Banca y finanzas

Los jóvenes ya no se hipotecan: solo el 6% del crédito para comprar casa es de menores de 35 años

  • Ha ido cayendo año tras año y se deja 35 puntos desde 2002, cuando era del 40%
Simulación de la firma de una hipoteca.

Los jóvenes ya no se hipotecan. Comprar casa es para muchos menores de 35 años -también mayores- una utopía, sobre todo en las grandes ciudades. Las cifras lo demuestran. Según los datos del Banco de España, solo el 6% del saldo vivo de crédito para comprar su vivienda principal pertenece a este colectivo. Esta cifra, que a muchos puede no sorprender con un simple vistazo a su círculo más cercano, compara con el 40% de la cartera hipotecaria que suponían los más jóvenes hace apenas dos décadas.

Pero tanto las hipotecas como los sueldos y, en consecuencia, el esfuerzo que requiere comprar una vivienda, ha cambiado en este tiempo. La hipoteca media del año 2002 era, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), de 95.800 euros, con un sueldo medio de 19.802 euros brutos. Con estos datos, el esfuerzo financiero que suponía adquirir una vivienda era entonces del 49,4%. Si se trasladan estas cifras a la actualidad, la hipoteca media se ha elevado hasta los 139.328 euros, es decir, un 45,4% más. Al mismo tiempo, el salario medio ha pasado a ser de 26.948 euros brutos, lo que supone un 36% de incremento. Ahora, y de acuerdo con las cifras del BdE, se queda al borde del 40%.

Estas cifras son todavía más llamativas en el caso de los jóvenes, lo que lleva a elevar año tras año la edad de emancipación. Así, los datos de Eurostat señalan que la edad media en la que un joven se emancipa en España es de 30,3 años, casi cuatro por encima de la media de la Unión Europea, y el primer paso tiene más que ver con el alquiler que con la compra.

Así, la teoría dice que un hogar suele contraer deuda durante su juventud, lo que le permite afrontar la compra de la vivienda con cargo a sus rentas futuras. La propensión a endeudarse depende, en cualquier caso, de sus preferencias o posibilidades de optar a una vivienda en propiedad o en alquiler, así como de su acceso al crédito. En cambio, los hogares de mediana edad endeudados tienden a ser generadores de ahorro, con el que gradualmente amortizan la deuda adquirida. Los hogares suelen alcanzar la tercera edad habiendo amortizado el grueso de su deuda, si bien existen instrumentos financieros que les permitirían endeudarse para recibir liquidez monetizando su vivienda.

El Banco de España señala que la evolución descendente de la proporción que representan los hogares jóvenes en España, tiene también que ver con la caída secular de la fecundidad desde mediados de los años setenta y el retraso en la edad de emancipación, junto con el envejecimiento de la generación del llamado baby boom. Estos tendrían, en el año 2022 una edad comprendida entre los 47 y los 62 años. Así, los hogares de edad inferior a 45 años representaban el 25% de la población en 2022, frente a un 37% en 2002.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud