Banca y finanzas

Los bancos encaran la primera huelga en 40 años por el desacuerdo salarial

  • CCOO, UGT y Fine piden subidas del 13% frente al 10% ofertado por la AEB
  • Convocan a las protestas a los 80.000 empleados de Santander, BBVA, Sabadell, Bankinter, Deustche Bank y el resto de bancos

Los bancos enfrentan este viernes la primera huelga del sector en 40 años por la falta de acuerdo en el convenio sectorial. A pesar delpreacuerdo alcanzado por los sindicatos con CECA en el sector de ahorros y con Unacc en las cajas rurales, sus demandas frente a la oferta de la Asociación Española de Banca (AEB) se encuentran tan alejadas que han ratificado los paros anunciados en febrero y alentaron "una participación masiva" de los 80.000 trabajadores de Santander, BBVA, Sabadell, Bankinter, Deutsche Bank y resto de bancos aglutinados en la patronal.

La AEB elevó este jueves su oferta desde un 9 al 10% durante un convenio a cuatro años y los sindicatos exigen alzas mínimas consolidadas en tablas del 13% a tres años (2024-2026) o como alternativa, aumentos consolidados en tablas del 12% más un pago único del 3% durante el actual ejercicio no compensable ni absorbible. Además reclaman incorporar una cláusula de garantía del 80% de dicha subida en tablas, un día adicional de vacaciones y un incremento extra, en función del IPC, de hasta un 3% consolidado en tablas.

El gran punto de desencuentro es la negativa de la banca a garantizar que los aumentos no sean compensables y absorbibles. En la práctica esta negativa implica que un trabajador que cobre 35.000 euros en salario de convenio y 5.000 euros adicionales por diferentes complementos asociados a su responsabilidad podría ver los complementos reducidos en la misma cuantía que suba la nómina de convenio y "cobrar, al final, lo mismo", explica Victoriano Miravete, responsable del sector Financiero de UGT.

"Son condiciones fuera de mercado", lamenta Miravete, que compara la timorata oferta de los bancos con los convenios pactados para el sector de ahorro y de las cooperativas de crédito. Las entidades de CECA garantizan a sus cerca de 55.000 empleados una subida del 11,4% en tres años (del 4% en 2024 y del 3% tanto en 2025 como en 2026) más una paga lineal de 1.000 euros durante este año a cada empleado. Se comprometen a reconocer un día extra de vacaciones al año e incorpora una cláusula de revisión salarial para asegurar una mejora adicional si el IPC superase la revalorización pactada, con un tope del 3%.

De aplicarse esta revalorización se elevaría la revalorización total desde el 11,4% al 14%. El sector de ahorros lo integran CaixaBank, Unicaja, Abanca e Ibercaja Banco, junto a las pequeñas cajas Caixa Ontinyent y Caixa Pollença y Cecabank.

El compromiso de Unacc y Asemecc, que aglutinan a entidades como Caja Rural, Caja de Ingenieros, Laboral Kutxa o Fiare Banca Ética, se traducirá en una subida salarial del 12 en tres años, revisable con el IPC y que podría llegar al 14% en caso de desviarse, más un pago único del 1% con un mínimo de 300 euros. Ni el convenio con CECA ni el de Unacc plantean el riesgo de que la subida sea ficticia, al estar garantizado que no se compensará ni absorberá, agrega Miravete.

"La AEB se queda sola", lamentó a su vez Elena Díaz, presidenta de Fine. En su opinión, la patronal demuestra "una total falta de responsabilidad y apoyo a sus plantillas, llevándonos a un escenario no vivido desde hace más de 30 años".

Huelgas en los años 90

Hay que remontarse a los años noventa para encontrar huelgas similares en el sector bancario. Precisamente fue en 1990 cuando los sindicatos se levantaron de la mesa de negociación de otro convenio colectivo con una AEB presidida por entonces por Rafael Termes y las plantillas pararon. En el convenio actual las protestas se han ido escalando desde manifestaciones y paros parciales a la huelga.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud