Banca y finanzas

Los sindicatos de banca convocan paros y un día de huelga si no hay avances en los convenios

  • La escalada de protestas fija un paro parcial el día 26 de febrero y huelga el 22 de marzo si continúa la parálisis en las negociaciones

Los sindicatos de la banca elevan el tono de sus protestas y escalan las movilizaciones a paros e, incluso, a una huelga ante la parálisis en la negociación de los convenios sectoriales de que berán regir las relaciones salariales y laborales de los más de 158.000 empleados del sector. SECB-Fine, CCOO Y UGT anunciaron este jueves un paro parcial de dos horas el lunes 26 de febrero y, "en caso de que no se produzcan avances, huelga de 24 horas el 22 de marzo".

Estas actuaciones se sumarán a la manifestación anunciada en Madrid para el jueves 8 de febrero de la próxima semana. Las centrales sindicales critican en un comunicado conjunto que las patronales y entidades "han apostado por propuestas a años luz" de los beneficios récord que el sector está reportando estos días, y "del incremento de retribuciones de la alta dirección, de los dividendos de los accionistas y, sobre todo, de lo que reivindican y merecen sus trabajadoras y trabajadores".

Su intención declarada es "invitar" a otros sindicatos presentes en la mesa de negociación y formalmente han realizado un llamamiento a la implicación de las plantillas del Santander, CaixaBank, BBVA, Sabadell, Unicaja, Bankinter, Abanca, Cajamar, Deutsche Bank, Ibercaja, Cecabank y resto de empresas del sector, "para reivindicar a las patronales propuestas que reconozcan su esfuerzo y contribución a los beneficios que se están proyectando".

La pretensión de los sindicatos era cerrar de manera rápida la negociación de los convenios con "soluciones inmediatas a la pérdida de poder adquisitivo de las plantillas" y la realidad es que sus expectativas continúan lejos de los planteamientos presentados en las respectivas mesas de negociación por las patronales AEB, CECA y Unacc-Asemecc.

En una plataforma conjunta, CCOO, UGT y Fine solicitaron a las patronales incrementos salariales de entre el 17 y 23%. Su demanda incluía compensar en 2023 el poder adquisitivo perdido por la inflación, con un aumento del 4% en las tablas salariales aplicable con efectos retroactivos. Para 2024-2026 reclaman subidas adicionales en tablas de entre el 4% y 5% cada año, incrementables en un 1% en función del IPC y en otro 1% según los beneficios del sector.

La propuesta de la AEB alcanza a su vez el 7%, misma oferta formulada por la CECA tras mejorar su planteamiento inicial del 5%, y la Unacc lo eleva al 8%.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud