Banca y finanzas

Los seguros de fusiones y adquisiciones repuntan ante la bajada de tipos del BCE

Foto: Dreamstime

La concentración empresarial posiblemente protagonice durante estos años gran parte de titulares de periódicos. Se está viendo con la tendencia en algunos sectores como en la banca, donde con la crisis de 2008 finalizó el periodo de las pequeñas cajas de ahorro para pasar a grupos que, a su vez, se han ido aglutinando para seguir creciendo de manera inorgánica.

Así lo recomienda, incluso, el propio Banco Central Europeo (BCE), que busca que en un futuro cercano haya bancos europeos potentes que puedan hacer frente a los gigantes internacionales. Esta tendencia no es sectorial, sino global, ya que según el ranking que hace Trading View, entre las 20 empresas con mayor capitalización, tan solo hay una europea (Novo Nordisk).

En este punto de competencia internacional intensa, las compañías buscan hacerse fuertes, tanto en el país de origen como expandiéndose fuera de sus fronteras. Pero la subida de tipos de interés por la inflación frenó las operaciones en España. En concreto, el año pasado se registraron un 37% menos de M&A (fusiones y adquisiciones por sus siglas en inglés), pero la rebaja de 0,25 puntos producida el pasado jueves ha vuelto a reactivar el mercado, tal y como pronosticaba en un informe de Bain & Company en sus previsiones para 2024. Otro informe de MBS coincide con esta visión, y la acompaña con un dato: se incrementaron un 21% las consultas sobre este seguro el año pasado.

Aquí entran en juego los seguros M&A, que previenen a la empresa compradora o vendedora ante cualquier imprevisto en la operación una vez realizada. Según fuentes del bróker asegurador Jhasa, esta póliza la contrata el comprador "entre el 95% y el 98% de los casos" y es el vendedor quien inicia los trámites y el proceso del seguro, un hecho que es una tendencia en el mercado en los últimos años. De esta manera se traslada así la responsabilidad hacia la parte compradora.

Porque sí, adquirir una empresa o realizar una fusión entre varias conlleva ciertos riesgos: "Desde temas laborales, medioambientales o fiscales... en una fusión o adquisición, todo riesgo es susceptible de protección", explican estas fuentes.

La compra conlleva el traspaso de responsabilidades de la empresa adquirida, por lo que el propio comprador realiza una tarea preventiva llamada due diligence para detectar posibles contingencias en la operación Este seguro, no obstante, interviene en aquellos rincones donde la due diligence no llega, y el vendedor utiliza la póliza para "dar garantías y proponer una solución a través de este producto", argumentan desde Jhasa.

Un producto más común

Este seguro, comentan desde el bróker, es cada vez más frecuente porque dice que se ha vuelto "una commodity". Afirman que la prima mínima estaba hace una década entre 70.000 y 100.000 euros, pero ahora se contemplan proyectos en los que se sitúa en unos 30.000 euros. Esto se debe a una flexibilización del producto para "dar espacio en el mercado a operaciones más pequeñas".

Esta adaptación viene como anillo al dedo para el mercado español, el cual es más descentralizado que otros países europeos en cuanto a grandes grupos, y las pymes y medianas empresas tienen un papel fundamental en la economía nacional. De hecho, operaciones de estos grupos "son el presente y futuro del país", apuntalan desde Jhasa. Estas M&A, por tanto, no serán principalmente de un gran tamaño, sino que las fuentes de Jhasa apuestan por una mayor cantidad de operaciones, pero de un volumen menor.

"España tiene mucho margen para M&A de tamaño mediano en muchos sectores", agregan en Jhasa, y exponen que el sector de la construcción, las renovables, agro y alimentación son tres con potencial para operaciones.

Otros, en cambio, el tiempo y las crisis les hizo ganar en prudencia, como el sector asegurador. Aquí, la concentración en grandes grupos se está dando principalmente en agentes y corredores, y no tanto en las propias aseguradoras, que son desde 2008 mucho más solventes y resistentes. En Jhasa valoran que hay margen para alguna operación, pero afirma que "el movimiento, principalmente, va a estar en los brókeres".

La situación en opas hostiles

Las pólizas de este seguro suelen cubrir entre un 15% y un 30% del valor de la compañía y lo normal es que incluyan una franquicia de un 0,5% o un 1% de la transacción final. Además, en Jhasa creen que los siniestros que cubren este seguro están en auge: "Hasta en una de cada cuatro ocasiones, al menos, la franquicia tiene que intervenir antes de llegar al siniestro", declaran. Esta mayor siniestralidad también ha provocado un aumento de la acepcación y colocación de este producto en los últimos años. Sin embargo, como contratar un seguro de M&A supone un acuerdo entre las partes, hay en casos en las que esto no se da. El suceso entre BBVA y Sabadell es uno más en los que hay tiranteces entre comprador y vendedor. Es ahí donde este producto más sufriría, pero también es cierto que no es una situación habitual, por lo que en Jhasa no creen que esta situación "sea crítica para el seguro".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud