Banca y finanzas

Santander se defiende por la vinculación de una cuenta con Irán: "No hemos incumplido la normativa sobre sanciones"

  • "Continuaremos colaborando proactivamente con las autoridades británicas y estadounidenses pertinentes"

Banco Santander se defiende por la supuesta vinculación de una cuenta de su filial británica con el régimen iraní y señala que la entidad ha realizado una investigación interna que concluye que "no ha incumplido la normativa estadounidense sobre sanciones impuestas a terceros". "El banco cuenta con políticas y procedimientos para asegurar que se cumplen los requisitos relativos a las sanciones", admiten a elEconomista.es fuentes oficiales de la entidad, que señalan que "continuarán colaborando proactivamente con las autoridades británicas y estadounidenses pertinentes".

De acuerdo con el FT, Irán habría utilizado a dos de los mayores bancos en Reino Unido para mover dinero de forma encubierta por todo el mundo como parte de un vasto plan de evasión de sanciones respaldado por los servicios de inteligencia de Teherán. Así, los dos bancos supuestamente utilizados habrían sido Lloyd's y Santander en Reino Unido, que de acuerdo con este diario habrían proporcionado cuentas a empresas ficticias británicas propiedad en secreto de una empresa petroquímica iraní sancionada con sede cerca del Palacio de Buckingham, según documentos vistos por el FT.

Así, y siempre según la misma fuente, Petrochemical Commercial Company (PCC), controlada por el Estado, formaba parte de una red a la que EEUU acusa de recaudar cientos de millones de dólares para la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria iraní y de trabajar con agencias de inteligencia rusas para recaudar dinero para las milicias cercanas a Teheéran. Tanto PCC como su filial británica PCC UK están bajo sanciones estadounidenses desde noviembre de 2018.

Fuentes financieras señalan a elEconomista.es que si las sociedades utilizadas y sus titulares no figuran en ninguna lista de sanciones, como parece que habría sido este caso, las entidades no tienen medios suficientes para identificarlas, por lo que su detección es "prácticamente imposible". Además, recuerdan que organizaciones y países sancionados suelen tejer redes de sociedades pantalla con el fin, precisamente, de evitar este tipo de medidas.

Las acciones de Santander perdieron ayer un 5% de su valor en el mercado hasta colocarse en los 3,68 euros por título. La acción comenzó la jornada con caídas que llegaron casi a rozar el 6% y se moderaron durante la tarde. En el caso de Lloyds, el otro banco utilizado, los títulos llegaron a perder casi una libra durante la mañana pero al filo del mediodía se recuperaron para cerrar con una caída del 0,9%.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud