo ello que el contenido de los correos "no deja lugar a dudas sobre la expresa, previa y contundente información que la dirección del Banco de España tuvo, tempestivamente, acerca de la inviabilidad del grupo y la falacia de los resultados presentados".

Uno de los envíos clave es de fecha 8 de abril de 2011, justo antes de la salida a bolsa, que se llevó a cabo en julio de ese año. Lo remite la totalidad del equipo de inspección, encabezado por Casaus, y va dirigido al entonces jefe de grupo, Pedro Comín, citado también como investigado.

En él se reitera en varias ocasiones que "el grupo no es viable" a medio plazo y se insiste en que la única solución es la compra de Bankia por parte de un banco ajeno, preferiblemente extranjero, "con capacidad suficiente como para convencer al mercado de que puede afrontar los 120.000 millones de euros de financiación mayorista".

Para los inspectores, "esta sería la solución definitiva y la óptima, pues no perdería nadie: ni el contribuyente ni los acreedores". En este sentido, advirtieron de que la solución ideada por Bankia -una salida a bolsa con la estructura de doble banco sin hacer cambios estructurales- "no funcionará y creará un quebranto en el contribuyente".

Tras reformular sus cuentas en mayo de 2012, Bankia reveló un agujero de casi 3.000 millones de euros en 2011. Y todo ello después de que el banco, antes del inicio del proceso de nacionalización, asegurara que había logrado un beneficio de poco más de 300 millones de euros, lo que le permitió captar 3.100 millones de euros en la OPV (1.850 millones entre particulares y 1.250 millones entre los institucionales).

Reiteradas irregularidades

En los informes de seguimiento emitidos por el equipo de inspección, los responsables del mismo dan cuenta igualmente de "graves y reiteradas irregularidades". Así, señalan por ejemplo en un informe fechado el 21 de diciembre de 2011 que la dirección de BFA-Bankia anteponía sus propios intereses a los de la entidad, denunciando "las excesivamente generosas políticas retributivas y de prejubilaciones" y poniendo en cuestión que pudiesen devolverse los fondos aportados por el Frob.

La Sala recuerda, asimismo, los informes periciales realizados con posterioridad y a petición de la propia Audiencia por Víctor Sánchez Nogueras y Antonio Busquets en los que se afirma que "la salida a bolsa de Bankia fue fraudulenta y que todas las cuentas elaboradas durante el ejercicio 2011 contenían errores contables". Al margen de la actuación del Banco de España, en esas periciales se manifiesta, de hecho, como "sorprendente" la actuación de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Los magistrados se oponen, en cambio, a que el Banco de España aporte todos los correos entre Casaus y Comín, tal y como había solicitado la Confederación Intersindical del Crédito, al tratarse de una prueba "manifiestamente excesiva", así como a que se cite a los inspectores en calidad de testigos, puesto que "para la conclusión de la fase instructora basta con la práctica de las diligencias indispensables", teniendo en cuenta que "hay indicios suficientes" para la causa.

Se espera ahora que el juez Andreu emita sus citaciones, momento en el que se confirmará la incorporación de los ocho cargos de los supervisores a una causa en la que ya figuran el expresidente de Bankia, Rodrigo Rato; su exvicepresidente, José Luis Olivas, y Deloitte, la firma que auditó las cuentas para la salida a bolsa.

comentarios28WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 28

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

podemitas troleando al personal
A Favor
En Contra

Al 23, Randall, trolero profesional, hablan de tres socialistas y amigos de Zapatero. Y de cosas que pasaron en 2011.

Son de la raza izquierdita gestionando las cositas de la gente de derechas.

Como cuando Maduro consigue que los niños pasen hambre o cuando Tsipras consigue que no se paguen las pensiones.

Puntuación 2
#25
El sistema de la cosa nostra
A Favor
En Contra

Una tierra llamada España, se parece a una cloaca hedionda y pestilente, habitada por una inmensa cantidad de borregos y borregas.

Las alfombras están de mierd* hasta los topes.

Mientras todo esto ocurre, los borregos y borregas solo saben balar y balar y no hacen nada contundente para que no los esquilen.

Así que menos balar y más actuar con contundencia. Eso si, con "responsabilidad, mirando al futuro y sentido de estado".

Puntuación 0
#26
Pepe
A Favor
En Contra

¿y MAFO no sabia nada del caso de la CAM?

No me lo creo

Puntuación 2
#27
Speak&Spell
A Favor
En Contra

estafa1 1. f. Acción y efecto de estafar.

2. f. Der. Delito consistente en provocar un perjuicio patrimonial a alguien mediante engaño y con ánimo de lucro. (Acad) Que juzguen al personal, vale, pero que expliquen en qué ha consistido la cosa, hay versiones diversas sobre lo que se han llevado, o han dilapidado, desde 12.000 millones a 200.000 millones, pero Bankia sigue, y gana dineros. Hay cosas irregulares que se siguen tolerando, como que las tarjetas de crédito paguen impuestos en el RU por sus operaciones en la UE, que cobren unos interses de más del 18%, usuarios, que las 'comisiones' por retirar efectivo con cargo a la cuenta de crédito de una tarjeta superen el 30% de TAE si se tomasen como lo que de veradd son, intereses, que en IRPF pague más lo obtenido trabajando que lo obtenido del capital mobiliario, que no haya transparencia en los criterios y los diferentes intereses de préstamos a unos y amigotes, 'algo huele a muy podrido en el BdE'

Puntuación 1
#28