Banca y finanzas

El Gobierno rechaza la OPA hostil de BBVA sobre Sabadell por posibles "efectos lesivos" en el sector

  • El Ministerio de Economía rechaza la oferta "tanto en la forma como en el fondo"
  • El Gobierno cree que la operación afectaría también a la cohesión territorial
  • Economía tendrá la última palabra sobre la fusión, en caso de que prospere

El Gobierno ha manifestado su rechazo a la oferta pública de adquisición (OPA) hostil lanzada por BBVA sobre el 100% del Banco Sabadell "tanto en la forma como en el fondo". Así lo han trasladado este jueves desde el Ministerio de Economía, Comercio y Empresa al considerar que la fusión podría tener "efectos lesivos potenciales" en el sistema financiero español.

En concreto, advierten de que la unión de ambas entidades supondría un incremento en el nivel de concentración "que podría tener impacto negativo en el empleo y en la prestación de servicios financieros", y remiten a las apreciaciones que ayer mismo realizó el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, en las que expuso su recelo a una "excesiva" concentración bancaria. En esta misma línea, desde Economía señalan que "un excesivo nivel de concentración introduciría un riesgo potencial adicional a la estabilidad financiera, como indicó ayer el gobernador del Banco de España".

Además, el Gobierno entiende que la operación afectaría también a la cohesión territorial por la presencia de estas entidades financieras en el territorio. Con esta premisa, desde Economía han indicado que harán una recopilación más amplia y un enfoque completo donde además "se le añaden valoraciones adicionales de política económica y política financiera".

Para la cartera que dirige el ministro Carlos Cuerpo, "España tiene actualmente un sistema financiero fuerte y solvente" que hay que mantener "sólido" para que "siga contribuyendo al crecimiento de nuestra economía y a la agenda de inclusión financiera y protección de los clientes". En este sentido, el responsable económico del Gobierno ha alertado de que, si esta operación se llevara a cabo, España se situaría en el segundo puesto a nivel europeo en términos de concentración del sistema financiero.

Más allá de que el 70% estaría en manos de tres entidades financieras, el ministro ha recordado que la fusión tendría impacto en la ausencia de remuneración de los depósitos bancarios.

El Gobierno tiene la última palabra

La opinión de Economía es fundamental ya que el Gobierno tendrá la última palabra en caso de que la fusión prosperara, según ha recordado Cuerpo en declaraciones a RTVE tras conocerse las intenciones del banco vasco.

BBVA tiene previsto presentar la solicitud de autorización de la OPA a la CNMV (que necesita del visto bueno del Banco Central Europeo), junto con un proyecto explicativo y el resto de documentos complementarios, en los primeros 15 días del plazo de un mes que marca la ley desde la fecha en que se haya hecho pública la decisión de formular la oferta. La nueva propuesta deberá pasar también por la junta de accionistas de BBVA, así como recibir el visto bueno de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) -que ayer ya lo vio complicado- y la Prudential Regulation Authority de Reino Unido.

La entidad que dirige Carlos Torres estima que recabar las autorizaciones necesarias y realizar la junta de accionistas llevaría entre seis y ocho meses y, a partir de ahí, el banco lanzaría propiamente la OPA sobre Sabadell, que se extendería un máximo de 70 días. Si la oferta prosperara, una vez que BBVA asumiera el control del consejo de Sabadell, se presentaría una oferta de fusión para aprobarla que requeriría de la autorización del Ministerio de Economía, lo que sumaría otros seis meses. Es decir, de sortear todos los pasos, la fusión se completaría a mediados de 2025.

Segundo asalto del BBVA por Sabadell

El consejo de administración de BBVA ha lanzado a primera hora de este jueves el segundo intento para hacerse con Banco Sabadell al presentar una opa hostil sobre el 100% de las acciones de la entidad catalana tras rechazar la primera propuesta amistosa planteada el 30 de abril al considerar que "infravalora significativamente" el proyecto de Sabadell.

En este segundo asalto, BBVA ofrece a los accionistas de Sabadell la misma oferta que había propuesto la semana pasada al consejo de administración: una acción nueva por cada 4,83 de la catalana que mantiene una prima del 30% sobre el precio de cierre de ambas entidades del 29 de abril, un día antes de presentar la opa amistosa.

Sabadell ha vuelto a rechazar esta segunda intentona y se ha remitido al comunicado publicado por el consejo el pasado lunes en el que expusieron que la oferta no satisface el interés de Banco Sabadell y sus accionistas.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud